Expertos examinan las reformas educativas

Representantes políticos debatieron sobre resultados escolares

Los resultados educativos y las reformas escolares fueron el tema central del IX Seminario de Primavera de la Fundación Santillana. Mientras Andreas
Schleicher examinaba las reformas internacionales, Manuel de Puelles analizó las tres grandes leyes españolas.
Andreas Schleicher se dirige a los participantes, en presencia de Manuel de Puelles y Emiliano Martínez, presidente del Grupo Santillana.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
En su intervención, Andreas Schleicher, director del Programa PISA de la OCDE, hizo un repaso al panorama internacional de las reformas que han cosechado éxito en la mejora de los resultados educativos, como es el caso de Polonia que ha avanzado 28 puntos en la escala PISA en el transcurso de los últimos seis años. Este experto alemán valora especialmente el papel del profesorado en la reforma educativa y afirma que la calidad del sistema pasa por crear sistema del apoyo a los docentes. Anteriormente, en Polonia se segregaba a los niños más deficientes a otros centros y con la reforma se eliminaron estos centros, por lo que se empezó a percibir  una menor variación en el rendimiento escolar. “Este éxito se manifiesta al reducir la proporción de alumnos con un rendimiento bajo”, puntualiza. Además señaló que “si se estima que una reforma educativa tiene un recorrido de más de 15 años, en Polonia a pesar de sus escasos recursos económicos, la evolución ha sido mucho más rápida”.

Autonomía

En su intervención, aludió a Finlandia, que presenta los mejores resultados escolares y donde el Ministerio diseña las líneas de actuación, pero cada centro asume su responsabilidad en el desarrollo del programa. Andreas Schleicher revela que en este país se contrata a los recién titulados con mejor expediente académico y todos poseen la titulación de máster. Sólo 9 de cada 10 aspirantes consiguen una plaza docente y aunque el salario que perciben no es demasiado elevado, la oferta laboral resulta muy atractiva. “Estos profesores tienen la oportunidad de llevar a cabo el proceso de desarrollo curricular con autonomía”, especifica.
Por su parte, el sistema de educación federal de Alemania ha experimentado una gran presión pública para crear un conjunto único de normas generales en educación, a través de un consenso nacional. También se ha reforzado la educación infantil, con la incorporación de los niños en el sistema educativo de forma temprana, con la detección de los puntos débiles y fuertes en las primeras etapas de la enseñanza y con la permanencia de los niños en el centro a jornada completa, para dispones del tiempo suficiente para desarrollar el currículo.

Evaluación

Mientras que en el Reino Unido, sólo el 80% de niños están escolarizados en Educación Infantil, pero el sistema apoya a los centros más débiles, para que alcancen buenos resultados y desarrolla una evaluación exhaustiva.
El director del programa PISA examinó el ejemplo holandés, donde la mayoría de los centros son privados, porque un grupo de padres tiene la posibilidad de crear un colegio, ateniéndose a las normas establecidas por el Estado y con una inspección rigurosa y constructiva. Así como, los centros que escolarizan población inmigrante reciben un plus de financiación.
Con la reforma, en Suecia se aumentó la libertad de los centros y la autonomía del profesorado para interpretar el plan de estudios nacional. Además, el Gobierno y los sindicatos colaboran para mejorar la situación del profesorado.
Tras un constructivo debate nacional, el desarrollo a largo plazo y coherencia de políticas constituyen las claves de la reforma de Japón, pero también han contado con la confianza del profesorado en la reforma y su plena disposición a aplicarla. “Una de las claves del alto rendimiento reside en la participación del profesorado en el diseño de los programas, el conocimiento de los alumnos e impedir que se pierdan en el sistema”, asegura este experto.
En su opinión, hay que lograr buenos resultados no sólo en promedio, sino también a nivel individual. También constató los muchos esfuerzos que han realizado todos los países en materia educativa, aunque “todavía es pronto para evaluar los resultados”, advirtió. Para Schleicher, las pruebas son fundamentales en el sistema, pero constituyen sólo un elemento de la evaluación en los países con buenos resultados.

