La Unesco estima que se necesitan 18 millones de docentes en todo el mundo

Reunión en Bali de los ministros de Educación de los países más poblados para debatir sobre la formación del profesorado

Mejorar la formación de los docentes ha constituido el tema central de la 7ª Reunión Ministerial de los nueve países más poblados del mundo (E-9) que se ha celebrado recientemente en Bali (Indonesia). Los países del grupo E-9 representan la mitad de la población mundial, y en dicho encuentro se ha puesto de manifiesto que en algunos de los esos estados sólo un 50% de los docentes han recibido formación.
En el ámbito del Grupo E-9 se encuentra el 45% de los niños del mundo sin escolarizar. (Fotos: Rafael Martínez)

Madrid.
Se necesitan 8 millones de maestros entre los 18 millones de docentes que, según la Unesco, aún hacen falta para impartir los 9 años de formación básica marcados como objetivo para lograr la Educación para Todos (EPT). Estas es una de las conclusiones del encuentro que ministros y especialistas en educación del grupo de los nueve países más poblados del mundo, que constituyen el  denominado Grupo

E-9 (Bangladesh, Brasil, China, Egipto, India, Indonesia, México, Nigeria y Pakistán), han celebrado en Balí los días 10, 11 y 12 de marzo para debatir maneras de acelerar los progresos necesarios para lograr la Educación para Todos (EPT). Más de la mitad de la población mundial vive en esos nueve países, en los que el analfabetismo, la disparidad entre los sexos en las aulas y la formación del profesorado siguen siendo preocupaciones importantes.
Para afrontar estos desafíos, estos países formaron en 1993, bajo los auspicios de la Unesco, la Iniciativa E-9, por la que los nueve integrantes del grupo se comprometen “a buscar el cumplimiento de los objetivos de la EPT fijados por los más de 160 países que participaron en la Conferencia Mundial de Educación (Dakar, 2000), abogando por la universalización de la educación primaria y una reducción significativa del analfabetismo en los países respectivos de aquí a 2015”.
La Unesco estima que para alcanzar los objetivos de Educación para Todos todavía hacen falta 18 millones de profesores más en todo el mundo. A este respecto, Caroline Pontefract, jefe de la Unesco Section For Teachers, precisó que “alrededor de un 40% de esos 18 millones de maestros que necesita el mundo se requieren en los países que integran el Grupo E-9”.

Educación para Todos

Hoy, aunque se han logrado progresos significativos, el Informe de Seguimiento de la Educación para Todos 2008, publicado por la Unesco, advierte que sólo dos de los nueve países del grupo parecen capaces de poder alcanzar los objetivos fijados de alfabetización de adultos de aquí a 2015, en tanto que sólo tres lograrían conseguir la paridad de género en las aulas para esa fecha.
Aumentar el número de docentes y la calidad de su formación se considera una clave necesaria para seguir avanzando, por lo que este asunto figuraba en un lugar prominente del orden del día de la reunión de Bali. En algunos de los países del grupo E-9 sólo un 50% de los docentes han recibido formación para impartir educación primaria. Por lo tanto, los participantes en la reunión, que reconocen el papel crucial que desempeñan los docentes en tanto que catalizadores del cambio, han estudiado y debatido sobre cómo aumentar la formación docente y han presentado y analizado experiencias nacionales y regionales que se han demostrado eficaces en este ámbito.
Las posibilidades de uso de las tecnologías de la información y la comunicación y de la enseñanza libre a distancia en la capacitación docente, las principales tendencias mundiales de la enseñanza y la financiación fueron otros de los temas tratados en la reunión del Grupo E-9 en Bali.

Problemas compartidos

La Iniciativa del Grupo E-9 agrupa a nueve países en desarrollo muy poblados: Bangladesh, Brasil, China, Egipto, la India, Indonesia, México, Nigeria y Pakistán. Esos países comparten numerosos problemas y en ellos se encuentran más de dos tercios de los adultos analfabetos y más de la mitad de los niños no escolarizados en el mundo.
La Iniciativa nació en Nueva Delhi (India), en 1993, con motivo de la Cumbre de Nueve Países Muy Poblados sobre Educación para Todos. Los países miembros desempeñan una doble función: ocuparse de lograr los objetivos de la EPT en su propio territorio y promover la cooperación Sur-Sur compartiendo entre sí las experiencias y las lecciones acumuladas, como también con los demás países en desarrollo.
La Iniciativa del Grupo E-9 cumplirá un papel dirigente cada vez más importante y constituirá una fuente de innovación dentro del movimiento en favor de la EPT.
La Unesco realiza una labor vital al facilitar y coordinar las actividades de este grupo. Entre las iniciativas recientes del Grupo E-9 cabe mencionar la creación de una Secretaría rotativa, instalada en uno de los ministerios del E-9 y apoyada por la oficina local de la Unesco; la designación por cada país de un centro de coordinación E-9 que sirva de enlace; y la organización de reuniones de ministros, funcionarios y expertos paralelamente a las actividades esenciales relacionadas con la EPT.

Cooperación

La Iniciativa del Grupo E-9 funciona esencialmente por medio de reuniones ministeriales bienales, cuyos objetivos comprenden el intercambio de prácticas idóneas y conocimientos técnicos especializados, la promoción de la cooperación Sur-Sur, y la revisión de los progresos realizados en materia de EPT. Entre los temas de las reuniones anteriores cabe mencionar: la utilización de las TIC en la educación (Beijing, China, 2001) y la atención y la educación de la primera infancia (El Cairo, Egipto, 2003). La sexta reunión ministerial del Grupo E-9 realizada en Monterrey (México) del 13 al 15 de febrero de 2006, se ocupó de las políticas y los sistemas de evaluación de la calidad de la educación. También analizó las medidas dirigidas a reforzar la cooperación colectiva y bilateral entre los países del Grupo E-9 en materia de EPT, y exploró modalidades de apoyo del Grupo E-9 a los países menos adelantados (PMA).
Al término de la reunión de Monterrey los ministros de Educación participantes emitieron el documento denominado "Declaración Monterrey de los países E-9", en la que se reconoce que los países E-9 son el hogar de más de la mitad de la población mundial (54%) y que el progreso en dichos países es la clave para alcanzar las metas de EPT; y se expresa la preocupación de que aún habiendo logros en el avance de las metas para el 2015, es probable que algunos de los países no alcancen algunas de ellas.
Asimismo se reflejaba en el documento la enormidad del desafío para los países que conforman el Grupo E-9, ya que poseen el 70% de los 771 millones de los adultos analfabetos; el 45% de los niños del mundo sin escolarizar; disparidades persistentes de género en enseñanza y alfabetización de adultos, y seis de los nueve países “la permanencia de una inscripción a educación primaria aún está por debajo del 40%”.

 

arriba