Cuatro convenios para impulsar
la I+D+i en Asturias

Madrid. La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, y el presidente del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces, han presentado en Oviedo cuatro convenios que permitirán, entre otros aspectos, la creación de un Centro de Investigación sobre Nanomateriales y Nanotecnología, financiar plazas estables para investigadores a través del programa I3, apoyar financieramente la convocatoria 2008 del Principado de Asturias para proyectos científicos y singulares y la colaboración para un futuro centro de investigación sobre la biodiversidad en la Cordillera Cantábrica. Según Mercedes Cabrera, “la política científica es una prioridad del Gobierno de España” que se está expresando a través de iniciativas concretas como las cuatro suscritas con el Gobierno del Principado. “Con estos convenios queremos fortalecer la capacidad investigadora, científica y tecnológica de Asturias para ponerla en la primera línea de la generación del conocimiento de vanguardia y su transferencia a la sociedad”.
Tanto la ministra como el presidente del Principado han hecho hincapié en que estos acuerdos son fruto “del espíritu de colaboración y de coordinación entre Administraciones necesario para desarrollar cualquier política de Estado como es el impulso de nuestro sistema de ciencia y tecnología”.
Los convenios suscritos son los siguientes:
-Convenio entre el MEC, a través del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Principado de Asturias y la Universidad de Oviedo para la creación de un Centro de Nanomateriales y Nanotecnología (CINN). Gracias a este acuerdo, Asturias va a disponer de un centro de referencia internacional en la investigación de uno de los campos de mayor futuro, la nanotecnología, y que estará orientado al desarrollo de nuevos productos y a la transferencia del conocimiento de vanguardia a la sociedad. De esta forma Asturias, que ya cuenta con prestigiosos grupos de expertos en esta materia, atraerá científicos de excelencia, al tiempo que dispondrá de un instituto en el que formar a nuevos científicos del más alto nivel.  El CINN se centrará en algunos de los más importantes campos de aplicación de la nanotecnología como los sectores de la biomedicina la óptica y aeroespacial. El CSIC aportará 9 millones de euros para la construcción de la sede del centro en terrenos del Instituto Nacional del Carbón (INCAR). Por su parte, el Principado de Asturias aportará todas las infraestructuras y equipamientos tecnológicos por valor de otros nueve millones.
-Convenio entre el MEC y el Principado de Asturias a través del cual el Ministerio de Educación y Ciencia aporta más de un millón de euros para financiar al Programa de Incentivación de la Incorporación e Intensificación de la Actividad Investigadora, más conocido como I3. Este convenio permitirá financiar los tres primeros años de seis plazas para investigadores españoles y extranjeros con una trayectoria destacada. A cambio, la Universidad deberá convocar plazas permanentes para estos investigadores. Además, la Consejería de Educación del Principado de Asturias aportará otros 250.000 euros para el mismo fin a través de la colaboración con la Universidad de Oviedo.
-Convenio sobre financiación de proyectos estratégicos y singulares de carácter estratégico en Asturias. El MEC presta al Principado de Asturias 12 millones de euros. Esta ayuda se hará efectiva a través de las convocatorias de 2008 del Principado y tiene como objetivo la creación de un tejido empresarial innovador, así como estimular la transferencia de los resultados de la investigación al sector productivo. El préstamo será sin intereses y tendrá cinco años de carencia, es decir, el Principado empezará a devolverlo en el año 2013 y acabará de hacerlo en el 2027.
- Convenio para la colaboración en la creación en un futuro de un Centro de Investigación en materia de recursos naturales y Biodiversidad en la Cordillera Cantábrica.  Como primer paso el MEC, a través del CSIC, el Principado de Asturias y la Universidad de Oviedo han llegado este acuerdo para poner las bases de cooperación que permitan crear un programa científico sólido y para ampliar nuestro conocimiento en campos de gran interés para Asturias como la conservación y uso sostenible de recursos naturales renovables, los efectos del cambio climático sobre la diversidad biológica y la utilización racional y el control de los recursos naturales.

