Las ministras
Carme Chacón y Mercedes Cabrera, junto al rector
de la Universidad Carlos III, Daniel
Peña. (Fotos:
Rafael Martínez)

El Plan de Vivienda Universitaria refuerza la movilidad del alumnado

Las ministras de Vivienda y de Educación y Ciencia firman convenios con cinco universidades para la construcción de 1.258 nuevas plazas de residencia

Las ministras de Vivienda y de Educación y Ciencia, Carme Chacón y Mercedes Cabrera, han suscrito convenios con cinco universidades para la construcción de 1.258 viviendas universitarias, que se suman a otros once ya firmados con otras tantas universidades y Comunidades Autónomas, en el
ámbito de aplicación del Plan de Vivienda Universitaria, programa que prevé la construcción de un total de 10.000 viviendas universitarias con alquileres de 75 a 200 euros.

Madrid.
La ministra de Vivienda, Carme Chacón, y la titular de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, han firmado en el Campus de Getafe de la Universidad Carlos III, convenios con las universidades de Alcalá, Castilla-La Mancha, Extremadura, Girona e Internacional Menéndez Pelayo para la construcción de 1.258 viviendas universitarias, en el ámbito de aplicación del Plan de Vivienda Universitaria. Tras la firma de los convenios, ambas ministras, acompañadas del rector de la Universidad Carlos III, Daniel Peña, inauguraron la “Jornada de Información sobre Viviendas Universitarias”, en cuyo desarrollo participaron cerca de un centenar de representantes de las universidades españolas y de las administraciones autonómicas.
Durante su intervención, Carme Chacón, tras señalar que “España goza, en la actualidad, de las generaciones de jóvenes con mayor y mejor formación de toda nuestra historia, pero en muchas ocasiones el problema de acceso a una vivienda limita la libertad y autonomía de los jóvenes universitarios”, recalcó que  “por esta razón, desde el Gobierno venimos trabajando en la mejora de las condiciones de igualdad de oportunidades en el acceso a la formación universitaria, favoreciendo la movilidad geográfica y la elección de estudios y universidades, todo ello con el objetivo de cumplir los Acuerdos de Bolonia".
La ministra de Vivienda calificó el Plan de Vivienda Universitaria “como un programa vivo y en constante expansión”, y resaltó el impulso que se ha dado hoy a este programa con la firma de los nuevos convenios, que auspician la creación de 496 viviendas en la Universidad de Alcalá; de 400 viviendas en la Universidad de Extremadura; de 200 en la Universidad de Castilla la Mancha; de 70 en la Universidad de Girona y de 92 en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, lo que supone un total de 1.258 viviendas.
Chacón recordó que el Plan de Vivienda Universitaria, que se está llevando a cabo en colaboración con el Ministerio de Educación y Ciencia y en cooperación con las Comunidades Autónomas y las universidades, prevé la promoción de 10.000 estudios en régimen de alquiler en los campus, para que jóvenes universitarios puedan acceder a una vivienda, a un precio asequible de 75 a 200 euros mensuales, de calidad, e integrada en el mismo campus o en su zona de influencia.
Los convenios suscritos se suman a los acuerdos firmados desde el lanzamiento del Programa de Vivienda Universitaria, en febrero de 2007. Desde esa fecha se han firmado convenios con once universidades de seis Comunidades Autónomas para la construcción de casi 3.000 viviendas en los campus de 20 municipios. Para este curso 2007-2008, está prevista la ocupación de las primeras viviendas universitarias en los campus de la Universidad Autónoma de Barcelona y de la Universidad Autónoma de Madrid.

Extensión del programa

Carme Chacón anunció que en el próximo mes se establecerá un convenio con la Universitat de Lleida, y como conclusión subrayó que “ya han sido firmados una veintena de acuerdos y quedan como mínimo otros tantos, por lo que en pocos meses podremos decir que la inmensa mayoría de las universidades españolas se habrán sumado a esta iniciativa”. La ministra de Vivienda precisó que “hay 4.000 estudios en marcha, y alcanzaremos en poco tiempo la cifra de 10.000, y en consecuencia serán 10.000 jóvenes universitarios que ensanchan su horizonte y que mejoran a la vez su vida, su futuro y el de la Universidad Española”. Chacón finalizó su intervención resaltando que “estamos apostando por la calidad y por la excelencia, ingredientes, como saben, imprescindibles del éxito”.
La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, afirmó, por su parte, que esta medida se suma a otras iniciativas que tienen como objetivo “ofrecer a nuestros estudiantes universitarios todas las oportunidades, y para ello debemos eliminar aquellas barreras que les impiden elegir con libertad qué carreras quieren cursar, y en qué Universidad y con qué programa de estudios desean hacerlo”.
Entre estas iniciativas, Mercedes Cabrera hizo referencia al nuevo programa de préstamos renta-universidad, “que permitirá a los jóvenes menores de 35 años financiar sus estudios de postgrado sin que tengan que depender de las rentas familiares”; a la reforma de la Ley Orgánica de Universidades, aprobada el pasado mes de abril, y a la nueva ordenación de enseñanzas universitarias adaptadas al Espacio Europeo de Educación Superior.

Favorecer la movilidad

El programa de Vivienda Universitaria prevé la construcción de 10.000 viviendas universitarias con alquileres de 75 a 200 euros. El objetivo es crear un parque público de viviendas universitarias protegidas en alquiler para fomentar la emancipación y autonomía de los jóvenes, mejorar las condiciones de igualdad de oportunidades, favoreciendo la movilidad y la elección de estudios y universidades, e implicar a las Universidades en las políticas de vivienda para que puedan ofrecer servicios integrales a la comunidad universitaria.
Este programa supone una inversión por parte del Ministerio de Vivienda que rondará los 300 millones de euros. A través de este programa se promueven viviendas universitarias útiles, de uno o dos dormitorios y con espacios comunes por las que los jóvenes universitarios tendrán que pagar unas mensualidades de entre 75 y 200 euros, variación que dependerá del tipo de vivienda y de la ciudad donde viva.
Las viviendas tendrán un carácter rotatorio con un plazo de arrendamiento de cinco años, que podrá ampliarse durante un año más, y estarán dirigidas preferentemente a jóvenes universitarios, pero también a otros miembros de la comunidad universitaria como investigadores, profesores visitantes, Erasmus, cursos de verano, etc.
La adjudicación de estas viviendas deberá respetar los criterios establecidos en los Registros de Demandantes de Vivienda y las viviendas deberán incorporar las innovaciones exigidas en el Código Técnico de la Edificación.

 

arriba