En esta sección se publicarán las cartas dirigidas por correo o vía electrónica. El tema será libre y no deberá superar las 30 líneas. COMUNIDAD ESCOLAR se reserva todos los derechos para seleccionar, extractar y publicar las cartas recibidas. Para colaborar es necesario enviar nombre y dos apellidos y el DNI, datos que se mantendrán en absoluta reserva
comunidad.escolar@mec.es

 
     
   

Medios para la escuela

El Ministerio de Educación y Ciencia ha destacado que España obtiene un resultado "positivo pero mejorable", de acuerdo con los resultados del último informe PISA, que nos sitúa sólo a un punto de EE. UU (489), del que destaca el potencial económico, la pujanza de las universidades y el desarrollo científico y tecnológico, y con mejor media que Noruega (487), Rusia (479) o Italia (475), por ejemplo.
Es cierto que cuando aparecen estos informes internacionales España sale malparada las más de las veces, pero no es menos cierto que la mayoría de los medios hacen hincapié únicamente en cifras y en tablas clasificatorias, sin tener en cuenta que, por ejemplo, la inversión en materia de educación ha ido creciendo paulatinamente, al menos en estos últimos cuatro años. También es cierto que estos informe se dan a muchas interpretaciones, algunas de ellas muy positivas, y que sin embargo apenas transcienden.
La conclusión fundamental que se desprende de dichos estudios es que es necesario centrar de una vez por todas el debate educativo y el modelo de escuela. Deben de terminar las “batallitas” escolares y los cambios normativos según que partido acceda al poder. No puede ser que las leyes educativas apenas duren cuatro años, y eso si duran. Es necesario un gran pacto de Estado por la educación que siente las bases del sistema de enseñanza para al menos una década.
Ello posibilitaría, por ejemplo, dedicar más tiempo, esfuerzo y recursos a lo que verdaderamente importa: averiguar las causas del fracaso o del escaso rendimiento de nuestro alumnado en determinadas disciplinas, sean ciencias, lengua, matemáticas y otras, y poner en práctica los remedios necesarios (formación docente, programas de apoyo y refuerzo, renovación de los planes de estudio y un sinfín de cuestiones que influyen en la calidad de la enseñanza) para cambiar la deriva actual de nuestras aulas. Debe acabarse de una vez por todas con los parches y posibilitar los medios para lograr una enseñanza acorde con nuestra situación económica en el mundo.

Roberto González
Madrid

 
     
   

Más deporte en las escuelas

El Parlamento Europeo acaba de dar la voz de alarma. Nuestros escolares –no sólo los españoles, también los del resto de la UE- presentan cada vez mayor obesidad y son más sedentarios. Por ello, la Eurocámara ha aprobado un informe en el que pide que los colegios e institutos de la Unión Europea que impartan obligatoriamente tres horas semanales de gimnasia, con el objetivo de paliar el sobrepeso y la obesidad infantil.
Los diputados europeos han hecho está petición tras comprobarse que en los últimos años se ha reducido el horario dedicado a esta actividad de 121 a 109 minutos semanales, según señala un informe aprobado por los eurodiputados. En el mismo se indica que en España, más del 30% de los niños de entre 7 y 11 años padece esos problemas de peso. El texto aprobado señala que “los niños de hoy están menos en forma que los de las generaciones de los años setenta y ochenta debido a la inactividad física: los niños no comen más, sino que se mueven menos”.
Lo que parece claro es que al sur del Europa existe una tendencia a la gordura que no se da en otras latitudes. Así, en España, Italia, Grecia, Chipre o Malta, uno de cada tres chavales de la citadas edades tiene sobrepeso. Y una cosa es cierta, la creciente obesidad infantil tiene que ver con que las actividades lúdicas y de ocio son mucho más sendentarias ahora que hace unos años. No hay tampoco mucho interés en hacer deporte por parte de los jóvenes, teniendo en cuenta que están los juegos de ordenador y la Play Station. Todo ello se traduce en que la mayoría de los niños y adolescentes consume más calorías de las necesarias y no realiza la actividad física suficiente para quemar ese exceso calórico.
Por eso, uno de los temas en los que debería mayor énfasis la reforma de la enseñanza es en el fomento de la Educación Física y la dedicación de más recursos, profesores y horario al deporte escolar.
Los eurodiputados alertan con esta iniciativa de una “marginación” del deporte en los centros de enseñanza y ponen de relieve que “la Educación Física es la única asignatura que prepara a los niños para un estilo de vida saludable y se centra en su desarrollo físico y mental”.

Francisco Javier Martínez
Madrid

 
       
arriba