Primera campaña antártica española dentro del Año Polar Internacional
El MEC financia 21 proyectos de investigación,
que se desarrollarán durante el próximo invierno

Madrid. El secretario de Estado de Universidades e Investigación, Miguel Ángel Quintanilla, la presidenta del Comité Polar Español, Montserrat Tormé, y la presidenta del Comité Nacional del Año Polar Internacional en España, Margarita Yela, han presentado la Campaña Antártica Española 2007-08, que albergará 21 proyectos de investigación en gran medida relacionados con el conocimiento del cambio climático y financiados por el Ministerio de Educación y Ciencia. La campaña antártica es la primera que coincide con la celebración en España de un Año Polar Internacional, en el que participan 63 países y que tiene por objetivo aumentar el conocimiento sobre las zonas polares y las implicaciones del cambio climático a escala planetaria.
La campaña comenzará con la salida del Buque de Investigación Oceanográfica Las Palmas, que da apoyo logístico a las campañas científicas, desde el puerto de Cartagena el día 7 de octubre, y concluirá con el cierre de las bases antárticas españolas el 10 de marzo de 2008. La Base Antártica Española Juan Carlos I, situada en la Isla Livingston y gestionada por la Unidad de Tecnología Marina del CSIC, se abrirá el 10 de noviembre. Sin embargo, el primero de los trabajos sobre el terreno de los proyectos científicos no comenzará hasta el 22 de noviembre, coincidiendo con la apertura de la otra base española, la Gabriel de Castilla, situada en la Isla Decepción y gestionada por el Ejército de Tierra.

Situación medioambiental. Miguel Ángel Quintanilla ha destacado la importancia de conocer con precisión cuál es la situación medioambiental de estas regiones del planeta y cuantificar el conocimiento de la evolución natural, medioambiental y social de las regiones polares para mejorar las predicciones sobre los cambios futuros. “Ese es el trabajo de los 82 científicos y los 25 técnicos españoles que participan en esta campaña antártica, soportando muy a menudo condiciones meteorológicas adversas y grandes dificultades logísticas”, señaló.
El secretario de Estado también ha destacado la “exhaustividad” del enfoque científico de la campaña: “Es difícil pensar en un área de conocimiento que no haya quedado recogida por alguno de los 21 proyectos”. El programa científico contempla, entre otros, proyectos de oceanografía física, geología marina, sistemas acuáticos, contaminación química de aguas, análisis del suelo helado, zoología, glaciología, monitorización de la actividad volcánica y sísmica, estudio de la ionosfera, geomagnetismo, ecología vegetal o el análisis del ozono atmosférico.
La infraestructuras españolas acogerán 17 de los proyectos: 13 en las bases antárticas, tres a bordo del Buque de Investigación Oceanográfica Hespérides, y uno en el buque Las Palmas, ambos de la Armada Española. Otros cuatro proyectos se desarrollarán en instalaciones científicas de Chile, Argentina y Reino Unido.


Miguel Ángel Quintanilla durante la presentación de la campaña. (Foto: Rafael Martínez)
   

Fallados los Premios Nacionales de Investigación

Madrid. Los científicos e investigadores Ignacio Cirac, Luis A. Oro, Carlos M. Duarte, Enrique Zuazua y Daniel Ramón, han sido galardonados con los Premios Nacionales de Investigación 2007. Este año se conceden los premios en Ciencias Físicas, de los Materiales y de la Tierra; Ciencia y Tecnologías Químicas; Ciencias y Tecnologías de los Recursos Naturales; Matemáticas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y en Transferencia de Tecnología. La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, ha comunicado a los premiados la decisión del jurado y les ha trasladado la felicitación del Gobierno.
El MEC tiene instituidos desde 2001 diez Premios Nacionales de Investigación, dotados con 80.000 euros cada uno. El objetivo de estos galardones es reconocer el mérito a aquellos investigadores españoles que están realizando una labor destacada en los campos científicos de relevancia internacional y que contribuyen al avance de la ciencia, al mejor conocimiento del hombre y su convivencia, a la transferencia de tecnología y al progreso de la Humanidad. De estos 10 premios, cada año se convocan cinco.
El Premio Nacional de Investigación “Blas Cabrera”, en Ciencias físicas, de los materiales y de la Tierra, ha recaído en Ignacio Cirac, “por sus excepcionales contribuciones a la Física Atómica y de la Materia Condensada, específicamente a la información y física cuántica”. Licenciado en Física por la Universidad Complutense en 1988, actualmente es director de la División Teórica del Instituto  Max-Planck en Garching (Alemania). En 2006 recibió el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica.
Luis A. Oro a recibido el Premio Nacional de Investigación “Enrique Moles” en Ciencia y Tecnologías Químicas, “por la originalidad de sus contribuciones científicas en el campo de la Química Organometálica y Catálisis Homogénea, cuyo impacto científico y tecnológico ha sido ampliamente reconocido internacionalmente”. Nacido en Zaragoza en 1945, se licenció en Ciencias Químicas en 1967 en la Universidad de Zaragoza, donde continúa su labor investigadora en la actualidad. Ha recibido distintos premios y distinciones, como el Solvay, Humboldt, Sociedad Francesa de Química o Pacific Northwest Inorganic Lectures, y el Premio Jaime I de Investigación.

