FERE y Educación y Gestión
celebran sus congresos anuales

Las Escuelas Católicas presentan una guía para adaptar la Educación de la Ciudadanía al ideario de sus centros

La enseñanza católica va a rememorar sus últimos 50 años y va la presentar su oferta educativa para el futuro, durante el próximo Congreso de FERE-CECA y de EyG. Además, las Escuelas Católicas han presentado una “Guía de Educación para la Ciudadanía”, que pretende ser un instrumento para ayudar a los docentes a impartir la asignatura conforme al ideario católico, respetando los contenidos mínimos establecidos por las administraciones educativas.
Los centros católicos van a presentar
su oferta educativa de futuro desde la perspectiva de la calidad, la equidad y la libertad. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. A.
La Federación Española de Religiosos de Enseñanza-Titulares de Centros Católicos (FERE-CECA) celebrará entre el 22 y el 24 de noviembre en Madrid un Congreso enmarcado en su 50 Aniversario, que se desarrolla de forma simultánea al IX Congreso de Educación y Gestión (EyG). Bajo el lema “Tras 50 años... creemos en la educación”, estas organizaciones han querido “hacer una reflexión sobre lo que ha supuesto la escuela católica para la historia de la pedagogía en nuestro país y, al mismo tiempo, ofrecer a la sociedad su propuesta educativa.
La presidenta de Escuelas Católicas, Inmaculada Tuset, ha presentado en rueda de prensa este Congreso, que se estructurará en torno a seis ponencias y dos paneles de expertos “que enriquecerán la reflexión y el debate sobre el futuro de la escuela católica en la sociedad actual”. Está confirmada la participación de más de 1.500 profesionales implicados en funciones de responsabilidad directiva de centros docentes, y representantes de organizaciones educativas españolas y europeas, patronales de la enseñanza, sindicatos, consejerías de educación de comunidades autónomas, y colectivos de profesores, padres y alumnos.

Herramienta de cambio

Según ha avanzado Inmaculada Tuset, durante los tres días del Congreso los participantes reflexionarán, lógicamente,  sobre la oferta educativa de la escuela católica, con especial atención a “la inmigración en las aulas, la presencia del hecho religioso, la necesidad de educar para el ejercicio de los derechos y deberes fundamentales, etc”. Y todo ello con el objetivo último de “ratificarnos en la idea de que la educación es posible, es herramienta de cambio, acompaña el crecimiento integral y posibilita la apertura a Dios”. Y según ha manifestado el secretario general de EyG, Manuel de Castro, todo ello “desde la perspectiva de la calidad, la equidad y la libertad”, y siempre intentando “dar respuesta a las nuevas demandas que tienen la educación y la sociedad”.
Las organizaciones de la escuela católica también han presentado una guía con las “Claves para ofrecer Educación para la Ciudadanía en un centro Católico. Orientaciones para el profesorado”, con la que no pretenden “reformular” esta materia, sino “hacer llegar al docente una herramienta que le ayude a impartirla conforme al ideario católico en nuestros centros educativos”. Según ha recordado Manuel de Castro, FERE-CECA y EyG se han manifestado “siempre en contra” de esta nueva asignatura, pero una vez aprobada por el Parlamento, y “conscientes de que no nos quedaba otro camino legal” que implantarla en los centros, “hemos participado en las negociaciones para elaborar un currículum que fuera aceptable para todos”.

Unidades didácticas

Este documento, también llamado “Guía de Educación para la Ciudadanía” comienza con una introducción, “que fundamenta “el recorrido de Escuelas Católicas ante esta asignatura, desde la preparación de la LOE hasta la aprobación de los decretos que la desarrollan”. Y también incluye unos recursos para la programación, en cada uno de los contenidos mínimos establecidos la esta materia, y una propuesta pedagógica desde el ideario católico. Por último, se desarrollan diez unidades didácticas sobre “La búsqueda de la verdad y la conciencia personal”; “Varón y mujer que los creó”; “Constructores de la paz”; “Relaciones intergeneracionales”; “El derecho a la igualdad”; “Normas para la convivencia”; “La búsqueda del bien común”; “El cuidado de nuestro planeta”; “Compromiso solidario”; y “Vivimos en comunidad”.
Según Manuel de Castro, la Guía es un instrumento para ayudar a los profesores a impartir la nueva asignatura “de acuerdo al ideario de sus centros, sin modificar ni recortar” los contenidos mínimos establecidos por el MEC y las Comunidades Autónomas, y no contiene “vidas de santos ni lecturas raras”. Respecto a los temas presuntamente más conflictivos, como el matrimonio entre personas homosexuales, ha manifestado el objetivo de este manual “no es ocultar lo que la legislación reconoce”, sino plantear “la posición muy clara de la Iglesia”. Por último, ha afirmado que los padres que han ejercido la objeción de conciencia son “casos aislados” en los colegios de la FERE, y estos alumnos “no reciben una asignatura alternativa”.

 

arriba