UGT vuelve a pedir un Pacto
de Estado por la educación

Este sindicato plantea sus reivindicaciones ante las próximas elecciones y reclama una financiación educativa del 7% del PIB y un Estatuto docente

FETE-UGT ha exigido a los partidos políticos un Pacto de Estado que estabilice la educación y ponga fin al “crispado debate” sobre ella que se ha registrado en los últimos años. También va a pedir al futuro gobierno que invierta el 7% del PIB en enseñanza, que implante de forma generalizada el tramo 0-3 años “con carácter educativo y gratuito”, y que negocie un Estatuto docente que incluya una auténtica promoción profesional y la jubilación anticipada voluntaria.
FETE pide un Estatuto docente con un sistema de acceso que reconozca la experiencia como elemento clave. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. A.
La Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT (FETE-UGT), ha difundido las propuestas que va a plantear a los distintos grupos políticos con motivo de las próximas elecciones generales, y que trasladará al nuevo gobierno que se constituya tras dichos comicios. El secretario general de esta organización, Carlos López, ha presentado en rueda de prensa estas reivindicaciones, que empiezan con la exigencia de un Pacto de Estado “que estabilice la educación y ponga fin al crispado debate que sobre ella se ha instalado en los últimos años en nuestra sociedad”. Por ello, ha pedido a los responsables políticos que no la instrumentalicen “para desgastar al adversario” y no la sometan “a un nuevo cambio legislativo”.
FETE va a reclamar “una financiación suficiente (7% del PIB) en todos los tramos del sistema educativo”, tanto a nivel estatal como en el desarrollo de la LOE en las Comunidades Autónomas. Y va a pedir la aprobación del Estatuto de la Función Pública Docente, “que debe regular la profesión y reconocer las aspiraciones más significativas del sector”. Entre ellas destaca “una promoción que, acompañada de una retribución adecuada, valore la carrera profesional en la docencia y suponga un estímulo para maestros y profesores que reivindican el reconocimiento del trabajo bien hecho en el aula”.

Acceso y promoción

FETE cree que el futuro Estatuto también debe incluir “un sistema de promoción vertical basado en el concurso de méritos, un acceso a la docencia en el que se reconozca la experiencia como elemento clave, y la consolidación de la jubilación LOE que abarque al 40% del colectivo docente”. Según Carlos López, el borrador que discutieron el MEC y los sindicatos durante el pasado año estaba “bien ahormado”, pero no se ha concretado en un acuerdo porque hace falta “más dinero” para que las retribuciones se homologuen con la media europea y para generalizar esa jubilación anticipada voluntaria.
Además, va a solicitar “la implantación generalizada del tramo 0-3 años con carácter educativo y gratuito, mediante una oferta pública suficiente”, y una cláusula de revisión salarial “que evite la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores”. También quiere un reparto “homogéneo, efectivo y real” de todo el alumnado entre los centros sostenidos con fondos públicos, así como la disminución de las ratios para realizar “una atención más personalizada, especialmente en los centros o zonas donde exista mucha diversidad”.

Carácter público

FETE reitera su defensa del carácter “eminentemente público” de la educación, “como única manera de garantizar el acceso al conocimiento y corregir las discriminaciones de origen”. Advierte que se opondrá a cualquier medida de desarrollo de la LOE “que suponga una mercantilización de la enseñanza”. Y va a proponer que se adopten medidas para “integrar a los alumnos que tienen dificultades en la enseñanza, profundizar en la autonomía de los centros, personalizar la enseñanza, y fomentar la detención precoz, una formación adaptada a la realidad, la comprensión lectora, etc.”.
Esta organización va a seguir defendiendo igualmente la “educación a lo largo de la vida” y la flexibilidad del Bachillerato, con medidas contempladas en la Ley como las relativas a la atención a la diversidad, el carácter orientativo del 4º de  la ESO, los programas de refuerzo y el fomento de las nuevas tecnologías y los idiomas. También seguirá apoyando la asignatura de “Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos”, ya que considera que la educación en valores es “una demanda social y una recomendación de la Comisión Europea”. Y, por último” va a pedir al nuevo gobierno “que otorgue un lugar prioritario a la Formación Profesional, con el fin de completar la nueva ordenación de estas enseñanzas”.

Incumplimiento

Por otra parte, APNE, CC.OO, CSI-CSIF y STE-i y la propia FETE-UGT han difundido un comunicado conjunto, en el que acusan al MEC de no haber sido capaz de “sacar adelante el compromiso electoral del PSOE de elaborar un Estatuto docente”. Por tanto, añaden, “finaliza la actual legislatura sin la actualización del perfil de la profesión docente a las nuevas realidades sociales y administrativas, sin una dignificación y reconocimiento del profesorado y sin el establecimiento de unas bases para la mejora del sistema educativo público”.
Estas organizaciones recuerdan que “tras haberse alcanzado un principio de acuerdo en el marco institucional del la Mesa Sectorial del 18 de abril de 2007, los contenidos del mismo han sido sistemáticamente ignorados por el Ministerio, que no los ha incluido en los borradores posteriores”. Y lamentan que “la incomprensible estrategia negociadora del MEC, y en especial de la Subsecretaría, ha terminado por desquiciar un proceso que podía haber sido fructífero si hubiera mantenido los compromisos adquiridos”. Por todo ello, van a pedir al próximo Gobierno “que establezca la educación como uno de sus objetivos prioritarios y elemento fundamental para asegurar un futuro de progreso para la sociedad, y que dé un impulso decidido la enseñanza pública y a su profesorado”.

 

arriba