En la presente colaboración, segunda de una serie articulada en tres entregas, su autora, profesora en un centro docente de Ceuta, analiza la situación actual del área de Conocimiento del medio natural, social y cultural en la Educación Primaria, y abre un espacio de reflexión sobre las posibilidades de optimización educativa en el ámbito de esta materia curricular, determinante en el proceso de interacción del alumno, y del ser humano en general, con el mundo que le rodea y en el que habita.

El área de Conocimiento del medio natural, social y cultural en la Educación Primaria (II)

Clara Isabel Ibars Sainz
Profesora

OS   objetivos  de   la  educación

primaria se definen para el conjunto de la etapa. Establecen las capacidades que se esperan hayan alcanzado los alumnos como consecuencia de la intervención escolar, al finalizar cada uno de los tramos educativos.
En este elemento curricular se concretan las intenciones educativas y las finalidades que un determinado sistema establece para todo sus alumnos, esto convierte a lo objetivos generales de etapa en el referente principal para el profesorado a la hora de planificar su práctica en el aula quedando contextualizados posteriormente en de cada uno de los ciclos y áreas. Los objetivos se refieren como mínimo a cinco grandes tipos de capacidades humanas: cognitivas o intelectuales, motrices, de equilibrio personal o afectivo, de relación interpersonal y de actuación e inserción social.
En el área de Conocimiento de Medio Natural, Social y Cultural se describe el modo en que contribuye al desarrollo de las competencias básicas, sus objetivos generales organizados por ciclos, los contenidos y criterios de evaluación.
Los objetivos generales de la etapa de Educación Primaria son:
1. Conocer y apreciar los valores y las normas de convivencia, aprender a obrar de acuerdo con ellas, prepararse para el ejercicio activo de la ciudadanía y respetar los derechos humanos, así como el pluralismo propio de una sociedad democrática.
2. Desarrollar hábitos de trabajo individual y de equipo, de esfuerzo y responsabilidad en el estudio, así como actitudes de confianza en sí mismo, sentido crítico, iniciativa personal, curiosidad, interés y creatividad en el aprendizaje.
3. Adquirir habilidades para la prevención y para la resolución pacífica de conflictos, que les permitan desenvolverse con autonomía en el ámbito familiar y doméstico, así como en los grupos sociales con los que se relacionan.
4. Conocer, comprender y respetar las diferentes culturas y las diferencias entre las personas, la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres y la no discriminación de personas con discapacidad.
5. Conocer y utilizar de manera apropiada la lengua castellana y, si la hubiere, la lengua cooficial de la Comunidad Autónoma y desarrollar hábitos de lectura.
6. Adquirir en, al menos, una lengua extranjera la competencia comunicativa básica que les permita expresar y comprender mensajes sencillos y desenvolverse en situaciones cotidianas.
7. Desarrollar las competencias matemáticas básicas e iniciarse en la resolución de problemas que requieran la realización de operaciones elementales de cálculo, conocimientos geométricos y estimaciones, así como ser capaces de aplicarlos a las situaciones de su vida cotidiana.
8. Conocer y valorar su entorno natural, social y cultural, así como las posibilidades de acción y cuidado del mismo.
9. Iniciarse en la utilización, para el aprendizaje, de las tecnologías de la información y la comunicación desarrollando un espíritu crítico ante los mensajes que reciben y elaboran.
10. Utilizar diferentes medios de representación y expresión artística.
11. Valorar la higiene y la salud, aceptar el propio cuerpo y el de los otros, respetar las diferencias y utilizar la educación física y el deporte como medios para favorecer el desarrollo personal y social.
12. Conocer y valorar los animales más próximos al ser humano y adoptar modos de comportamiento que favorezcan su cuidado.
13. Desarrollar sus capacidades afectivas en todos los ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los demás, así como una actitud contraria a la violencia, a los prejuicios de cualquier tipo y a los estereotipos sexistas.
14. Fomentar la educación vial y actitudes de respeto que incidan en prevención de los accidentes de tráfico.

