CSI-CSIF también pide un Pacto
de Estado por la Educación

Este sindicato reclamará al futuro Gobierno un Estatuto docente con mejoras en los sistemas de acceso, promoción y jubilaciones

CSIF ha pedido a las fuerzas políticas que concurren a las próximas elecciones que suscriban un Pacto de Estado que dé estabilidad al sistema educativo. También va a reclamar al futuro Gobierno que dedique el 7% del PIB para financiar la enseñanza, que promulgue un Estatuto docente con mejoras en los actuales sistemas de acceso, promoción y jubilaciones, junto a una serie de medidas para mejorar la calidad de la enseñanza y reducir el fracaso escolar.
CSIF propone aumentar las plantillas docentes, fomentar la atención a la diversidad,  incrementar las medidas de apoyo a los alumnos inmigrantes, instaurar departamentos de Orientación en Infantil y primaria, y desdobles para idiomas en todos los cursos. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. ARIANES
El Sector de Enseñanza de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-CSIF) ha presentado sus propuestas para mejorar el sistema educativo, que también ha remitido a los principales grupos políticos que van a concurrir a las elecciones generales del próximo 9 de marzo. El secretario general de esta organización, Eliseo Moreno, ha difundido dichas reivindicaciones durante una rueda de prensa, y ha recordado que, según todos los informes, “España es uno de los países europeos de la OCDE que menos invierte en educación, que ofrece más altas tasas de fracaso, que sufre abandonos tempranos en los estudios, y uno de los que peores resultados obtiene en la competencia científica, matemática y comprensión lectora de sus alumnos”.
En su opinión, “la educación no ha acompañado al extraordinario desarrollo que ha tenido España durante los últimos 25 años en otros sectores”. Y ello se debe, entre otros factores, a los “continuos cambios” legislativos en materia educativa, que producen una “inestabilidad” del sistema, “conducen al desconcierto y, como consecuencia, al mantenimiento de las altas tasas de fracaso escolar”. Y es debido a que “desde hace tiempo hemos entrado en una espiral en la que uno propone justamente lo contrario de lo que propone el otro”. Por eso, ha exigido a las fuerzas políticas y al futuro Gobierno que lleguen a “un Pacto de Estado por la educación en aspectos fundamentales, que garantice su estabilidad en un tiempo importante”.

Mejorar la calidad

CSIF también cree que la inversión educativa debe llegar al 7% del PIB, “en un periodo razonablemente corto”, porque en este momento “las diferencias con la media de la OCDE son del 1,1%. Además, plantea una serie de medidas para mejorar la calidad del sistema educativo, como ligar la promoción al “esfuerzo y las capacidades de los alumnos”; instaurar “itinerarios formativos en el segundo ciclo de la ESO, “abiertos y con todo tipo de garantías”; aumentar las plantillas “para permitir grupos de alumnos más reducidos y una enseñanza individualizada y personalizada”; e instaurar refuerzos y apoyos para los alumnos, “especialmente en las áreas instrumentales”.
También reclama mayor atención a la diversidad “para la compensación de las desigualdades”, y una distribución “equitativa y proporcional” de estos alumnos entre todos los centros sostenidos con fondos públicos, junto a más medidas de atención a los alumnos inmigrantes, como becas, ayudas y aulas de acogida para facilitarles el aprendizaje del idioma y la cultura española y facilitar su integración. Asimismo, pide un bachillerato de 3 años; una prueba general de bachillerato única que sirva para homologar el sistema en todo el Estado y para acceder a la universidad; la instauración de departamentos de Orientación en los centros de Educación Infantil y Primaria; y desdobles para idiomas en todos los cursos.

Apostar por la escuela pública

Esta organización considera que “hay que apostar por la escuela pública”, porque “desgraciadamente la privatización avanza de forma continua con los gobiernos de todos los signos, que creen erróneamente que la concertación es mucho más barata, y esta forma de concebir la educación constituye una política suicida del Estado a largo plazo”. Y advierte que hay que “fomentar la convivencia y disciplina en los centros educativos”, estableciendo una serie de medidas encaminadas a la eliminación de la violencia en ellos, “tanto el acoso o bullying entre alumnos como la dirigida hacia los profesores y el resto del personal”, porque “donde hay violencia no hay educación”.
Por último, este sindicato recuerda que “la piedra angular del sistema educativo es el profesorado”,  por lo que hay que mejorar sus condiciones profesionales y “dignificar la labor docente”. Así, exigirá que “cuando se forme el nuevo Gobierno se reanuden las negociaciones del Estatuto de la Función Docente, “partiendo de los compromisos acordados en la Mesa Sectorial de  18 de abril de 2007, que fracasaron por la falta de voluntad negociadora por parte del MEC”. Dicho estatuto debería incluir mejoras relativas a la formación inicial y acceso; sistemas de jubilación; promoción “real y sin cortapisas”; formación permanente “con la implantación de becas para la asistencia a cursos dentro y fuera del país”; retribuciones “adecuadas al servicio que presta la educación”; y reconocimiento de las enfermedades profesionales, entre otras medidas.

 

arriba