Ecosistema marino. Por su parte, el Premio Nacional de Investigación “Alejandro Malaspina” en Ciencias y Tecnologías de los Recursos Naturales, ha recaído en Carlos M. Duarte, “por sus excelentes investigaciones sobre el ecosistema marino, reconocidas internacionalmente. Sus contribuciones más recientes consisten en aportaciones al estudio del cambio global, a partir de su profundo conocimiento de los organismos marinos”. Nacido en Lisboa en 1960, se licenció en Ciencias Biológicas por la Universidad Autónoma de Madrid y se doctoró en la McGill University de Canadá. En la actualidad es uno de los oceanógrafos más prestigiosos del mundo.
Enrique Zuazua es Premio Nacional de Investigación “Julio Rey Pastor” en Matemáticas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, “por sus numerosas y relevantes contribuciones en los ámbitos de las teorías de ecuaciones en derivadas parciales y del control”. Zuazua es catedrático de Matemática Aplicada en la Universidad Autónoma de Madrid. Autor de más de 150 artículos publicados en revistas especializadas, su trabajo de investigación se centra en las ecuaciones, en derivadas parciales, su aproximación numérica y su aplicación en control y optimización. Es uno de los científicos españoles más citados en las publicaciones científicas.
Finalmente, el Premio Nacional de Investigación “Juan de la Cierva” en Transferencia de Tecnología, corresponde a Daniel Ramón Vidal, “por su brillante trayectoria investigadora en biotecnología de alimentos, en contexto de aplicación, su transferencia al sector empresarial y su participación en la creación de empresas de base tecnológica, a partir de su propia experiencia investigadora”. Daniel Ramón Vidal es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia, donde continúa como catedrático de Tecnología de los Alimentos.

 
 
 

Zapatero pide una estrategia mundial contra
el cambio climático

Madrid. El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reclamado una estrategia conjunta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con los distintos países, para asegurar que el cambio climático tenga un impacto mínimo sobre la salud de la población. Durante su intervención en la “Reunión de Alto Nivel sobre Cambio Climático” organizada en Nueva York por Naciones Unidas, ha garantizado el compromiso de España con dicho objetivo, y ha anunciado que nuestro país va a aportar ocho millones de euros a la OMS, y va a desatinar otros tres millones para respaldar la “estrategia global de la salud y el cambio climático”.
Rodríguez Zapatero ha afirmado que “sea cual sea el riesgo, sea cual sea el grado de amenaza, resulta una prioridad mundial reducir las emisiones y cambiar progresivamente el modelo de producción energética, apostando por las energías limpias y ayudando a los países que tienen más dificultades de desarrollo para combatir este fenómeno”. Para ello ha reivindicado el protagonismo de la ONU, una institución cuyo liderazgo es “fundamental” y al que todos los países “tienen el deber de apoyar”, ya que “se trata de un organismo imprescindible para llegar a acuerdos efectivos a nivel mundial”.

Aportación española. El presidente Zapatero se ha referido en su discurso a la estrategia española contra el cambio climático, y ha destacado que las medidas desarrolladas han permitido que el año pasado, por primera vez y junto a un importante crecimiento de la economía, se redujeran las emisiones de gases de efecto invernadero en un 4%. Aunque ha reconocido que España sigue siendo uno de los países más alejados de los objetivos del Protocolo de Kioto, porque “durante muchos años no hicimos un esfuerzo considerable”, ha recordado que también presenta índices “relativamente bajos de contaminación per cápita” si se tiene en cuenta que es la octava potencia mundial. Y ha garantizado que nuestro país “va ha hacer todo lo posible por cumplir y reducir emisiones”.
También ha presentado a España como uno de los primeros contribuyentes, “si no el primero”, a la “Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático”, la ha situado en la vanguardia del desarrollo de las energías renovables, y ha desatacado su especial vulnerabilidad ante el calentamiento global y el riesgo de desertización. Además, ha advertido que el desafío del cambio climático “o se aborda entre todos o no habrá ningún elemento esperanzador”, y ha insistido en la necesidad de respaldar los esfuerzos de Naciones Unidas, al afirmar que “los ciudadanos, el mundo, los países con menos desarrollo y las generaciones que han de venir miran a esta casa como el lugar de la esperanza”.

