El Gobierno destina 46 millones
de euros al Plan PROA

Los programas de apoyo y refuerzo extenderán sus acciones a más de 2.500 centros en 2008

El Consejo de Ministros acuerda asignar nueve millones de euros para la mejora de las bibliotecas escolares

El Consejo de Ministros ha cordado destinar más de 46 millones de euros para financiar, durante el año 2008, el Plan PROA (Programas de Refuerzo, Orientación y Apoyo) en la aplicación de sus programas de Acompañamiento Escolar y de Orientación y Apoyo, así como asignar nueve millones de euros para la mejora de las bibliotecas escolares.
El Plan PROA aborda las necesidades educativas de los centros y de los alumnos de una manera individualizada con el objetivo de mejorar la calidad educativa. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
El Consejo de Ministros ha aprobado la distribución de 46,7 millones de euros entre las Comunidades Autónomas con el objetivo de mejorar la calidad educativa de los centros escolares y profundizar en la equidad del sistema educativo para lograr el éxito educativo de todos los alumnos en condiciones de igualdad, planteamientos que inspiran la Ley Orgánica de Educación y que se ponen en práctica a través del Plan PROA, creado en el año 2005.

La financiación de la aplicación del Plan PROA
 
Distribución económica del programa de Bibliotecas Escolares

Con la aprobación de esta medida, el Plan PROA aumenta su dotación presupuestaria en un 57% respecto a 2007, ya que contará con un presupuesto total de 93,4 millones de euros. Los programas en que se articula el Plan PROA se fundamentan en la necesaria cooperación con las Comunidades Autónomas, que aportan el 50% del coste total de las acciones. Además, el acuerdo adoptado por el Consejo de Ministros permite consolidar el Plan en los 2.513 colegios e institutos participantes e incorporar aproximadamente a cien centros más para el próximo curso 2008-09.
La evaluación del Plan de Acompañamiento y Refuerzo durante el curso 2006-07, llevada a cabo en un total de 901 centros de Primaria y Secundaria, pone de manifiesto que el 91,8% de los profesionales de la educación implicados en el PROA está “muy satisfecho con el funcionamiento y el resultado del programa”, once puntos más que el curso pasado.
Además, de entre las conclusiones que se extraen de la evaluación destaca que más de 65% del profesorado señala que el Programa ayuda a mejorar los hábitos de lectura, uno de los objetivos marcados en la Ley Orgánica de Educación. Asimismo, el 75% de los tutores consultados señalan que el Programa reduce en alto grado el absentismo de los alumnos.

Éxito escolar

El Plan PROA, destinado a centros escolares de Primaria y Secundaria de todas las Comunidades Autónomas, nació en el año 2005 con el objetivo de abordar las necesidades educativas derivadas del entorno sociocultural del alumnado de los centros y avanzar en la consecución del éxito escolar de todos los alumnos, sin excepciones. De este modo, se persigue ofrecer una educación de calidad para todos a través del enriquecimiento del entorno educativo, implicando para ello a toda la comunidad educativa.
El Plan PROA contempla un Programa de Acompañamiento Escolar, cuyas medidas de apoyo se dirigen de manera directa e individualizada al alumnado, y un Programa de Apoyo y Refuerzo, orientado a la mejora del funcionamiento global del centro mediante la dotación de los recursos necesarios según el proyecto que ellos mismos presentan.
A través de los programas de Acompañamiento Escolar, los alumnos de los dos últimos cursos de Primaria y de los dos primeros de Secundaria reciben en horario extraescolar el apoyo necesario en aquellas materias que les supongan una mayor dificultad. Así, durante una media de dos horas semanales los alumnos se organizan en pequeños grupos dirigidos por monitores acompañantes o profesores del propio centro para trabajar determinadas áreas.
Por su parte, el Programa de Apoyo y Refuerzo para la mejora global del centro educativo está destinado a los Institutos de Secundaria. En este caso, es la comunidad educativa del centro la que elabora su propio programa de necesidades y actividades de acuerdo con un proyecto de mejora en aspectos concretos de su funcionamiento ordinario.

