Madrid acoge las III Jornadas
de Inspección Educativa

Más de 200 inspectores españoles y extranjeros analizarán la evaluación de los procesos de aprendizaje y las nuevas perspectivas de la FP

El Ministerio de Educación y Ciencia organiza la tercera edición de las Jornadas de Inspección Educativa, que se desarrollan entre el 24 y el 26 de octubre en Madrid bajo el título de La Ins-
pección de Educación y la evolución de los procesos de enseñanza aprendizaje. Nuevas perspectivas de la Formación Profesional.

Madrid.
Las Jornadas de Inspección Educativa 2007, que contarán con la participación de cerca de 250 inspectores procedentes de las distintas Comunidades Autónomas españolas, de Europa, de Marruecos y de Iberoamérica, serán inauguradas por el secretario general de Educación y Formación Profesional, Alejandro Tiana, y el acto de clausura está previsto que sea presidido por la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera.
En las dos ediciones anteriores de estas Jornadas de Inspección Educativa, dedicadas respectivamente a “La Inspección de Educación y la autonomía de los centros”, en el año 2005, y a “La Inspección de Educación y la evaluación interna de los centros docentes para la mejora de la calidad de la enseñanza. Educación Básica, Bachillerato y Formación Profesional”, en el año 2006, la participación superó, en ambas, los dos centenares de asistentes y tuvieron un resultado altamente satisfactorio, siendo valoradas muy positivamente por los responsables de la Inspección Educativa.
El objeto de estudio de las Jornadas en esta su tercera edición es prestar especial atención a la función que la Inspección de Educación desempeña en la evaluación de los procesos de enseñanza aprendizaje como un proceso de cambio y mejora de la calidad de la enseñanza, así como analizar las nuevas perspectivas de la Formación Profesional en el marco y desarrollo de la LOE.

Programa de actividades

En el programa de actividades se precisa que a lo largo de su desarrollo se analizarán las realidades sociales y educativas del siglo XXI, tanto españolas como europeas e iberoamericanas, así como los sistemas de evaluación de los procesos de enseñanza aprendizaje que están promoviendo las diversas administraciones educativas nacionales e internacionales. Sobre estos temas intervendrán como ponentes Felipe Martínez Rizo, director general del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación de México; Tomás Recio, presidente del Consejo Escolar de Cantabria, y Teresa Mauri Majós, catedrática de la Escuela Universitaria de Psicología Evolutiva de la Universidad de Barcelona.
Asimismo, durante el encuentro se reflexionará sobre la interrelación entre la evaluación de los procesos de enseñanza aprendizaje y las actuaciones de la Inspección Educativa en el ámbito de una mesa redonda que contará con la presencia y participación de representantes de las Comunidades Autónomas de Castilla-La Mancha, Galicia, Murcia y Valencia, y en cuyo desarrollo se analizarán las implicaciones que la evaluación de estos procesos conlleva en la actuación inspectora desde la consideración de que los inspectores de Educación son dinamizadores de la realidad educativa y agentes activos de los procesos de evaluación externa, y se tratará sobre la necesaria formación pedagógica y didáctica del profesorado en la evaluación de estos procesos.
Otro de los puntos centrales de las jornadas será el intercambio de experiencias fuera de nuestro país, con la participación de representantes de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), de la Inspección Educativa de Francia y de los Colegios Británico y Alemán de Madrid, así como de experiencias nacionales en este ámbito a través de representantes de Extremadura, Cataluña, Navarra y Madrid.
Las nuevas perspectivas que se abren en el ámbito de la Formación Profesional, tanto en su dimensión española como europea, será otro de los ejes de estudio y análisis de las jornadas, que contarán asimismo con una ponencia sobre “Menores, justicia y educativa. Respuesta educativa y judicial”, a cargo de Emilio Calatayud Pérez, Magistrado-Juez de Menores de Granada.

La evaluación de los procesos de enseñanza

Otro de los elementos objeto de análisis será el del concepto de evaluación, ya que hoy “adquiere un nuevo sentido en la adquisición de las competencias básicas que se consideran necesarias para desenvolverse como personas y ciudadanos de una forma autónoma a lo largo de toda la vida”, explican los organizadores de este encuentro. “Tiene una función superior a la mera recogida de datos, ya que aparece como pieza clave imprescindible para que el profesor preste al alumno la ayuda necesaria, y en consecuencia, pueda valorar las transformaciones que se han ido produciendo . La evaluación formativa y continua de los aprendizajes, por un lado, hace posible el medir los resultados conseguidos y ajustar los programas a las singularidades de los alumnos, y por otro, aportar información relevante para la evaluación de la enseñanza y de la práctica docente” .
El debate se centra en el hecho de que la evaluación de la enseñanza, por tanto, no puede ni debe concebirse al margen de la evaluación del aprendizaje, “pues cuando evaluamos los aprendizajes que han realizado los alumnos, estamos también evaluando, se quiera o no, la enseñanza que hemos llevado a cabo. Por eso la evaluación nunca lo es, en sentido riguroso, de la enseñanza o del aprendizaje, sino más bien de los procesos de enseñanza y aprendizaje”, explican los organizadores.
Con la organización y desarrollo de estas Jornadas el Ministerio de Educación y Ciencia pretende resaltar el hecho de que la Inspección sea un factor de cambio y de calidad de la enseñanza, así como la garantía del derecho a la educación para todos los alumnos en iguales condiciones de calidad, desde una convivencia armónica basada en los principios de libertad, tolerancia y pluralismo.
A este respecto, en un comunicado del MEC se precisa que “la Inspección es un instrumento esencial para apoyar y asesorar a los centros en la evaluación de los procesos de aprendizaje de los alumnos y en la evaluación de la propia práctica de la enseñanza de su profesorado, y crear en los mismos una cultura evaluadora y de continuo mejora de la enseñanza”.

 

arriba