La UE debate cómo mitigar el abandono escolar prematuro

La Conferencia Interministerial sobre Multilingüismo analizó la opción de generalizar el aprendizaje de una segunda lengua materna

Los ministros de Educación de la Unión Europea han asistido a una reunión del Consejo Europeo de Educación, Juventud y Cultura celebrada en Bruselas, en la que analizaron y debatieron posibles fórmulas para frenar el abandono escolar prematuro, problema especialmente grave en España, que sigue entre los países con mayor porcentaje de ciudadanos que no completan la Educación Secundaria.
La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, junto al consejero vasco de Educación, Tontxu Campos, y el representante permanente adjunto de España ante la UE, Cristóbal González Aller Jurado. (Foto: EFE)

Madrid.
Según un informe presentado en la reunión a los ministros de Educación europeos, España es el segundo país de la Unión Europea, después de Suecia, donde más creció entre 2000 y 2006 la tasa de jóvenes de entre dieciocho y veinticuatro años que no había finalizado la Educación Secundaria, frente a la mejora registrada en ese área en la mayoría de Estados miembros.
Ese porcentaje, según se refleja en el informe. pasó en España del 20,1% en 2000 al 29,9% seis años más tarde, mientras que la media europea se redujo en el mismo periodo del 17,6% al 15,3%.
Fuentes diplomáticas españolas explicaron, según informa Efe, que la Comisión Europea ha propuesto centrarse en el problema español para reducir así la media de abandono escolar temprano en los veintisiete Estados miembros de la UE.
Los titulares de Educación debatieron posibles medidas para invertir esa tendencia, como la introducción de mejoras a nivel didáctico, siguiendo ejemplos de otros países con bajos niveles de abandono escolar.
Los ministros aprobaron asimismo la elaboración y articulación de un informe que comenzará a perfilar los futuros programas educativos y de formación a partir de 2010, año en que expirarán los actuales compromisos en esas áreas. El texto incidirá en “la necesidad de prestar especial atención a los ciudadanos que cuentan con un bajo nivel de estudios o formación para evitar su exclusión económica y social, así como de fomentar las estrategias de educación permanente”.
A la reunión asistieron por parte española la ministra de Educación, Mercedes Cabrera y el consejero vasco responsable en ese ámbito, Tontxu Campos. Durante el consejo, Mercedes Cabrera expuso a los responsables de Educación de la UE las propuestas que España, país que presidirá la Unión Europea en 2010, año en que concluirá el actual programa, pretende fijar como objetivos y prioridades en el área educativa para las próximas décadas.
Por otra parte, en sesión matutina, tuvo lugar un consejo de ministros y de responsables de políticas de juventud, al que asistieron la subsecretaria del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Aurora Domínguez, y el vicepresidente de Bienestar Social de la Generalitat valenciana, Juan Cotino. Entre otros asuntos, en el consejo se analizaron los mensajes y propuestas que, en el ámbito de la juventud, los ministros trasladarán a los líderes de la Unión Europea ante su próxima cumbre de primavera.

Multilingüismo

El consejero vasco de Educación, Tontxu Campos, defendió en Bruselas la necesidad de impulsar la Formación Profesional (FP) como vía para facilitar la incorporación de los jóvenes al mercado laboral y su integración social e informó a los ministros europeos de Educación sobre la posición común de las Comunidades Autónomas, en la que se propone la creación de un sistema educativo integrador y multilingüe, la defensa de la FP como elemento de cohesión y la potenciación del papel de las universidades en la construcción de Europa.
Campos calificó de “útiles y positivos" los mensajes sobre educación y formación que los ministros adoptaron en la reunión y que trasladarán a los líderes de la Unión Europea de cara a la próxima cumbre de primavera. El responsable vasco abogó por un sistema educativo que fomente la integración, basado en escuelas capaces de atender la diversidad cultural de sus alumnos, que potencien la excelencia para compensar las desigualdades y que asuman la educación en valores. En este sentido, Campos destacó la importancia del diálogo intercultural y del multilingüismo, ámbito en el planteó medidas concretas como un mayor reconocimiento de la riqueza cultural y lingüística en el currículum de docentes y alumnos. “Creemos en un sistema educativo multilingüe que impulse la creatividad y la innovación”, afirmó el consejero vasco.
Por su parte, el comisario europeo de Multilingüismo, Leonard Orban, apoyó, durante la Conferencia Interministerial sobre Multilingüismo celebrada el día 15 de febrero en Bruselas, la idea de generalizar el aprendizaje de una segunda lengua materna, que se sumaría a las habituales para la comunicación internacional (inglés, francés y español), y señaló en rueda de prensa que dicha iniciativa “es una idea atractiva e interesante”, si bien precisó que la Comisión Europea “aún no se ha posicionado sobre esta opción, recomendada en un informe encargado por Bruselas a un grupo de intelectuales”.
Orban admitió ante los medios de comunicación, según informa Efe, que la idea de la “segunda lengua adoptiva” genera discrepancias, y que “hay quienes la rechazan por negarse a introducir nuevas exigencias en materia de lenguas o quienes la consideran una iniciativa utópica”.

 

arriba