Tres leyes

Por su parte Manuel de Puelles, catedrático de Política de la Educación de la Universidad nacional de Educación a Distancia, analizó las tres grandes reformas escolares que se han llevado a cabo en España, desde la conocida como Ley Moyano de 1857, hasta la LOGSE de 1990, pasando por la Ley General de Educación de 1970. La primera de estas normas introduce la modernidad en el sistema educativo, siguiendo el modelo que implanta la Revolución Francesa en Europa y que conlleva la transformación del aparato escolar del antiguo régimen. Esta Ley, que instaura un modelo de sistema público de educación, abierto a toda la población y atento a las necesidades de la sociedad, se articula en los niveles de Primaria, Secundaria y Universidad y contempla una enseñanza elemental con un contenido mínimo, dirigido a las clases populares, y una enseñanza secundaria y superior con un contenido máximo, al que tenían acceso las clases medias y altas. Uno de sus preceptos era la creación de un colegio en cada pueblo de más de 500 habitantes, que no llegó a materializarse.

Ley 70

Por lo que se refiere a la Ley General de Educación, este catedrático considera que Villar Palasí, responsable de esta norma, asumió que la antigua sociedad rural había evolucionado en una sociedad urbana en vías de industrialización, que demandaba educación y sentó la bases para la escolarización plena, la gratuidad y la renovación de los métodos de enseñanza. Además, Puelles revela que por primera vez se planteó la autonomía de los centros. Con la puesta en marcha de esta reforma, “se rompe la bipolaridad y que la población se escolariza en los mismos centros, que imparten un mismo currículo”.
Para este catedrático, uno de los logros de la LOGSE (1990), fue la extensión de la formación general de los alumnos hasta los 16 años. Pero entre sus déficits, señala la atención educativa de los estudiantes en la última etapa antes del paso a Secundaria que, a su juicio, aún sigue pendiente. También subraya que esta norma no desarrolla la formación inicial y permanente del profesorado. “La LOGSE establece una carrera de Magisterio de 3 años, con 7 especialidades, pero no modifica los currículos”, reconoce, además de “una proliferación de cursos, pero carentes de un diseño riguroso”.
Entre los retos educativos, Puelles apuesta por una educación de calidad, equiparable a la de otros países europeos, la atención a la diversidad del alumnado y a las necesidades de los alumnos inmigrantes. En su opinión, la proliferación de leyes orgánicas provoca el desconcierto entre los padres, que demandan un acuerdo y consenso en educación.
Por último, valora especialmente la LOE, porque deroga aspectos de las anteriores, pero conserva sus logros y valores. Para concluir, Puelles hace hincapié en un pacto de Estado en materia de enseñanza y advierte que “si no se consigue, no avanzaremos en educación”.

Mesa redonda

El programa de este encuentro incluía una mesa redonda en la que participaron Miguel Soler, director general de Formación Profesional del Ministerio de Educación, Política Social y Deporte, Ana Pastor, secretaria ejecutiva de Política Social del Partido Popular, Francesc Colomé, secretario de Políticas Educativas del Departamento de Educación de la Generalitat de Catalunya, y Concepción Gómez Ocaña, secretaria autonómica de Educación de la Generalitat Valenciana.
Mientras Ana Pastor reclamó una estrategia nacional para la mejora del sistema educativo, Miguel Soler afirmó que, tras examinar los programas del PP y del PSOE, hay muchas posibilidades de llegar a un acuerdo. Pero ambos coincidieron en la necesidad de realizar evaluaciones externas, de incentivar al profesorado ofreciéndoles una carrera profesional y de la atención a la diversidad del alumnado, además de programas de apoyo temprano para los alumnos con peores resultados y del reconocimiento a los estudiantes con resultados excelentes. Si bien para la representante del PP se deben endurecer los criterios para pasar de curso, el director general de FP no se muestra partidario de las repeticiones por sistema.  

 

arriba