Esta sección está abierta a todos aquellos profesores que realizan trabajos de innovación en el aula, unidades didácticas, proyectos interdisciplinares o que pongan en marcha nuevos métodos de aprendizaje en clase. Los textos, de una extensión máxima de tres folios, deben llegar en disquete a COMUNIDAD ESCOLAR (Alcalá, 34. 6ª planta. 28071 Madrid), o a nuestra dirección de correo electrónico.

Noche de cine, educación y tolerancia

La película Las 13 rosas forma parte de un proyecto pedagógico cuyo objetivo es fomentar en clase la libertad de opinión, el diálogo y el respeto

El 5 de agosto de 1939, trece mujeres, la mitad menores, fueron ejecutadas ante las tapias del cementerio del Este. Su historia, recogida en el libro de Carlos Fonseca Trece rosas rojas, ha sido llevado al cine por Emilio Martínez Lázaro en Las 13 rosas, película que acaba de estrenarse en cines de toda España. Un grupo de profesores, de manera altruista, han brindado su experiencia de años y su esfuerzo personal al proyecto Cine y Educación que los ha atrapado en lo más profundo y que pretende, entre otros muchos objetivos, fomentar el diálogo y la tolerancia entre los escolares.

La película Las 13 rosas cuenta la historia de trece muchachas, casi todas menores de edad, que fueron fusiladas el 5 de agosto de 1939 en las tapias del cementerio de la Almudena de Madrid. Eran muchachas jóvenes, con ilusiones, que tenían novio, que iban al cine o a bailar y se divertían como podían en aquellos duros y grises días de la posguerra. Las detuvieron al mes de acabar la guerra. Algunas se conocían entre sí pero otras no. Sufrieron duros interrogatorios policiales y finalmente fueron trasladadas a la cárcel de Ventas donde había miles de mujeres hacinadas en las celdas de la presión.
A las 13 detenidas, a las que sus compañeras bautizaron como “las menores” por su corta edad, las incluyen en la misma causa bajo la acusación de ayuda a la rebelión y haber planeado un atentado contra Franco, un atentado irreal pero que daba base a la acusación. Todo muy abstracto, sin pruebas. Ellas y sus familiares estaban tranquilos, a lo máximo les caerían unos cuantos años de cárcel. Pero unos días antes de que se celebre el juicio se produce un atentado contra un militar franquista en el que mueren tres personas. Nada tienen que ver con ello las 13 jóvenes porque estaban en la cárcel cuando ocurrió todo. Pero se fraguó una venganza y el Tribunal Militar las condena a muerte y en menos de 48 horas fueron fusiladas.

Preestreno

La del pasado 11 de octubre fue la noche de “Luces, cámara ¡educación!”, ya que cientos de profesores y personas relacionadas con la enseñanza acudieron en toda España al preestreno de la película de Emilio Martínez Lázaro. Bajo este sencillo lema “Luces, cámara ¡educación!” creemos que se va a abrir un antes y un después en el diálogo social, que tanta falta nos hace. El mundo de la educación es un mundo muy poco conocido salvo por sus vacaciones, su fracaso escolar, el ranking PISA o la violencia escolar…Es un mundo endogámico cuando escribe o comunica una experiencia de sus aulas.
Para educar a un niño necesitamos todo un pueblo. Los pueblos, hoy en día, se han convertido en aldeas globales y las aldeas globales subsisten por el avance tecnológico y su velocidad de vértigo.
No podemos seguir caminando por caminos paralelos y muchas veces opuestos. No podemos seguir escribiendo unas políticas educativas y luego haciendo discursos mediáticos que interfieran en esas “bondades” que redactamos y pactamos, con gran esfuerzo de los sectores y partidos implicados en el consenso.
¿Qué esta sucediendo pues? Que los políticos se han olvidado que en las aulas enseñamos, o al menos lo intentamos, a guardar un turno de palabra con respeto, sin pitadas ni pataleos; enseñamos a respetar a las creencias que cada uno tenga o elija tener, desde el profundo respeto y conocimiento de las otras, sin imposiciones; enseñamos que la historia con mayúsculas se escribió con miles de historias con minúsculas y que como todo en la vida…. de la historia hay tantas versiones como gente viviendo los grandes acontecimientos que, ¡por cierto!, casi siempre suelen ser guerras y batallas, vencedores y vencidos, opresores y oprimidos. Pero eso sí, escritas estas guerras con palabras nobles, de cruzadas y conquistas o de salvaciones y colonizaciones.