Objetivos Generales de Área

Los Objetivos Generales de Etapa se contextualizan y concretan en cada una de las áreas, materias o módulos, posibilitando de esta manera, la transición de los fines generales de la educación a la práctica educativa. Indican las capacidades que el alumno debe haber adquirido en cada área o módulo al finalizar el tramo educativo correspondiente.
Los Objetivos Generales de Área se expresan en términos de capacidades pero añaden una referencia explícita a los contenidos como un conjunto de saberes que configuran las áreas curriculares. En el caso de nuestra área la enseñanza del Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural en esta etapa tendrá como objetivo el desarrollo de las siguientes capacidades:
1. Identificar los principales elementos del entorno natural, social y cultural, analizando su organización, sus características e interacciones y progresando en el dominio de ámbitos espaciales cada vez más complejos.
2. Comportarse de acuerdo con los hábitos de salud y cuidado personal que se derivan del conocimiento del cuerpo humano, mostrando una actitud de aceptación y respeto por las diferencias individuales (edad, sexo, características físicas, personalidad).
3. Participar en actividades de grupo adoptando un comportamiento responsable, constructivo y solidario, respetando los principios básicos del funcionamiento democrático.
4. Reconocer y apreciar la pertenencia a grupos sociales y culturales con características propias, valorando las diferencias con otros grupos y la necesidad del respeto a los Derechos Humanos.
5. Analizar algunas manifestaciones de la intervención humana en el medio, valorándola críticamente y adoptando un comportamiento en la vida cotidiana de defensa y recuperación del equilibrio ecológico y de conservación del patrimonio cultural.
6. Reconocer en el medio natural, social y cultural, cambios y transformaciones relacionados con el paso del tiempo e indagar algunas relaciones de simultaneidad y sucesión para ampliar estos conocimientos a la comprensión de otros momentos históricos.
7. Interpretar, expresar y representar hechos, conceptos y proceso del medio natural, social y cultural mediante códigos numéricos, gráficos, cartográficos y otros.
8. Identificar, plantearse y resolver interrogantes y problemas relacionados con elementos significativos del entorno, utilizando estrategias de búsqueda y tratamiento de la información, formulación de conjeturas, puesta a prueba de las mismas, exploración de soluciones alternativas y reflexión sobre el propio proceso de aprendizaje.
9. Planificar y realizar proyectos, dispositivos y aparatos sencillos con una finalidad previamente establecida, utilizando el conocimiento de las propiedades elementales de algunos materiales, sustancias y objetos.
10. Utilizar las tecnologías de la información y la comunicación para obtener información y como instrumento para aprender y compartir conocimientos, valorando su contribución a la mejora de las condiciones de vida de todas las personas.

Contenidos

Este término se refiere a los conocimientos, informaciones, datos, hechos, principios, actitudes y valores que la sociedad considera útiles y necesarios para promover el desarrollo personal y social del individuo. Son pues, dos aspectos que conviene analizar derivado de esta definición de contenidos.
En primer lugar, lo que la sociedad considera como objeto de aprendizaje no coincide con la noción tradicional de contenidos escolares. Junto al aprendizaje de datos, informaciones, hechos y conceptos, se considera necesario también, como contenidos, el conjunto de procedimientos a partir de los cuales de construye el conocimiento y, asimismo, el sistema de actitudes, valores y normas que rigen el proceso de elaboración de la ciencia y la vida en sociedad. La incorporación de los procedimientos y los valores a los contenidos escolares enfatizan el papel que estos deben tener en la formación integral del alumno.
Por otra parte, la visión integrada de los contenidos es coherente con el desarrollo armónico de la persona, que constituye el objetivo básico de la educación.
En el Real Decreto, en la presentación de cada uno de los bloques de contenidos adopta la clasificación siguiente:
Conceptuales: Representados por los hechos, conceptos y principios.
Procedimentales: Representados por procedimientos, destrezas, técnicas, habilidades y estrategias.
Actitudinales: Representados por actitudes, valores y normas.

