El Gobierno incrementa las cuantías de las ayudas y los límites de renta para obtener beca

El objetivo para esta legislatura es conseguir que al menos la mitad de los alumnos de Bachillerato y FP de grado medio tengan una beca de estudios

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se establecen los umbrales de renta y patrimonio familiar y las cuantías
de las becas y ayudas al estudio del Ministerio de Educación, Política Social y Deporte para
el curso 2008-09. Los límites máximos de renta que dan derecho a beca se elevan, como mínimo, un 13,5% respecto al curso pasado, un 27%, en la llamada beca general y hasta un 62% en la beca más básica para enseñanza secundaria postobligatoria. Las cuantías crecen de media un 6%, llegando hasta
un incremento del 48,48% en la denominada “beca compensatoria”, destinada a las personas con renta familiar más baja.
El objetivo es lograr que al menos el 50% de los alumnos de Bachillerato y FP de grado medio y el 30% de los estudiantes de FP de grado superior y universitarios disfruten de becas al estudio. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
Las becas están dirigidas a las enseñanzas no obligatorias: Universitarias, Bachillerato, Formación Profesional de grado medio y de grado superior, Enseñanzas artísticas, deportivas y de idiomas, así como Enseñanzas no universitarias adaptadas al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo. También se establecen, por primera vez, becas para los Programas de Cualificación Profesional Inicial establecidos en la Ley Orgánica de Educación.
Existen diferentes componentes de las becas: para material, matrícula, movilidad, transporte, residencia, compensatoria, etcétera. La adjudicación de unos u otros de estos componentes depende de la renta de la familia (hay seis umbrales de renta distintos que dan derecho a distintos componentes), de los estudios que se cursen y de otros factores como la lejanía del domicilio familiar al centro de estudios, la necesidad de residir fuera de dicho domicilio o de hacerlo fuera de su comunidad autónoma.
Con carácter general, los umbrales máximos de renta que dan derecho a los distintos componentes se han incrementado un 13,5% respecto al curso 2007-2008. Los umbrales máximos de la llamada beca general suben hasta un 27%.
En este Real Decreto se establece una beca para enseñanzas postobligatorias no universitarias de 400 euros para alumnos que cursen estudios en ciudades de más de 100.000 habitantes y de 200 euros para alumnos de poblaciones menores. La renta máxima que permite acceder a esta beca es un 62% mayor que la renta que daba acceso a alguna clase de ayuda para educación secundaria postobligatoria el curso pasado. A modo de ejemplo, un joven de una familia de cuatro miembros que tiene una renta de 37.482 euros anuales tendrá derecho a una de estas becas.

Cuantías

Las cuantías de las diferentes becas de esta convocatoria suben un 6% de media. En algunos casos el incremento es mucho mayor, como en la “beca compensatoria”, cuya cuantía se incrementa hasta en un 48,48%, situándose entre 2.000 y 2.788 euros, dependiendo del tipo de estudios.
Con los incrementos aprobados en este Real Decreto las cuantías máximas de los distintos componentes acumulables se sitúan en 919 euros para desplazamientos; 2.940 euros para residencia; 5.770 euros para movilidad (cambio de Comunidad Autónoma, que llegan a 6.671 si el domicilio familiar está en Canarias, Ceuta o Melilla); 240 euros para material y 569 euros para escolarización.
La beca mínima que recibe un estudiante con derecho a beca es la beca básica para estudios no universitarios (entre 200 y 400 euros) o la “matrícula” para los estudiantes universitarios, que cubre el importe de los precios públicos oficiales de la matrícula para ese curso académico.

Informe sobre política de becas

Por otra parte, el Consejo de Ministros ha recibido un Informe de la ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, sobre la política de becas y ayudas al estudio. Las becas son una prioridad del Gobierno ya que, según ha explicado la ministra, “son el principal instrumento para asegurar que la situación económica de una familia no influya en las posibilidades formativas de ningún estudiante; además, son también una herramienta muy valiosa para promover la permanencia en el sistema educativo de los alumnos e incentivar su esfuerzo y capacidad”.
Por eso, la pasada Legislatura se aumentaron un 80% los presupuestos destinados a becas y ayudas, pasando de 822,3 millones de euros presupuestados inicialmente en 2004 a los 1.482,3 millones de euros de 2008. Mercedes Cabrera ha detallado que en la nueva etapa “se mantiene y renueva el compromiso con el incremento del esfuerzo presupuestario destinado a promover la igualdad de oportunidades y favorecer el éxito, la capacidad y el esfuerzo de los alumnos”.
El objetivo para esta legislatura es conseguir que, al menos, el 50% de los alumnos de Bachillerato y Formación Profesional de grado medio tengan una beca de estudios, así como el 30% de los estudiantes de Formación Profesional de grado superior y universitarios. Para ello, además de mantener la política de aumento de umbrales de renta y cuantías de las becas, el objetivo del Gobierno es seguir trabajando para que el sistema español de becas y ayudas al estudio continúe diversificándose y mejorando en calidad.
A lo largo de esta nueva Legislatura se van a crear nuevos tipos de ayudas, como un programa de becas-salario para fomentar la continuación de estudios a quienes, por razones económicas, corran riesgo de abandonarlos. Entre los objetivos también está la creación de becas para que los jóvenes menores de veinticuatro años que estén trabajando y no tengan la titulación básica puedan completar su formación. También se desarrollarán nuevas iniciativas orientadas a estimular el mayor rendimiento escolar del alumnado e incentivar titulaciones concretas.

 

arriba