No abandonar los ideales

Ante esta disonancia…¿qué se puede hacer? Ante todo no caer en el desánimo ni abandonar tus ideales porque el sistema te va neutralizando con su inercia o con la pregunta que te asalta a diario en tu vida laboral o personal ¿qué necesidad tienes de esto?
Pues esa… la necesidad de que la vida adquiera un color diferente, de que las energías positivas, el optimismo y hasta la audacia se unan…para que  haya sido posible que:
- Profesores, que ni siquiera se conocen entre ellos, hayan trabajado juntos en un proyecto común virtual ¡y sólo porque una amiga común se lo propuso!
-Una productora haya decidido hacer una apuesta a través de una madre que conocía a la profesora de su hijo y…
- Que muchos responsables educativos con capacidad para tomar decisiones y con respaldo social hayan decidido “fiarse” de una apuesta no reglamentada de manera oficial pero si personal (conocen la trayectoria profesional y humana de algunos de los profesores implicados y eso es una credencial para apoyar la iniciativa)
-Que los alumnos y profesores tengamos ahora un espacio en la web oficial de la película www.las13rosas.com que no deja indiferente a ningún espectador.
Por primera vez, el mundo de la comunicación audiovisual camina junto al de la educación para dialogar y encontrar la manera de que las heridas y la sinrazón no triunfen.
Por primera vez, y sin convocatoria formal, ni autonómica, ni de partido, ni de sindicato…hemos ido al cine juntos, nos hemos emocionado ante nuestra Historia de historias y hemos llenado los cines para escuchar las palabras de unos profesores y para ver lo que Carlos Fonseca, con su ensayo; Pedro Costa, con su emoción y Martínez Lázaro con su dirección…nos han regalado.

Fecha para recordar

El día 11 de octubre de 2007 será una fecha para recordar y recordada porque a la misma hora, en estas ciudades de España, nos unimos en respetuoso silencio y nos paralizamos por un instante, cuando la película llegó a su fin en: Santiago de Compostela, Bilbao, Valladolid, Toledo, Barcelona, Valencia, Murcia, Cartagena, Almería, Cádiz, Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria y Madrid.
Valencia, en la crónica acelerada del día después, por parte de la persona que colaboró con gran entusiasmo, leemos lo siguiente: “el preestreno se vio deslucido por la lluvia. Una tremenda tormenta dejaba cerca de 170 litros por metro cuadrado justo en ese momento. A pesar de la lluvia, 200 personas llenamos la sala (sólo quedaron vacías las dos primeras filas). En el acto de presentación, tuvimos un afectuoso y cálido reconocimiento a la rosa número 14 -Carmen Cuesta-que se encontraba con nosotros. Al finalizar la proyección, la gente permanecía en sus asientos, como esperando algo más, de repente, y poco a poco, se inició un tremendo aplauso para Carmen Cuesta, que emocionada, se levantó y correspondió a todos con un saludo. Al salir, en el vestíbulo, se hizo un corrillo con ella. Como entrevistada, respondía muy contenta a todas las preguntas que se le hacían y comentaba que en la película salía muy "mayor" pues ella recuerda aquellos momentos, a sus quince años, como más pequeña. En resumen, una bonita actividad y una buena respuesta por parte de los profesionales de la educación: profesores de Universidad, inspectores, profesores de Instituto, maestros... y un largo etcétera que emocionados contemplamos las 13 historias y esperamos que su ejemplo sirva a nuestra juventud”.
En Madrid la crónica de nuestro corresponsal fue inmediata :
“¡Vaya convocatoria tuvimos ayer! No se lo creía nadie. La cola daba la vuelta por la primera bocacalle y después giraba por la siguiente. Pensé que no dejaba de llegar gente nunca. Llegué una hora antes y sentí miedo al ver a tantos colegas. Repartimos el press book (obviamente se agotaron los mil y pico que había) y el manifiesto. No quedó ni una butaca vacía. Más de ¡mil quinientas personas! Muchos comentarios sobre el libro y el tema de la película antes de verla. Comenzó la película y además del silencio... se oía algún que otro suspiro. Al término del evento, el público se quedó pegado al asiento. Un aplauso. Una gran parte de los espectadores salía con los ojos enrojecidos, otros se ocultaban con gafas de sol o simplemente esperaban sentados a que el aire entrara en sus pulmones después de tanta emoción .Las críticas estupendas. Algunos profesores preguntaban si le enviaríamos información de cómo desarrollar las actividades, forma de ver la película con sus alumnos...”.

Cine y educación

Ahora, te esperamos en el apartado de cine y educación de la web en el que encontrarás como asistir al cine con los alumnos y alumnas, descarga el press book pedagógico y ¡participa en el entorno virtual! El citado press book comprende actividades para antes y después de ver la película, propuestas para la clase, como comentar la película en función de la información previa, así como lecturas, otras películas, música y otras actividades.
No importa tu ideología, tu color o el matiz de tu opinión, siempre que lo expreses en libertad y con respeto. Esa es la base de la democracia en la que todos los que estamos en este proyecto creemos y por lo que hemos decidido dar un paso al frente… La sinrazón habita donde hay miedo, opresión, privilegio, poder... habita allá donde dejamos que otros piensen y actúen en nuestro nombre.
http://www.altafilms.com/Press_LasTreceRosas.pdf

Mercedes Ruiz Casas
Coordinadora del Proyecto Cine y educación, de la productora Alta Films

 

arriba