Estos tres tipos de contenidos son igualmente importantes ya que colaboran los tres en igual medida para la adquisición de las capacidades señaladas en los objetivos generales del área. Los diferentes tipos de contenidos no deben trabajarse por separado en las actividades de enseñanza y aprendizaje. Dichos contenidos se organizan en torno a áreas de conocimiento y experiencia.
El concepto de área, que viene a sustituir al de asignatura, tiene por objeto facilitar al profesor la ordenación y planificación de su actividad   docente, así como recoger los contenidos científicos, metodológicos, técnicos y actitudinales aportados por las diversas disciplinas que están en la base de cada una de las áreas. El concepto de área educativa no se refiere a una sola ciencia, sino a la intervención de varias, en una visión interdisciplinar y/o globalizadora.
En cuanto a los Criterios de Selección de los Contenidos vamos a destacar la adecuación de los contenidos de enseñanza a las características afectivas e intelectuales de los alumnos y alumnas de la Etapa.
Los contenidos se han agrupado en bloques que permiten una identificación de los principales ámbitos que componen el área. Su organización no obedece a ningún tipo de orden ni jerárquico, ni en el tratamiento de los contenidos, por lo que no debe entenderse como una propuesta de organización didáctica.
Los bloques de contenidos son los siguientes:
Bloque 1: El entorno y su conservación.
Bloque 2: La diversidad de los seres vivos.
Bloque 3: La salud y el desarrollo personal.
Bloque 4: Personas, culturas y organización social.
Boque 5: Cambios en el tiempo.
Bloque 6: Materia y energía.
Bloque 7: Objetos, máquinas y tecnologías.

En definitiva, el currículo del área pretende desarrollar en el alumnado de esta etapa capacidades intelectuales, dotarle de conocimientos, habilidades y actitudes para que pueda comprender mejor la sociedad y el mundo de hoy y para que pueda acceder a él con  madurez y responsabilidad. Pero además, el área contribuye de manera esencial a la socialización de niños y niñas, al aprendizaje de hábitos democráticos y al desarrollo de la convivencia. Objetivo este último que impregna el conjunto de las áreas pero al que ésta, junto con la Educación para la ciudadanía y los derechos humanos, contribuye de manera esencial.
En lo referente a la Organización y  Secuenciación de los Contenidos, la utilidad de los contenidos como medio para la consecución de los objetivos, no depende solo de una adecuada selección, sino también, y en igual medida, de una organización  y secuenciación de los contenidos que facilite su aprendizaje. Los criterios de organización de los contenidos para esta Etapa son los siguientes:
            - En primer lugar el área es la unidad y el instrumento organizador del currículo. Mientras que las disciplinas escolarse, tradicionalmente vinculadas de forma casi exclusiva a la especialización académica y científica, el área constituye un marco que facilita la interrelación de contenidos de carácter teórico y funcional, promoviendo así un aprendizaje más integrador y útil para la comprensión de la realidad y para la actuación en y sobre ella.
            - El segundo criterio es el carácter abierto y flexible que tiene el currículo, traslada la responsabilidad de secuenciar los contenidos de cada una de las áreas a los distintos equipos de profesores. Secuenciar, dice Gimeno Sacristán (1988) supone distribuir el currículo en unidades con sentido, que puedan añadirse una a otra para cubrir un área o un objetivo amplio y a largo plazo. Requiere  establecer las secuencias progresivas de enseñanza de los distintos contenidos educativos de cada ciclo.             En este sentido, conviene señalar que los bloques propuestos en los R.D de mínimos para cada un cada una de las áreas no indican la forma de organizar los contenidos cara a su enseñaza, ni establecen ningún tipo de ordenación o secuenciación, el modelo de currículum abierto traslada esta responsabilidad al equipo docente. No debe confundirse la secuenciación con la temporalización. La secuenciación tiene un carácter general y puede dar lugar a temporalizaciones distintas. La secuenciación está incluida en PC, mientras que la temporalización se realiza en la programación de departamento.
            - Por último el tercer criterio tiene por objeto favorecer aprendizajes significativos, conviene tener en cuenta una serie de criterios de secuenciación que se exponen a continuación: Pertinencia con el desarrollo de los alumnos; coherencia lógica de la disciplina a la que pertenecen los contenidos de aprendizaje; dar prioridad a un tipo de contenido a la hora de organizar las secuencias; delimitación de las ideas ejes; continuidad y progresión; equilibrio; interrelación y presencia de los temas transversales.
La secuenciación por ciclos de los bloques de contenidos es la siguiente:

Bloque 1: El entorno y su conservación

Primer ciclo:
En este bloque se pretende conseguir que los alumnos y alumnas aprendan a percibir, orientar y describir los elementos y fenómenos naturales, además de los elementos humanos y los elementos básicos del medio físico, y que aprendan a explorar a través de trabajos sencillos los diferentes ecosistemas.

