Biodiversidad urbana, esa gran desconocida

El Instituto Jane Goodall desarrolla programas educativos dirigidos a alumnos de 8 a 12 años

Sensibilizar a la sociedad y, especialmente, a los más jóvenes sobre la biodiversidad en el medio urbano es el objetivo del programa BioDiverCiudad, una iniciativa de Roots&Shoots, el programa educativo del Instituto Jane Goodall. Escolares de Madrid y Barcelona participan en los ecosafaris urbanos.
Jane Goodall saluda al profesor Roots, un personaje animado y real que aparece en las biofichas y guía a los niños en su recorrido. (Fotos: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Más de 8.000 grupos de jóvenes de todas las edades de 100 países, participan en Roots&Shoots (Raíces y Brotes) para desarrollar proyectos de aprendizaje que fomentan el respeto y la empatía por los seres vivos, además de actuar para lograr un mundo mejor para hombres, animales y medioambiente.
Dirigido, fundamentalmente, a alumnos de 8 a 12 años, este proyecto ha sido  diseñado  para  inte-

grar a la comunidad escolar en sus acciones, en la “aventura de descubrir la naturaleza”. La denominación del programa hace referencia a Bio, por sus contenidos sobre Biología; Diver, porque está dirigido a los jóvenes y pretende informar de una manera amena y divertida; y Ciudad, porque aborda la biodiversidad urbana, con la que convivimos, pero que continúa siendo una gran desconocida.

Ecosafaris

Uno de sus ejes de actuación son los “Ecosafaris urbanos”, unas rutas guiadas por parques y zonas verdes de Madrid y Barcelona. Monitores del Instituto Jane Goodall, expertos en flora y fauna, son los encargados de desarrollar esta actividad al aire libre, en fines de semana para familias y en horario lectivo para los escolares.
Por una parte, el pasado mes de diciembre tuvo lugar una acampada nocturna en el Zoo de Barcelona y en enero los estudiantes participaron en Bicivoladores, una ruta en bicicleta desde la Sagrada Familia y paseos por la ciudad, donde tuvieron la oportunidad de observar aves, como el Halcón Peregrino, el animal más veloz de la tierra.
Por otra, el madrileño Parque de la Dehesa de la Villa fue escenario en diciembre de 2007 de un recorrido para el avistamiento de pájaros, organizada en colaboración con la Sociedad Española de Ornitología. Además, los alumnos más pequeños disfrutaron con una muestra de anillamiento científico de aves, porque les permitía observar a los pájaros muy cerca y con todo detalle. El programa se completaba con un taller de máscaras y siluetas.

Sendas botánicas

En esta línea, el pasado mes de enero, el ecosafari se trasladó al Parque Juan Carlos I, para realizar dos sendas botánicas, concebidas en forma de “búsqueda de tesoros”. Con la ayuda de un mapa, los alumnos debían localizar determinados ejemplares de árboles y avistamiento de pájaros.
El Instituto organiza todos los meses ecosafaris en parques y zonas verdes diferentes de la ciudad, para dar a conocer entre los más jóvenes los espacios verdes que albergan ecosistemas urbanos diversos. De carácter gratuito, el cupo por cada actividad es de dos grupos de alumnos de 40 participantes como máximo. Los estudiantes de un mismo centro pueden participar en varios ecosafaris a lo largo del curso escolar.
Antes de la realización de la actividad, el Instituto Jane Goodall asesorará e informará a los profesores sobre las características del programa y les facilitará las fichas. Cada ecosafari incluye un juego o taller diferente, para acercar a los chicos los conocimientos sobre flora y fauna de una manera divertida, estimular su curiosidad y su participación. Buscar tesoros, explorar con los sentidos, realizar fotografías y dibujar siluetas de hojas y pájaros representan algunas de las propuestas.

Ecoiniciativa

Asimismo, la organización anima a alumnos y profesores a diseñar una “ecoiniciativa”, que consiste en elaborar una actividad ambiental en su centro o barrio, con una duración de medio a varios días. Entre las sugerencias figuran recogida de basura en un parque, talleres de reciclaje o una exposición sobre lo que se debe y o se debe hacer en nuestro medio natural.
Desde cualquier punto de la geografía española, las personas de todas las edades pueden participar en un concurso fotográfico, las ecoiniciativas y las biofichas. Realizar una colección de fotos que plasmen la gran diversidad de especies que existen en medios urbanos es la finalidad del concurso. Con estas fotos se creará un mapa interactivo en el sitio web con la posición de cada ejemplar fotografiado, por lo que todos se sentirán partícipes de estar construyendo el mapa de su “biodiverciudad”. En las distintas categorías de fauna autóctona, insectos, otros invertebrados y animales pequeños, foto denuncia sobre lo que no se debe hacer, foto positiva sobre lo que se debe hacer y flora se concederán premios mensuales, además de un galardón especial a la mejor serie.

Biofichas

De igual modo, las biofichas, cuyos contenidos están elaborados por expertos y complementan los ecosafaris, constan de una divertida historieta de introducción y sensibilización; una parte conceptual, con información de actualidad; breves propuestas prácticas y actuaciones de campo; recursos bibliográficos y de páginas web; y temas para debatir en familia, en el centro o entre amigos, siguiendo la filosofía de R&S de formar jóvenes responsables de sus propios actos.
¡Crea tu propia actividad ambiental! Es el lema de las ecoiniciativas, que los grupos R&S-Biodiverciudad proponen actividades concretas en su ámbito local, con la ayuda de las biofichas, las registrarán en imágenes y texto para participar en el concurso. Los interesados pueden enviar un texto con la descripción de la ecoiniciativa, fotos y toda la información recopilada a info@biodiverciudad.org. Las dos mejores propuestas serán premiadas con viajes a Gombe (Tanzania) y al Parque Natural de Cabárceno.

 

Jane Goodall

Fundado en 1977, el Instituto Jane Goodall es una organización global sin ánimo de lucro, que pretende motivar y dar una oportunidad a las personas de actuar local y globalmente a favor de todos los seres vivos. Investigación de la vida salvaje, la conservación y la educación de las nuevas generaciones de ciudadanos activos y comprometidos son los objetivos de esta organización, que lleva el nombre de Jane Goodall, una primatóloga británica de fama internacional, con más de 40 años de investigación sobre la conducta de los chimpancés en el Parque Nacional de Gombe (Tanzania). Por su labor de protección de animales en peligro de extinción y para restaurar el equilibrio ambiental, fue galardonada en 2003 con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación, es Dama del Imperio Británico y actualmente es Embajadora por la Paz de las Naciones Unidas.

arriba