Nueva campaña a favor de una escuela pública y laica

Los STES-I, CEAPA, el Sindicato de Estudiantes e IU vuelven a pedir que la
Religión
salga del horario lectivo en los centros públicos

Organizaciones con gran implantación en la comunidad educativa, como los STES-i, la CEAPA y el SE, encabezan a una serie de colectivos que han vuelto ha reivindicar una escuela pública y laica. También han pedido que la asignatura de religión salga del horario lectivo en todos los centros sostenidos con fondos públicos, y la revisión de los acuerdos suscritos por el Estado español con el Vaticano.
Loles Dolz, de IU, Juanjo López, del SE, Francisco Delgado, de Europa Laica, Fernando Martín, de la CEAPA, Toni Poveda, de la Federación de Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales, y Augusto Serrano, de los STES-i. (Foto: EFE)

Madrid. G. A.
Las organizaciones que integran la plataforma “Por una sociedad laica, la religión fuera de la escuela”, han presentado la nueva campaña que van a desarrollar durante el presente curso 2007-08, para volver a exigir la derogación de los acuerdos entre el Estado Español y el Vaticano, la salida de la religión del horario lectivo, y la retirada de los símbolos religiosos de los centros escolares. Entre sus promotores, destacan entidades con notable implantación en el ámbito educativo, como la Confederación de Sindicatos de Trabajadores de la Enseñanza-Intersindical (STES-i), el Sindicato de Estudiantes (SE), la Confederación laica de Asociaciones de Padres de Alumnos (CEAPA), y los Movimientos de Renovación Pedagógica, junto a formaciones políticas de implantación estatal como Izquierda Unida (IU).
Representantes de dichas organizaciones han recordado en rueda de prensa cómo se unieron en el año 2002 “ante el intento del anterior Gobierno del PP de imponer la asignatura de religión a todo el alumnado”. Y han añadido que todavía no han logrado sus objetivos “a causa de una cierta pasividad e indiferencia de los poderes públicos y al fundamentalismo con el que actúan algunos sectores de la iglesia católica”. También han manifestado que el actual Gobierno del PSOE desaprovechó con la LOE una “oportunidad histórica” para avanzar en este sentido.
Así, han vuelto a denunciar que dicha Ley obliga a los alumnos que no quieren cursar religión a permanecer en el centro mientras que se imparte esta asignatura a los demás, cuando dicha materia “debería, al menos, salir del horario lectivo obligatorio para no interrumpir el normal funcionamiento de los centros”. Han dicho que, mientras tanto, dichos estudiantes están “secuestrados” y “apartados de su clase” durante dos horas a la semana. Y han aclarado que esta campaña no pretende “arremeter contra ninguna religión ni responde a ideas anticlericales”, porque “en una sociedad laica caben todos, creyentes y no creyentes”.

Adoctrinamiento

Los portavoces de esta Plataforma han afirmado que para la formación integral de los alumnos “no hace falta impartir una religión confesional ni optar por el adoctrinamiento, sino por la enseñanza”, y han añadido que la asignatura de religión es un “adoctrinamiento puro y duro”, por lo que no se puede calificar a quienes la imparten como “profesores”, sino como “catequistas”. En este sentido, han denunciado que algunas administraciones autonómicas están cometiendo “fraude de ley” al permitirles impartir suplencias y tutorías, disfrutando de los mismos derechos laborales que los demás, cuando no han aprobado unas oposiciones como el resto del profesorado.
Por último, han insistido en que “el horario lectivo debe dedicarse sólo a la docencia, y la religión no es algo que competa a la enseñanza, sino al ámbito privado”. Creen que todos los estudiantes tienen derecho la “una educación democrática, humanista y científica, que fomente el espíritu crítico, que tenga en cuenta la diversidad y eduque en convivencia, que enseñe a pensar y que defienda la libertad de conciencia”, y a que no se les separe y discrimine “formando grupos en función de creencias religiosas”. Por todo ello, esta Plataforma propondrá a medio plazo la salida de la asignatura de religión no sólo del horario lectivo obligatorio, sino también del currículum en todos los centros sostenidos con fondos públicos, incluidos los concertados.

 

arriba