Segundo ciclo:
Se pretende en este bloque que los niños y niñas sean capaces de orientarse en el espacio, que usen y conozcan planos de su localidad, que conozcan los movimientos de la Tierra y la sucesión de las estaciones, que reconozcan el relieve y los accidentes demográficos, que clasifiquen rocas, conozcan la atmósfera y los ciclos del agua, que sean capaces de observar y describir los distintos tipos de paisajes, y que mantengan una actitud de respeto, mejora y defensa de los elementos que forman parte de los ecosistemas.

Tercer ciclo:
Con este bloque pretendemos que nuestros alumnos y alumnas interpreten a escala espacios conocidos, utilizando diferentes formas de representación (planos, croquis, etc...). Que sepan la diferencia entre tiempo y clima, conociendo las principales características, tipos y la influencia que ejerce el clima en el paisaje y en la actividad humana y principalmente del lugar donde viven. Que valoren la diversidad y riqueza del paisajes español y que sientan interés por conocer los de otros lugares, localizando e identificando los elementos más relevantes de la geografía física y política del mundo, así como los componentes del medio ambiente y la capacidad que tienen para actuar en la naturaleza (seres humanos, animales), conociendo también la importancia que el agua tiene, los problemas de contaminación y derroche y pautas para su aprovechamiento. Todo estos contenidos ser ampliaran con el conocimiento del universo y el sistema solar.

Bloque 2: La diversidad de los seres vivos

Primer ciclo:
Con este bloque se pretende que nuestros alumnos y alumnas conozcan las diferentes formas de vida y las diferencias entre seres vivos y seres inertes. Que observen directa e indirectamente los animales y las plantas para conocer sus rasgos físicos y pautas de comportamiento según el entorno donde vivan, y las relaciones que existen entre estos y los humanos, para desarrollar los hábitos de cuidado y respeto necesarios para su conservación.

Segundo ciclo:
Dentro de este bloque intentaremos conseguir que los alumnos y alumnas lleven a cabo una observación directa de los seres vivos, tanto animales (ganadería) como plantas (agricultura) con distintos instrumentos y técnicas adecuadas que permitan clasificarlos en función de sus características y funciones vitales y que muestren curiosidad y respeto por la conservación y el cuidado de estos.

Tercer ciclo:
En este bloque se van a trabajar contenidos que inciten a nuestros alumnos y alumnas a la búsqueda de información sobre los seres vivos y sus condiciones de vida, que observen y registren algún proceso asociado a la vida de los seres vivos con precisión y rigor a la hora de elaborar los trabajos correspondientes. Que conozcan la estructura y fisiología de las plantas y de las células, usando para su reconocimiento diferentes medios tecnológicos respetando las normas de uso y seguridad de estos, al igual, que los diferentes elementos de trabajo, y que se aproximen al conocimiento de otras formas de vida tales como bacterias, virus, algas, etc.

Bloque 3: La salud y el desarrollo personal

Primer ciclo:
Pretendemos dentro de este bloque que los alumnos y alumnas conozcan las diferentes partes del cuerpo humano, aceptándolo con sus limitaciones y posibilidades, que aprendan a valorar la higiene personal, el descanso y accidentes. Que identifiquen emociones y sentimientos y que reconozcan la alimentación y la respiración como funciones básicas y vitales para el funcionamiento del organismo.

Segundo ciclo:
En este ciclo los niños y niñas conocerán su cuerpo y los cambios que en el se producen, además de utilizar los sentidos para establecer relaciones con otros seres humanos. Es importante que adopten hábitos de higiene y alimentación al mismo tiempo que muestren una actitud crítica ante todo aquello que sea perjudicial para la salud. También deberán ser capaces de planificar actividades de ocio de manera individual y colectiva.

Tercer ciclo:
Con el estudio de contenidos relativos a este bloque vamos a conseguir que nuestros alumnos y alumnas conozcan el funcionamiento del cuerpo humano (nutrición, reproducción, etc...), su anatomía y fisiología, los aparatos y sistemas y las relaciones que existen entre estos. Que tengan un conocimiento de los primeros auxilios, que desarrollen estilos de vida saludable y posean una actitud crítica hacia las prácticas que no la favorezcan. Al igual que tengan un conocimiento de su identidad personal y autoestima, con un desarrollo de iniciativa en la toma de decisiones.

 

arriba