El Instituto Confucio abre sede en Madrid
El viceprimer ministro chino, Hui Liangyu, y la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, durante la inauguración. (Foto: Rafael Martínez)

Este organismo tiene como objetivo la promoción y difusión de la lengua y la cultura chinas en el mundo

El Centro Casa Asia Madrid acoge desde el lunes 26 de noviembre la sede del Instituto Confucio, organismo sin ánimo de lucro que tiene como objetivo difundir el idioma y la cultura chinas, y que, al igual que el Instituto Cervantes español, tiene sedes por todo el mundo.

Madrid.
La sede en Madrid del Instituto Confucio, organismo encargado de la promoción de la lengua y la cultura chinas en el mundo, ha sido inaugurada oficialmente el pasado 26 de noviembre en un acto oficial que contó con la presencia de la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera; el rector de la Universidad Autónoma, Ángel Gabilondo; el embajador de la República Popular China, Qui Xiaoqui, y Jesús Sanz, director de Casa Asia. Presidió el acto el viceprimer ministro chino Hui Liangyu.
El origen del proyecto madrileño nació en 2005, fruto del convenio suscrito entonces por el presidente chino Hu Jintao con la Universidad Autónoma y Casa Asia, a iniciativa de esta última, para que Madrid acogiera la primera sede española del Instituto Confucio. El nombre proviene de uno de los pensadores y filósofos más importantes del mundo y concretamente de la cultura china.
Por el momento serán dos las aulas habilitadas en el palacio de Miraflores, en la Carrera de San Jerónimo, destinadas a partir de enero a la enseñanza del chino. Este idioma está en expansión gracias a la cada vez mayor colaboración económica entre España y China y al crecimiento, cercano al 10% anual, que este país viene experimentando en el último lustro.
Con el fin de desarrollar las relaciones amistosas entre China y los diversos países del mundo, fomentar la comprensión de los pueblos del mundo sobre el idioma chino y la cultura china y proporcionar condiciones convenientes a los estudiantes extranjeros, la Oficina Nacional para la Enseñanza del Chino como Lengua Extranjera de China (ONECLE) establecerá el Instituto de Confucio en varios países solicitantes y con condiciones, que tienen su sede central en Beijing, China y se dedica a la enseñanza del chino.
El nombre inglés del Instituto de Confucio es "Confucius Institute". Confucio fue un renombrado pensador, pedagogo y filósofo en la historia china y su teoría tiene una importante influencia en todo el mundo, por eso este nombre representa lo profundo y lo extensivo de la cultura e idioma de China y refleja al mismo tiempo la tendencia de desarrollo de la cultura e idioma chinos de divulgarse al mundo en el nuevo siglo.

Funciones y actividades

El Instituto de Confucio es un organismo público no lucrativo que toma como tarea fundamental la divulgación del chino y la cultura chinas y el apoyo de la enseñanza local del chino, observa las leyes y reglamentos del país donde se ubica, y se somete a la supervisión e inspección del departamento administrativo de educación del país concerniente.
El Instituto de Confucio realizará y promoverá la enseñanza del chino con peculiaridades del país destino, que proporciona operaciones siguientes:  Enseñanza del chino incluso en multimedia y on line; capacitación de profesores del chino de escuela primaria, secundaria, colegio y Universidad; realización del examen del nivel de chino y examen para la calificación de la capacidad de la enseñanza del chino como lengua extranjera; apertura de diversos tipos de cursos de chino (cursos de capacitación preexamen para personal de empresas, estudiantes y empleados, y en diversas asignaturas en chino de traducción, turismo, comercio, finanzas y medicina tradicional china); impartición de asignaturas de expediente académico de chino correspondiente a las de los centros docentes de China; asistencia a la elaboración del programa o plan de enseñanza del chino; divulgación del libro de texto de China y desarrollo en cooperación del libro de texto local de chino;  proyección de películas o teleteatros chinos; y oferta de consultas sobre libros y materiales e informaciones.
El Instituto de Confucio también coopera con universidades para establecer su centro del chino, apoya la enseñanza formal de la especialidad de chino y el chino público; para establecer centros de investigación y apoyar las diversas investigaciones sobre todo lo que relaciona con China. Si las condiciones permiten, el centro del chino puede proporcionar a la sociedad la enseñanza relacionada y actividades de divulgación.

 

arriba