CEAPA pide apoyo para la escuela pública

La Confederación laica de padres también pedirá al futuro Gobierno que invierta el 7% del PIB en educación

Hay que promover una escuela pública, democrática y gratuita para garantizar la igualdad de oportunidades, según afirma la CEAPA en las reivindicaciones que ha planteado a las principales formaciones políticas del ámbito parlamentario. También va a pedir al nuevo Gobierno que invierta el
7% del PIB en educación, que impulse la autonomía de los centros docentes y que los abra a la
sociedad más allá del horario lectivo.
CEAPA pide la “escolarización equilibrada” en todos los centros sostenidos con fondos públicos de los alumnos de origen extranjero y de necesidades educativas especiales. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. A.
La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de alumnos (CEAPA), ha remitido sus propuestas sobre política educativa a los máximos responsables de los partidos y coaliciones con representación en el Congreso de los Diputados, con el fin de que el próximo Gobierno y los grupos parlamentarios que se constituyan tras las elecciones “tengan en cuenta” sus demandas. Para esta organización el “objetivo fundamental” es el fortalecimiento de la escuela pública, una “escuela científica, única, democrática, gratuita y laica”, porque considera que “es la única que puede garantizar la igualdad de oportunidades y el éxito escolar de todo el alumnado”.
CEAPA reconoce que el Gobierno central tiene pocas competencias en enseñanza, pero cree que el futuro Ejecutivo que se forme tras los comicios sí tendrá “la responsabilidad de liderar un proceso de reformas necesarias en el sistema educativo”, y considera que la sociedad puede exigir a las distintas administraciones que colaboren entre ellas y actúen “con responsabilidad y lealtad”, en vez de “usar las instituciones para ejercer su lucha partidista”. Para acometer esas reformas propone impulsar la autonomía pedagógica y organizativa de los centros, generalizar los programas de apertura de los colegios más allá del horario lectivo, abrir las escuelas a su entorno para que sean aprovechadas como un recurso socioeducativo, fortalecer la formación del profesorado, y promover la participación de las familias.
La Confederación laica de padres reclama políticas que posibiliten la “escolarización equilibrada” del alumnado de origen extranjero y de necesidades educativas especiales, “a fin de evitar su concentración en determinados centros, como está ocurriendo en la actualidad”. Dice que hay que hacer cumplir la normativa vigente a los centros concertados, “para impedirles que seleccionen al alumnado”. Y afirma que hay que extender los Programas de Refuerzo, Orientación y Apoyo Educativo (PROA) a todos los centros, para que los alumnos con mayor riesgo de retraso escolar reciban clases de apoyo al terminar el horario lectivo.

Convivencia

También considera que hay que elaborar planes e impulsar “normas claras y consensuadas” de convivencia; crear equipos de mediación en conflictos integrados por alumnos, profesores y familias; introducir en el currículo “los valores democráticos, solidarios y coeducativos que transmitan que la diversidad es riqueza”; favorecer la integración; promover la coeducación; y generalizar el aprendizaje cooperativo en las aulas. Dice que hay que promover la lectura y la utilización de las bibliotecas escolares; ofertar más plazas públicas de Educación Infantil, reforzar las tutorías; incorporar equipos psicopedagógicos y de orientación; y reducir el número de alumnos por profesor, entre otras medidas.
En lo que respecta a la formación inicial del profesorado, CEAPA propone que los estudios de magisterio se conviertan en licenciatura, “con un período de prácticas en centros educativos”. Y demanda un postgrado de un año para todos los licenciados que quieran acceder a la docencia, con el fin de que adquieran “las competencias pedagógicas necesarias para gestionar la diversidad en el aula”. Finalmente, reconoce que “el actual Gobierno ha incrementado el gasto público en educación” pero, para atender a todas estas reformas, pide a la nueva administración “una inversión más decidida para superar el 5,1% del PIB que invierten como media los estados de la UE, llegando al 7% que destinan los países nórdicos y que nos permita seguir recuperando el desfase histórico que sufre España”.

 

arriba