El CIEMAT apuesta por el desarrollo de
las energías renovables

Madrid. El director general del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), Juan Antonio Rubio, ha afirmado en Segovia que el modelo energético basado en la dependencia del petróleo “no es sostenible”. Por ello, ha abogado por el desarrollo de las energías renovables, según se desprende de las palabras que ha pronunciado en la sesión inaugural de la XXXIII Reunión Anual de la Sociedad Nuclear Española (SNE), que ha reunido en la esta ciudad a cerca de medio millar de expertos, investigadores y estudiosos de la ciencia y la tecnología nuclear, procedentes de toda España.
Durante su intervención, ha asegurado que la sociedad ha experimentado en los últimos años una “honda preocupación” por las consecuencias del cambio climático que, en su opinión, ha consolidado oportunidades de desarrollo para otros sistemas de obtención de energía, menos contaminantes y más sostenibles. Además, ha señalado que la aplicación del protocolo de Kioto y las medidas establecidas por la Unión Europea para reducir la emisión de CO2 a la atmósfera “son desafíos que habrá que cumplir, pero el calentamiento global no significa que nos vayamos a quemar mañana, por lo que no conviene dramatizar y sí trabajar en otros sistemas de obtención de energía”.
Juan Antonio Rubio ha valorado asimismo la posibilidad de emplear la energía nuclear de fisión como un recurso competitivo, aunque ha advertido que en su actual situación “no es asumible por la sociedad, porque no se han resuelto inquietudes como la gestión de los residuos, la seguridad y la proliferación de las centrales nucleares”. En este asentido, el presidente de la Empresa Nacional de Residuos Radioactivos (ENRESA), Alejandro Pina, ha asegurado que actualmente la gestión de recursos de baja y media intensidad en España “ofrece plenas garantías de seguridad”, pero ha planteado la creación de una zona centralizada que permita reunir y gestionar el combustible gastado para “una posterior reutilización”.

El Congreso insta al Gobierno a realizar un diccionario científico “simple y asequible”

Madrid. El Congreso de los Diputados ha aprobado por unanimidad una proposición no de Ley presentada por el grupo socialista, por la que se insta al Gobierno a “impulsar” la realización de un diccionario de términos científicos “simple y asequible”, con el objetivo de “asentar el conocimiento de teorías y definiciones entre la mayoría de la población”. El texto también propone que, para llevar a cabo el objetivo de “acercar la ciencia a los ciudadanos”,  se cuente con la colaboración de “las reales academias, las universidades, los organismos públicos de investigación, los museos y cualquier entidad de naturaleza similar, además de los medios de comunicación de titularidad pública”.
La Cámara Baja también ha aprobado otra iniciativa de Esquerra Republicana, en la que se pide al Ejecutivo que mejore las condiciones laborales del personal investigador en fase inicial. Según este grupo, es “imprescindible” que se reconozca el “carácter laboral” de estos científicos que “no cotizan a la Seguridad Social y, por tanto, no computan para la jubilación, no gozan de vacaciones reguladas, ni de pensiones de invalidez o bajas por maternidad”, entre otros derechos.

Presentado el nuevo Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Matemáticas

Madrid. El rector de la Universidad Autónoma de Madrid, Ángel Gabilondo, ha presentado el nuevo Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Matemáticas (IMDEA Matemáticas), que se ubicará de forma provisional en la Facultad de Ciencias de esta institución y, según sus palabras, se convertirá en un “espacio de vertebración” de conocimientos en este área. Este Instituto reunirá en breve plazo a seis grupos de investigación, cuyas áreas prioritarias serán, entre otras, la computación avanzada con aplicaciones a la aeronáutica, las ecuaciones en derivadas parciales, y el análisis armónico y la gestión estadística de redes.
Según su director Enrique Zuazua, aspira a ocupar un lugar de referencia entre la elite matemática mundial, y a convertirse en una nueva plataforma que impulse la calidad en la investigación y el uso óptimo de los recursos computacionales que, en su opinión, han revolucionado el escenario de la ciencia en los últimos años. De momento, IMDEA Matemáticas forma parte de la red de diez centros de la Comunidad de Madrid dedicados a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, mediante la investigación y el desarrollo en áreas como la alimentación, el agua, la salud, la energía, los nuevos materiales o las ciencias sociales.

 
arriba