Esta sección está abierta a todos aquellos profesores que realizan trabajos de innovación en el aula, unidades didácticas, proyectos interdisciplinares o que pongan en marcha nuevos métodos de aprendizaje en clase. Los textos, de una extensión máxima de tres folios, deben llegar en disquete a COMUNIDAD ESCOLAR (Alcalá, 34. 6ª planta. 28071 Madrid), o a nuestra dirección de correo electrónico.

Educar para la paz y la tolerancia

Alumnos de un Instituto de Getafe trabajan en el aula de Informática sobre el Holocausto judío y los niños soldados

En esta experiencia de innovación en el aula de Informática, llevada a cabo en el Instituto “Alarnes” de Getafe (Madrid), se utilizaron las nuevas tecnologías para acercar a los alumnos realidades de profundo dolor humano, y en su desarrollo se trabajó con alumnos de 1º de bachillerato sobre el Holocausto en la Segunda Guerra Mundial, y con alumnos de 4º de ESO sobre la explotación de niños soldados.

La búsqueda de información y posterior elaboración de material audiovisual que sería expuesto por cada grupo  de alumnos, fueron  el

método elegido para poner en práctica valores universales como son la tolerancia, la empatía con el sufrimiento ajeno y el fomento de la paz.
La legislación educativa española y los sucesivos decretos que la van vertebrando presentan una serie de términos que, aún cambiando de nomenclatura durante los últimos años, tales como temas transversales del currículo, Educación en valores, o ya en el 2007  la prevista y polémica asignatura de la Educación para la Ciudadanía, pretenden desde mi punto de vista, establecer un marco teórico para hacer a los alumnos sensibles a la diversidad humana.
Dejando a un lado doctrinarismos o tendencias políticas, el llevar a las aulas situaciones de otra época, como puede ser el aberrante Holocausto o de otras zonas del planeta, cómo puede ser el empleo de niños y adolescentes en conflictos bélicos, ha pretendido despertar la sensibilidad de los alumnos y promover su opinión personal.
La Educación en valores implica emocionalmente al docente en mayor medida que el hecho de impartir una unidad didáctica  inserta en un currículo oficial. La experiencia expuesta en este artículo comenzó cuando acababa de terminar de escribir una novela corta llamada “La costura del alma”, ambientada parte en el gueto polaco de Lodz durante la ocupación nazi y parte en la actualidad, y cuyo prólogo reproduzco a continuación;
La costura del alma, de alguna forma, se gesta en agosto de 1990, cuando conocí Auschwitz Birkenau, aunque sus personajes, toman vida  años después, al visitar el museo “Memorial de la Shoah” de París en marzo del 2007.
Hanna Kiviechen, protagonista de este relato, es una joven polaca que siente cómo su abuela, Clara Benger, superviviente judía del Holocausto, ha quedado encerrada en un gueto interno. Ella representa la sensibilidad de aquellas personas que son capaces de rescatar a sus semejantes de los guetos que les oprimen. Guetos que son cerrados con alambradas de discriminación y sufrimiento.
A pesar de la crudeza de algunas páginas, el mosaico de nacionalidades y credos  que interactúan en esta historia, tales como el palestino Al Yaser o el monje ortodoxo Popelscu, pretenden también realzar los valores universales de la humanidad.
La costura del alma ha sido redactada como sincero homenaje a las víctimas de los holocaustos, ya sean en Ruanda, los Balcanes o Irak, a las víctimas de los trenes sin retorno de ayer y hoy, a las víctimas de un continente africano desangrado en conflictos civiles alimentados muchas veces con fúsiles, ya en desuso en Europa, pero demasiado pesados para ser sostenidos por unas manos tan pequeñas. En definitiva a las víctimas de todos los  guetos  que, naciendo de  la mente del hombre, engullen la propia esencia del mismo.
Por último, y por encima de estas realidades, “La costura del alma” ha querido resaltar la bondad del ser humano en situaciones límites, recordando aquella frase que cada noche leía Hanna, El hombre es bueno, pero la gente es mala.

