Aprobado el VI Plan Nacional de I+D+i 2008-2011
Con una financiación de casi 48.000 millones de euros, mejorará la gestión de los programas de ayudas y da prioridad a cinco grandes áreas estratégicas
El Consejo de Ministros ha aprobado el VI Plan Nacional de I+D+i, principal instrumento del Gobierno de España en Ciencia y Tecnología para el período 2008-2011, que prevé la inversión de casi 48.000 millones de euros en el cuatrienio, lo que supone duplicar la financiación respecto al Plan anterior.

Madrid.
El VI Plan Nacional de I+D+i aprobado por el Consejo de Ministros se ha diseñado a lo largo del presente año 2007en un proceso que ha contado con destacados representantes de la comunidad científica y tecnológica de España y mejora el modelo de gestión   de   las    convocatorias   y

La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, acompañada por el secretario de Estado de Universidades e Investigación, Miguel Ángel Quintanilla, y el rector de la UIMP, Salvador Ordóñez, presentó en Santander las líneas generales del VI Plan Nacional de I+D+i 2008-2011.
(Foto: EFE)

apuesta por cinco acciones estratégicas: Salud; Biotecnología; Energía y Cambio Climático; Telecomunicaciones y Sociedad de la Información y Nanociencia, Nanotecnología, Nuevos Materiales y Nuevos Procesos Industriales.
El VI Plan introduce importantes novedades respecto a los programas anteriores. Al fuerte incremento presupuestario, que duplica el destinado al plan precedente, se añaden los cambios estructurales basados en las recomendaciones de organismos internacionales, como la OCDE, y de la comunidad científica y empresarial española, a través de las aportaciones de la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), la Fundación COTEC Y la Fundación Conocimiento y Desarrollo, entre otras.
La Administración General del Estado destinará más de 47.000 millones de euros en el próximo cuatrienio para fortalecer el sistema de I+D+i en nuestro país, lo que supone un incremento de la inversión pública de el 100% respecto al cuatrienio anterior, según explicó al término de la reunión del Consejo de Ministros la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien resaltó el Plan Nacional de I+D+i 2008-2011 “es una iniciativa ambiciosa y un factor esencial de mejora de la competitividad empresarial”, y que recoge “la participación de destacados representantes de la comunidad científica y tecnológica, de las Comunidades Autónomas y de entes locales”.
Fernández de la Vega explicó asimismo que el Plan se articula en cuatro grandes líneas de trabajo. La primera de éstas se orienta a la formación e incorporación de personal altamente cualificado, tanto en el sector público como en el sector privado, e incluye la puesta en marcha del Programa “Severo Ochoa”, diseñado para “incorporar investigadores de prestigio internacional a centros españoles”.
La segunda línea de trabajo desarrollará el fomento y mejora de la colaboración entre instituciones públicas y privadas “mediante una nueva fórmula de cooperación entre el Estado y las Comunidades Autónomas, que podrán participar en los programas que sean de su interés y elección”.
La tercera gran línea de trabajo, según especificó la vicepresidenta del Gobierno, “fomentará la innovación tecnológica en los sectores de Alimentación, Agricultura, Pesca, Medio Ambiente, Energía, Seguridad, Defensa, Transporte, Infraestructuras y Salud, consideradas clave para el desarrollo socioeconómico del país”, mientras que la cuarta línea de trabajo se concreta en las áreas estratégicas ya citadas.

Ventanilla única y áreas estratégicas

De entre esos cambios que incorpora el VI Plan Nacional de I+D+i destaca la puesta en marcha de la “ventanilla única” interministerial, lo que contribuirá a simplificar el acceso a las ayudas y los procesos de gestión. En la misma línea se ha previsto establecer un calendario estable de convocatorias, la primera de las cuales estará lista antes de fin de año.
El Plan 2008-2011 también incorpora como novedad la apuesta, en la línea del Programa Marco de la Unión Europea y de “Ingenio 2010”, por las denominadas “Líneas Instrumentales de Actuación”, agrupadas en los tipos de acciones financiables (recursos humanos, proyectos, fortalecimiento institucional, infraestructuras, utilización del conocimiento y articulación e internacionalización del sistema), en lugar de las áreas concretas de conocimiento. El objetivo es financiar la investigación científica de calidad, con independencia del área temática a la que esté adscrita.
De entre los programas que se van a poner en marcha como parte del Plan destaca el de reforzamiento de institutos, departamentos universitarios y centros de excelencia, el de apoyo a la solicitud de patentes y el programa de valorización del conocimiento y transferencia de tecnología.
Por otra parte, las Administraciones y organizaciones que han diseñado la estructura del Plan han señalado cinco áreas de carácter horizontal en las que se hará una apuesta estratégica, incorporando todos los instrumentos disponibles, y que contará con programas propios. Estas cinco áreas son: Salud; Biotecnología; Energía y Cambio Climático; Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, y Nanociencia, Nanotecnología, Nuevos Materiales y Nuevos Procesos Industriales.
Tanto en el diseño del Plan como en su desarrollo y financiación las Comunidades Autónomas van a jugar un papel relevante, conforme a los acuerdos adoptados en la III Conferencia de Presidentes celebrada el pasado mes de enero.
En esa misma línea de cooperación, el Plan apuesta por mejorar la colaboración internacional en materia de I+D+i, con especial incidencia en Europa y América Latina.

Carrera profesional del personal investigador

Asimismo, el Consejo de Ministros ha recibido un informe de la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, sobre el proyecto de Reglamento de carrera profesional del personal de investigación de los Organismos Públicos de Investigación (OPI) dependientes del Ministerio de Educación y Ciencia.
Este proyecto de Reglamento pretende dar respuesta a las necesidades específicas que en materia de selección y promoción del personal presenta la actividad de los Organismos Públicos de Investigación para llevar a cabo sus funciones de forma competitiva a nivel internacional.
El Gobierno está diseñando una carrera investigadora homogénea para todos los organismos públicos de investigación, coherente con el sistema de carrera de la Universidad, que sea exigente y atractiva desde sus inicios. El objetivo es aumentar el interés de los jóvenes por dedicarse a la investigación y, en definitiva, mejorar el sistema español de ciencia y tecnología y hacerlo más atractivo para los mejores investigadores.
Por otra parte, la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, inauguró el jueves 13 de septiembre, en Santander, en el marco de la programación de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, el curso “Plan Nacional de I+D+i 2008-2011: un nuevo horizonte para la ciencia y la tecnología en España”. El objetivo del curso, en el que participaron más de un centenar de representantes del ámbito científico y tecnológico español, era presentar el Plan Nacional, principal instrumento del Gobierno en materia de política científica y tecnológica.
Al término de la sesión inaugural del citado curso, Mercedes Cabrera, tras explicar que la energía y el cambio climático constituyen una de las áreas de acción estratégica del VI Plan Nacional de I+D+i, precisó que en este ámbito se propone “desarrollar un sistema energético sostenible y abastecido por recursos autóctonos especialmente renovables, o ampliamente disponibles en el mercado mundial, como el carbón limpio y la energía nuclear”. Mercedes Cabrera señaló a este respecto que el debate sobre la energía nuclear “es abierto y necesario en Europa y, por tanto, en España”.

Para más información:
www.plannacionalidi.es
www.mec.es/mecd/gabipren/documentos/files/2007-plan-nacional-idi-2008- 2011.pdf

 

arriba