 
   
 

El Museo de Ciencia de La Coruña será
la sede de la red nacional

Madrid. Mercedes Cabrera ha anunciado que el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, que se ubicará en La Coruña, se convertirá en la sede central de la red nacional de Museos Científicos del Estado, cuya creación es uno de los objetivos del Gobierno durante el “Año de la Ciencia 2007”. También señaló que constituirá un escaparate de la actividad científica de este país, un espacio de encuentro y de diálogo entre el mundo de la ciencia y los ciudadanos y lugar de conservación del patrimonio científico.
La ministra reveló que el Gobierno encargará el proyecto de organización del Museo a Ramón Núñez Centella, actual director de los Museos Científicos Coruñeses. Así como, reiteró el compromiso de inversión recogido en los Presupuestos de 2008, que contempla una partida de 1,8 millones de euros.
El edificio “Prisma de Cristal”, construido por la Diputación de La Coruña, será la sede del Museo y de la red nacional de museos. La superficie es de 6.637 metros cuadrados, de los cuales 5.057 se destinarán a actividades museísticas.
Mercedes Cabrera presidió el acto de entrega de los Premios Prisma de divulgación científica y reconoció el trabajo de los galardonados por “su magnífica contribución a la importantísima tarea de acercar la ciencia y la tecnología a los ciudadanos”. Un documental, un artículo, la edición de un libro y una sección especializada de un diario constituyen, para la Ministra, buenos ejemplos de cómo conseguir que el conocimiento trascienda el mundo de los expertos.

 
   
 

España participa en la creación
del centro europeo de investigación en
estructura de la materia

Madrid. G. A. El Ministerio de Educación y Ciencia coordina la participación del Centro de Investigaciones Energéticas, Tecnológicas y Medioambientales (Ciemat), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y once universidades españolas en el diseño de experimentos de la futura instalación internacional de investigación de iones y antiprotones (FAIR, en sus siglas en inglés). Alemania, Austria, China, Eslovenia, Finlandia, Francia, India, Italia, Polonia, Reino Unido, Rumania Rusia y Suecia participan junto a España en este organismo, que tendrá su sede en la ciudad alemana de Darmstad y forma parte del Mapa Europeo de Instalaciones Científicas Técnicas Singulares.
Cerca de 3.000 investigadores cooperarán en el desarrollo del programa científico del acelerador de partículas FAIR, que entrará en funcionamiento en 2015 y cuya construcción tendrá un coste que asciende a 1.186 millones de euros, de los que Alemania aportará el 75% dada su condición de país líder del proyecto. España se hará cargo del 2% de dicho presupuesto, aunque la mayor parte de esta contribución será en especie a través del suministro de equipamiento e instrumentación que coordinará el Ciemat, que también lidera algunas iniciativas de investigación y está diseñando futuros experimentos y equipo instrumental.
La instalación FAIR está compuesta por dos sincrotrones superconductores, cuatro anillos de almacenamiento y un separador de fragmentos. Según informa el MEC en un comunicado, tendrá gran importancia para el desarrollo de la investigación puntera europea de los próximos años, y proporcionará una herramienta de experimentación en diferentes áreas de la física hadrónica, nuclear, atómica y de plasmas. Además, es el proyecto más ambicioso en física de aceleradores hasta el momento, lo que permitirá el estudio de la estructura de la materia a nivel subatómico, y proporcionará la comprensión del origen y evolución del Universo.

 
   
 

Cabrera apuesta por cambiar los valores para impulsar una nueva cultura científica y técnica

Madrid. La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, considera “imprescindible” crear las condiciones adecuadas que permitan un cambio de los valores, para implantar una nueva cultura científica y técnica en la sociedad. Así lo ha manifestado durante una reciente sesión de control al Gobierno del pleno del Senado, al responder a una interpelación del senador del PNV Francisco Xavier Arzalluz, que quería conocer la prioridad que concede el ejecutivo al Plan de Ciencia y Tecnología e Innovación de la Comunidad Autónoma del País Vasco.
La ministra ha explicado que el sexto Plan Nacional de I+D+i y la estrategia nacional de ciencia y tecnología están basados en la coordinación, el consenso y el debate “intenso y abierto” a la participación de las comunidades autónomas. Y al ampliar sus objetivos se ha referido a la necesidad de poner la investigación y la ciencia al servicio de la ciudadanía y del bienestar social, haciendo de la I+D+i un factor de mejora de la competitividad empresarial y un elemento esencial para generar nuevos conocimientos.
Durante la sesión, Mercedes Cabrera también ha respondido a una pregunta del senador de Coalición Canaria Ricardo Melchor, y ha manifestado la disposición del MEC a “empujar de manera decisiva”, y en colaboración con el Gobierno autonómico, los trabajos previos para la creación del Instituto Vulcanológico de Canarias (IVC). La ministra ha añadido que su Departamento y el propio Ejecutivo español “han demostrado su interés” por contribuir a la creación y al desarrollo de “centros de investigación de referencia e infraestructuras, siempre en coordinación con las comunidades autónomas”. En su opinión, “es un empeño de este Gobierno fácilmente identificable”.

