Nueva regulación del Bachillerato

El ciclo contempla tres modalidades e incorpora al currículo materias como Ciencias para el mundo contemporáneo y Filosofía y Ciudadanía

Con la nueva ordenación del Bachillerato los alumnos podrán elegir entre tres modalidades. El ciclo, que comenzará a impartirse el próximo curso, introduce dos nuevas materias, Ciencias para el mundo contemporáneo y Filosofía y Ciudadanía. Los estudiantes que repitan primero, podrán cursar las asignaturas suspensas y matricularse en dos o tres de segundo.
Los alumnos tendrán una formación especializada para continuar sus estudios en la universidad o en FP de grado superior. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
En el año académico 2008-09 entrará el vigor el primer curso del nuevo Bachillerato, mientras que el segundo se empezará a impartir en 2009-10. El Real Decreto, por el que se regulan las enseñanzas de esta etapa, de acuerdo con la nueva Ley Orgánica de Educación, fue aprobado por el Consejo de Ministros del 2 de noviembre. Los alumnos que superen esta etapa podrán acceder a la universidad o a los ciclos formativos de Grado Superior.
Este Real Decreto, que desarrollarán las comunidades autónomas, establece un sistema de repetición y promoción, en el que sólo podrán pasar de curso los alumnos que aprueben todas las asignaturas o con dos suspensas como máximo. No obstante, para los estudiantes que repitan curso con tres o cuatro asignaturas, se ofrece una nueva opción que se concreta en cursar las materias suspensas y completar la matrícula con dos o tres asignaturas de segundo, como se realiza en la universidad o en Formación Profesional. El título de Bachiller se obtendrá si se superan todas las materias en un máximo de cuatro años.
El alumno elegirá entre tres modalidades diferentes: Artes, Ciencias y Tecnología y Humanidades y Ciencias Sociales.

Especialización

Esta etapa educativa consta de materias comunes, de modalidad y optativas y cada una de las modalidades podrá organizarse en distintas vías, que faciliten una especialización de los alumnos para su incorporación a los estudios posteriores. Cada una de las seis asignaturas de modalidad se impartirán durante 90 horas, 20 más que en el modelo anterior, y el resto oscilan entre 35 de Educación Física y 210 de Lengua Castellana o idioma extranjero, que tienen el mayor peso lectivo.
La modalidad de Ciencias y Tecnología aúna el vigente Bachillerato de Ciencias de la Naturaleza y de la Salud con el de Tecnología, con el fin de que los alumnos puedan orientar sus estudios en función de si pretenden cursar un título universitario o de Formación Profesional de Grado Superior.
Por una parte, la modalidad de Artes presenta una vía referida a Imagen, Artes Plásticas y Diseño, similar a la actual, y por otra, una nueva opción que se orienta a la Música, la Danza y las Artes Escénicas, que contempla aspectos relacionados con las artes escénicas, la historia, el análisis y la estética musical, además del mundo audiovisual y los fundamentos biológicos del movimiento y la danza. Hasta ahora, este campo no figuraba en nuestro sistema educativo, en comparación con otros países europeos. Así como, esta vía facilitará la compatibilidad de los estudios de Bachillerato con las enseñanzas profesionales de música, a través de la convalidación de materias.

Nuevas materias

En la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales, el estudiante puede escoger entre materias como Economía, Griego, Latín, Historia del Arte o Matemáticas aplicadas a las ciencias sociales. Además de Geografía, se incluye una nueva asignatura, Historia del Mundo Contemporáneo, cuyos contenidos hacen referencia a cuestiones científicas relevantes en el mundo actual y formará parte de las materias comunes del Bachillerato que todos los alumnos deben cursar en esta etapa, al menos en uno de los dos cursos. El origen el Universo y de la vida, la ciencia a servicio de la salud, la genética, el cambio climático y la gestión sostenible del planeta son algunos de los contenidos de esta nueva materia. De igual modo, en uno de los dos cursos de Bachillerato se impartirá la nueva asignatura de Filosofía y Ciudadanía, que complementa a la actual Historia de la Filosofía.
Además de estas dos nuevas materias, en el currículo de esta etapa también figuran Educación Física, Historia de la Filosofía, Historia de España, Lengua Castellana y Literatura, Lengua extranjera, Lengua cooficial y su literatura. La asignatura de Religión será voluntaria las calificaciones no computarán en la nota media.

Reacciones

Para Ana Pastor, secretaria ejecutiva de Política Social y Bienestar del PP, este nuevo Bachillerato provoca desorden en los centros y perjudica a los alumnos que necesitan reforzar sus conocimientos, además va en contra de la finalidad de esta etapa de asentar conocimientos básicos y preparar para estudios superiores y empobrece las humanidades.
Asimismo, los sindicatos de profesores se muestran divididos ante este nuevo modelo. Por una parte, FETE-UGT lo considera positivo porque flexibiliza la organización de las materias sin rebajar el nivel de esfuerzo y valora que la Educación para la Ciudadanía de Primaria y ESO tenga continuidad en el Bachillerato; por otra, ANPE asegura que no garantiza la preparación de los alumnos para la universidad y rebaja aún más el nivel educativo.
Según CCOO, la nueva regulación favorece la atención a la diversidad del alumnado y fomenta los diferentes ritmos de aprendizaje. No obstante, este sindicato insiste en que es imprescindible que las administraciones doten a los centros de los recursos personales y materiales, para facilitar la tarea del profesorado. Por el contrario, CSI-CSIF anticipa que “el hecho de sean los alumnos los que elijan las asignaturas complicará la organización del centro” y que, para hacer frente a esta situación, será necesario aumentar las plantillas docentes. Sin embargo, sigue apostando por un Bachillerato de tres años ya que, en su opinión, nuestro modelo es el más corto y más discutido de la UE.
De igual modo, las asociaciones de padres y madres de alumnos han expresado opiniones divergentes. Si CEAPA afirma que el nuevo Bachillerato no implica una devaluación de estas enseñanzas y permite a los estudiantes con dificultades seguir estudiando sin rebajar el nivel,
CONCAPA asegura que decae el grado de exigencia de los estudiantes y no apoya a las familias para animar al estudio y a la búsqueda de la excelencia.
El texto íntegro del Real Decreto se inserta en la página web del Ministerio de Educación y Ciencia: www.mec.es

 

arriba