Implantación y desarrollo

La implantación del Programa de Acompañamiento en Educación Primaria se inició de forma experimental en el último trimestre del curso 2004-2005 en aquellas Comunidades Autónomas que así lo decidieron, 7 en total, y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, y participaron 143 centros escolares, con un gasto de 356.500 € para dicho periodo, de abril a julio.
Durante el curso 2005-2006 el programa se extendió a prácticamente todas las Comunidades Autónomas y se implantó también en Educación Secundaria. Igualmente se inició el Programa de Apoyo y Refuerzo en Educación Secundaria. Así, a partir de septiembre de 2005 el Programa de Acompañamiento en Educación Primaria se desarrolló en 309 centros, el de Acompañamiento en Secundaria se aplicó en 149, y en otros 151 centros se implantó el Programa de Apoyo y Refuerzo, siendo el total de centros beneficiados 609. El presupuesto destinado al conjunto de estos programas durante el curso 2005-2006 ascendió a 24.450.000 euros, cofinanciado por el Ministerio de Educación y Ciencia y las Comunidades Autónomas participantes al 50%.
Durante el curso 2006-2007, el Plan PROA se extendió a todas las Comunidades Autónomas, desarrollándose, a partir de septiembre de 2006, en 595 centros el Programa de Acompañamiento Escolar en Educación Primaria, en 289 centros el Programa de Acompañamiento Escolar en Educación Secundaria y en otros 281 centros el Programa de Apoyo y Refuerzo, con un total de 1.165 centros participantes. El presupuesto destinado al Plan durante ese curso fue de 44.206.000 euros, de los cuales el Ministerio de Educación y Ciencia financió el 50%.
En el curso 2007-2008 se extenderán los programas del Plan PROA a 2.513 centros. Según las previsiones, el Programa de Acompañamiento Escolar se realizará en 1.269 centros de Educación Primaria y en 625 centros de Educación Secundaria, y el Programa de Apoyo y Refuerzo se desarrollará en 619 centros de Educación Secundaria. El presupuesto destinado a financiar el Plan en el curso 2007-2008, tras el reciente acuerdo del Consejo de Ministros al respecto, ascenderá a 97.154.712 euros, de los cuales el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte aporta el 50%.
La distribución del crédito se realiza teniendo en cuenta el número de alumnos de Educación Primaria y de Educación Secundaria Obligatoria escolarizados en centros públicos (30%), el número de alumnos que no obtienen la titulación en Educación Secundaria Obligatoria (ponderación 50%) y el número de centros públicos de Educación primaria y de Educación secundaria (20%).
La financiación de la aplicación del Plan PROA en las Comunidades Autónomas de Navarra y País Vasco, se realizará de conformidad con sus regímenes de financiación específicos.

Mejora de las bibliotecas escolares

Por otra parte, el Consejo de Ministros ha aprobado destinar nueve millones de euros para la mejora de las bibliotecas escolares como uno de los principales recursos para impulsar la lectura tanto entre los alumnos como en el resto de la comunidad educativa.
Esta actuación forma parte de un conjunto de acciones para la mejora de las bibliotecas escolares de los centros de toda España, que incluyen convocatorias de premios y ayudas, la integración de las bibliotecas escolares en el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, el fomento de la cooperación entre las Administraciones educativas y la difusión de buenas prácticas sobre bibliotecas escolares.
Esta aportación presupuestaria se enmarca en el Plan de mejora de bibliotecas escolares que comenzó en 2005 con el objetivo de mejorar las dotaciones de libros de lectura y materiales educativos, así como los equipos necesarios para su gestión. La inversión realizada por parte del Ministerio de Educación suma un total de 52 millones de euros.
Además, el plan de mejora de las bibliotecas escolares se concibe como un programa de cooperación con las Comunidades Autónomas, ya que éstas se comprometen a aportar una cantidad igual a la que reciben por parte del Ministerio de Educación, Política Social y Deporte.
Estos fondos que se distribuyen entre las diferentes Comunidades Autónomas van destinados al incremento de las dotaciones bibliográficas, audiovisuales e informáticas, así como a otros gastos necesarios para la mejora de la calidad de las bibliotecas escolares.
Igualmente, entre los objetivos principales de este programa destaca la mejora de la accesibilidad de las bibliotecas escolares fuera del horario lectivo, al igual que la formación del profesorado en la integración de la biblioteca escolar en su actividad docente.
Durante este año 2008 el programa incide de manera especial en la mejora de las bibliotecas de los centros de enseñanzas artísticas y las escuelas oficiales de idiomas, así como en los centros de educación especial, además de continuar con la mejora llevada a cabo en años anteriores en centros de secundaria y primaria.
La distribución de los fondos se lleva a cabo teniendo en cuenta el número de centros públicos (60%) y el número de alumnos (40%). De la aplicación de estos criterios resulta la siguiente distribución por Comunidades Autónomas:

Compromiso de la LOE con la lectura

La Ley Orgánica de Educación (LOE) incorpora un conjunto de acciones en relación con la lectura y las bibliotecas escolares que suponen un apuesta clara por la mejora de la competencia lectora de los niños y jóvenes y que permitirá un aumento en su capacidad de comprender textos escritos y en general, en los hábitos de lectura.
Por otra parte, además de recoger esta orientación entre los principios generales del sistema educativo, la Ley Orgánica de Educación incorpora en cada una de las etapas educativas una atención específica a la lectura.
Esta atención especifica se concreta en los siguientes puntos: 
* En el nivel de Educación Infantil se incorpora el inicio de la lectoescritura.
* En la Educación Primaria se establece la obligatoriedad de dedicar un tiempo mínimo diario a la lectura y la necesidad de trabajar la lectura en todas las áreas.
* En todos los cursos de la Educación Secundaria Obligatoria se reitera la obligación de incorporar la lectura a las actividades de todas las materias.
* En el Bachillerato se busca afianzar los hábitos de lectura promoviendo medidas para que en las distintas materias se desarrollen actividades que estimulen el interés y el hábito de la lectura y la capacidad de expresarse correctamente en público.

 

arriba