Videos y grabaciones

Se les propuso a los alumnos de 1º de Bachillerato que utilizaran como fuente de información la página web http://www.ushmm.org/wlc/sp/ , repleta de videos y grabaciones donde pudieron escuchar atónitos numerosos testimonios narrado por supervivientes de la Shoah, término con el que los judíos han denominado al Holocausto.
Los trabajos realizados por ellos mismos, profundizaron sobre los siguientes temas:
- Los Einsatzgruppen: Unidades de las SS y personal de la policía alemana que asesinaban a personas percibidas como enemigos raciales o políticos.
- Los guetos: Distritos urbanos en los cuales se forzó a la población judía a vivir en condiciones miserables.
- Los refugiados judíos en otros países durante la Segunda Guerra mundial.
- El genocidio gitano.
-Otras Victimas del genocidio (homosexuales, testigos de Jehová o personas con diferentes ideologías políticas)
- La Resistencia judía.
- Orígenes y causas del antisemitismo.
- Los campos de concentración.

En nuestros días, numerosos países del mundo viven conflictos armados, poniendo en riesgo a la población y particularmente a los niños y niñas, quienes han quedado expuestos de manera directa a la brutalidad de la guerra. La participación de niños en conflictos armados es una realidad que muchas veces pasa desapercibida para la opinión pública internacional. Lo cierto es que miles de niños son reclutados por ejércitos regulares y por grupos paramilitares o guerrilleros para la lucha armada.

Niños soldados

Con los alumnos de 4º de ESO se trabajó la Propuesta Educativa disponible en la página web de Coalición Española para acabar con la utilización de niños y niñas soldado http://www.menoressoldado.org , elaborándose trabajos y presentaciones audiovisuales que fueron expuestas a sus propios compañeros.
Dicho material educativo, no sólo informativo, sino práctico, posibilita fomentar la concienciación y la participación de los alumnos como actores claves en la construcción de la paz y en la defensa de los derechos de la infancia de todo el mundo.
Concluimos esta experiencia con algunas de las manifestaciones personales que quedaron recogidas en sus trabajos:
En mi opinión el problema de los niños y de las niñas soldado afecta a todos los países del mundo, tengan o no un ejército infantil combatiendo en su territorio. Ninguna nación, especialmente las que se llaman civilizadas y que dicen que defienden los derechos de los niños, debería consentir que ocurrieran estas barbaridades. Pienso que hay modos de obligar a esos gobiernos a respetar los derechos humanos y estos medios podrían ser no venderles armas para sus guerras y enviar científicos que les ayudaran a conseguir mejores cosechas, a tener industrias y trabajos que les permitieran vivir bien, Se que eso no es posible porque los gobiernos de los países desarrollados quieren vender las armas para conservar y aumentar sus riquezas, pero eso no es justo y no deberíamos consentir que lo hicieran. También pienso que deberíamos pensarlo todos. Quizá nos decidiéramos a manifestarnos hasta conseguir que lo hicieran. Si en todos esos países pudiera la gente vivir bien no se pensaría en la guerra como solución a sus problemas y, de paso, se solucionaría el problema de la emigración. (alumna de 4º ESO)
En conclusión respecto al trabajo, surgen dudas, interrogantes sobre como es posible que en pleno siglo XXI, en decenas de países muy diversos; países pobres-tercermundistas o países que son la primera potencia mundial como es el caso de Estados Unidos, halla políticos, gobiernos y  ejércitos que roben la infancia de niños. Niños que sin haber hecho nada se ven obligados a matar. Niños que quedaran marcados de por vida, con secuelas que les impedirán llevar una vida normal. (alumno de4º ESO)

Juan Pablo Almansa López
Profesor de Secundaria (Tecnología) del Instituto “Alarnes” de Getafe (Madrid)

 

arriba