 
   

Presentado el prototipo del primer helicóptero español no tripulado convertible en avión

Madrid. El Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) ha presentado en la Real Academia de Ingeniería, en Madrid, el proyecto de Helicóptero Adaptativo Avión (HADA), que actualmente se encuentra en fase de desarrollo gracias a la colaboración de 40 socios, entre empresas, universidades y centros de I+D+i. El sistema HADA es el núcleo principal del programa “Plataforma Ligera Aérea de Técnicas Innovadoras” (Platino), y ha sido aprobado por el Ministerio de Educación y Ciencia como programa “singular y de carácter estratégico”. De fabricación totalmente española, será el primer helicóptero no tripulado convertible en avión en fase de vuelo.
El INTA dispone actualmente de un primer prototipo “híbrido”, un pequeño helicóptero con dos alas desplegables que ha sido bautizado como “Colibrí”, y a partir del próximo año tiene previsto desarrollar hasta 2010 la segunda fase del programa, consistente en un prototipo a escala operativa, el “Libélula”, que permitirá desarrollar paulatinamente todas sus capacidades. Así, estará dotado del sistema Automático de Aterrizaje sobre Plataformas Móviles (SATA), el sistema de Comunicaciones Ópticas a Bordo (COBOR), un mini-radar de apertura sintética (MINISARA) y el Sistema Automático de Navegación Aérea Segura (SANAS).
Además, el sistema HADA tendrá capacidad de despegue y aterrizaje (VTOL, en sus siglas en inglés), y podrá desplegar en vuelo sus alas para alcanzar velocidades propias de una plataforma de ala fija. Según el principal responsable del programa, el ingeniero aeronáutico del INTA Manuel Mulero, este “helicóptero con alas” tendrá un amplio abanico de posibilidades de aplicación, tanto en el ámbito militar, en el que el INTA ya ha puesto en marcha el avión no tripulado SIVA cedido al Ejército de Tierra, como en el mundo civil, en el que podrá realizar misiones de reconocimiento terrestre o marítimo.


 
 
 

Los Jóvenes Investigadores piden al MEC que contrate a los doctores que beca en el extranjero

Madrid. La Federación de Jóvenes Investigadores (FJI) ha pedido al Ministerio de Educación y Ciencia que contrate a los doctores españoles que ha becado en el extranjero, y le amenazado con demandar al Departamento por hacer “caso omiso” a las reclamaciones presentadas el pasado mes de agosto por 38 científicos con becas posdoctoraleas en el exterior. La FJI ha difundido un comunicado en el que recuerda que el propio Gobierno español ha legislado, a través del Real Decreto del Estatuto del Personal Investigador en Formación (EPIF), la obligatoriedad de contratar a todos los doctores.
Dicho comunicado afirma que, sin embargo, el Ministerio comete una ilegalidad e incumple ese Real Decreto que él mismo promulgó, al mantener las becas a doctores en su programa de ayudas para la investigación posdoctoral, en vez de contratarles. “Según el MEC -añade el comunicado- la contratación de estos investigadores en el extranjero es casi imposible, debido a problemas legales. Sin embargo, otras instituciones están contratándoles sin ningún problema”, como la Xunta de Galicia, el Principado de Asturias e, incluso, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).
Esta Federación también dice que “muchos investigadores españoles necesitan irse a investigar al extranjero tras leer su tesis, para así mejorar su currículum de cara a conseguir un puesto estable en el sistema español de I+D+i. De hecho, todos los contratos denominados de recuperación de cerebros, como son el Ramón y Cajal del MEC o el Parga Pondal de la Xunta de Galicia, valoran especialmente que los científicos tengan un periodo trabajado como investigador en una universidad, instituto o laboratorio extranjero de prestigio”. Por ello, pide “una política eficiente de recursos humanos en investigación”, que pase porque “todos los investigadores estén contratados y, por tanto, accedan a los derechos y obligaciones que contempla la legislación laboral”.

 
arriba