El “avance mayúsculo” de la ciencia española
Los Príncipes de Asturias y la ministra de Educación y Ciencia inauguran las nuevas instalaciones del Centro de Biología Molecular “Severo Ochoa”
El sistema español de ciencia e investigación ha experimentado un “avance mayúsculo” en los últimos años, aunque todavía no alcanza “el nivel que España merece”, según ha manifestado el Príncipe de Asturias durante la inauguración de las nuevas instalaciones del Centro de Biología Molecular
“Severo Ochoa”. Por su parte, la ministra de Educación y Ciencia ha afirmado que este organismo tiene “un enorme potencial para mejorar la calidad de vida de las personas”.
El Príncipe de Asturias y la ministra de Educación y Ciencia han inaugurado la nueva sede del Centro de
Biología Molecular
“Severo Ochoa”, destacando su papel como símbolo y referencia de la investigación científica a nivel internacional. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.G. A.
Los Príncipes de Asturias ha presidido recientemente la inauguración oficial de las instalaciones del nuevo edificio del Centro de Biología Molecular (CBM) “Severo Ochoa”, organismo mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Autónoma de Madrid  (UAM). También han asistido al acto la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, el presidente del CSIC, Carlos Martínez, el rector de la UAM, Ángel Gabilondo y el director de citado centro, Miguel Ángel Alonso, entre otras personalidades.
El Príncipe Felipe ha destacado el “avance mayúsculo” que ha experimentado nuestro país en ciencia e investigación durante los últimos años, “si bien no estamos todavía al nivel con el que nuestros científicos sueñan y España merece”. También ha destacado “el rigor, la exigencia, el esfuerzo y el entusiasmo” de los investigadores del Severo Ochoa, que han logrado hacer de este centro “uno de los símbolos de la investigación y la ciencia en España y un referente internacional”.

Excelencia y eficacia

Además, ha manifestado que el sistema español en el ámbito científico “apuesta por la excelencia en el saber y por la eficacia en su aprovechamiento, para profundizar en las ciencias, para aprovechar con éxito las cualidades y el talento de nuestros universitarios, y para aprovechar las transformaciones que conlleva la economía basada en el conocimiento”. Porque, según ha advertido, “sólo así podremos seguir acercándonos en producción científica al puesto de vanguardia que nos corresponde”.
Por su parte, la ministra ha afirmado que este centro “es un referente en el ámbito de la biomedicina y la biotecnología”, un campo de investigación que, más allá de su indudable alcance económico, “tiene un enorme potencial para mejorar la calidad de vida de las personas”. Ha dicho que este organismo está llamado a ocupar “un lugar destacado en el despegue definitivo de nuestro sistema de ciencia y tecnología hacia las cotas más altas de competitividad internacional”. Y ha recalcado que el reto de la ciencia es la “excelencia”, por lo que “es esencial tener investigadores y centros excelentes”.

Paso adelante

Por último, el director del CBM ha señalado que las nuevas instalaciones son “un paso adelante” para acometer “un excelente trabajo que revierta en la sociedad”. Y ha manifestado que esta nueva sede es “la mayor muestra de gratitud que se pueda realizar en memoria del doctor Severo Ochoa”.
El Centro de Biología Molecular está dedicado a la investigación biológica, y fue fundado en 1975 bajo la iniciativa de Severo Ochoa. Desde entonces reunió a varios de los grupos más activos de científicos que existían en España, como los dirigidos por Eladio Viñuela, Margarita Salas y David Vázquez, que se fueron complementando con la llegada de nuevos investigadores.
Las nuevas dependencias se ubican en un edificio de 17.500 metros cuadrados, donde se localizan 64 laboratorios dotados con los últimos equipamientos. Sus líneas de investigación incluyen estudios sobre biología celular, biología del desarrollo, virología, microbiología molecular, neurobiología y señalización celular e inmunología. Entre otras patologías, sus científicos estudian el Alzheimer, el cáncer, los procesos inflamatorios, las infecciones virales y las alteraciones del sistema cardiovascular e inmune.

 

arriba