Aprobado el VI
Plan Nacional de I+D+i 2008-2011

Impulsar la lucha contra la degradación
del suelo y la desertización

La Conferencia COP8 de Naciones Unidas aprueba
un Plan Estratégico para diez años pero no llega a un
acuerdo sobre financiación

Madrid. G. A.
España y Francia están estrechando su colaboración en el ámbito científico y tecnológico, y han decidido promover másteres universitarios conjuntos desde 2008. Así lo han manifestado las ministras de Educación y Ciencia de ambos países durante la inauguración del “III Salón Europeo de Investigación e Innovación”, y han reiterado el apoyo francés a la candidatura española para construir en Bilbao una Fuente de Neutrones por Espalación.
En el “III Salón Europeo de Investigación e Innovación” España ha participado como “país invitado de honor”. Durante la apertura del encuentro la dirigente española ha destacado “la relación fluida de colaboración científica entre España y Francia”, y ha recordado que el país vecino es “el que más colabora” con nosotros en proyectos tecnológicos incluidos en el Programa Marco de investigación y desarrollo tecnológico.
Mercedes Cabrera ha manifestado que “este Salón es una magnífica oportunidad para el encuentro de todos los agentes del Sistema de Ciencia y Tecnología y para el intercambio de experiencias”, actividades que ha calificado como “fundamentales parta la construcción de un Espacio Europeo de Investigación e Innovación”. De momento, las dos ministras han anunciado la decisión de sus países de promover másteres universitarios conjuntos a partir del año académico 2008-2009. Y han advertido que el principal desafío al que se enfrentan ambos estados es el fomento de la participación de capital privado, en el ámbito del desarrollo tecnológico a través de la investigación.
La ministra española ha vuelto a hablar de la necesidad de acercar la ciencia a la sociedad y de internacionalizar el sistema español de I+D, “dos de los retos a los que el Gobierno está haciendo frente” a través de iniciativas como la declaración de 2007 como Año de la Ciencia, y el programa Euroingenio, que fomenta la participación de nuestro país en el Programa Marco de la Unión Europea. También ha manifestado que nuestra política de ciencia y tecnología no sólo está significando una mayor cantidad de fondos, “con una subida de la partida destinada a I+D de un 107% en los últimos tres años”, sino también “una mejor gestión de las políticas existentes en este ámbito y un mayor esfuerzo por impulsar las actividades estratégicas”.

Iniciativas científicas. Dentro de esas “iniciativas estratégicas” se enmarcan dos proyectos que han tenido un desatacado protagonismo en el stand español de este Salón. Se trata del Mapa de Instalaciones Científicas y Técnicas Singulares (ICTS) y la Fuente de Neutrones por Espalación. El Mapa ICTS es fruto de un acuerdo político entre todas las comunidades autónomas y la administración central, para impulsar y financiar “grandes centros de investigación de excelencia científica y tecnológica”.
Una de las instalaciones prevista en dicho Mapa es la citada Fuente de Neutrones por Espalación, un proyecto cofinanciado entre el Gobierno central y el Ejecutivo autonómico vasco que, según Mercedes Cabrera, “es una de nuestras apuestas más importantes a nivel europeo”. España compite con Suecia y Hungría por la adjudicación de esta “gran iniciativa científica”, y cuenta con el apoyo de Francia, expresado en la última cumbre hispano francesa de Gerona, para construirla en el Parque Tecnológico de Zamudio, en Bilbao.


La ministra Cristina Narbona ha lamentado el veto japonés al aumento presupuestario, y ha pedido a todos los países más contribuciones económicas además de las obligatorias. (Foto: EFE)
   

El Rey inaugura el Parque Científico y Tecnológico de la Universidad de Gerona

Madrid. El Rey don Juan Carlos, acompañado por la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, ha inaugurado el Parque Científico y Tecnológico de la Universidad de Gerona, que se centrará en la atracción, creación y desarrollo de empresas de base tecnológica ya existentes y de nuevas entidades procedentes, sobre todo, del sector investigador público. El MEC financia en la convocatoria del presente año 2007 cinco proyectos que se desarrollarán en sus instalaciones.
Este nuevo parque tiene una superficie de 73.000 metros cuadrados, en los que se ubican seis modernos edificios. Son el Centro de Investigación en Robótica Submarina; el de Nuevas Tecnologías Alimentarias, dedicado a la investigación de procedimientos de conservación de alimentos; el edificio “Jaume Casademont”, que concentra los servicios de investigación aplicada y de transferencia de grupos de investigación universitaria hacia empresas; el edificio “GiroEmprén”, que servirá como centro de empresas dedicadas a la I+D+i en sus 11.000 metros cuadrados; el Instituto Catalán de Investigación del Agua; y, por último, el edificio “Narcis Monturiol”, en el que se encuentran el Centro de Investigación e Innovación para las Industrias Turísticas, el Centro de la Imagen y de la Producción Multimedia, y el Centro de Investigación en Visualización, Realidad Virtual e Interacción Gráfica.
Según un informe publicado recientemente por la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE), éstos concentran el 0,6% del empleo en nuestro país, porcentaje que asciende al 6% en el caso del sector de la I+D, y aportan el 0,65% del PIB nacional. El MEC  ha destinado 416 millones de euros este año al sector, entre subvenciones y créditos blandos, para financiar 326 proyectos presentados por un total de 59 parques, lo que supone un 26% de incremento con respecto a la convocatoria de 2006, y para el futuro inmediato ha previsto la puesta en marcha de una media de diez nuevas instalaciones por año.

 
 
 

Premios del XIX Certamen Europeo de Jóvenes Científicos celebrado en Valencia

Madrid. El Museo de las Artes y las Ciencias “Príncipe Felipe”, de Valencia, ha sido la sede del acto de entrega de los premios correspondientes al XIX Certamen Europeo de Jóvenes Científicos, una iniciativa de la Comisión Europea cuyo principal objetivo es “promover la cooperación y el intercambio entre las promesas de la investigación científica, y fomentar los estudios tecnológicos. Han concurrido a la presente edición 121 jóvenes que han elaborado proyectos inéditos, integrados en 80 equipos procedentes de los países miembros de la UE y de estados invitados como China, EEUU, Israel y Turquía.
Los participantes son estudiantes del final de la enseñanza preuniversitaria y de los primeros cursos universitarios, con edades comprendidas entre los 15 y los 20 años, que han ganado la última edición de los certámenes nacionales celebrados previamente en sus países de origen. La mayoría de los trabajos se han centrado en diseñar iniciativas para la preservación del medio ambiente, el aprovechamiento de los recursos naturales como fuente de energía renovable, y prototipos que contribuirán a mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad sensorial o motora.
Los tres primeros premios, dotados con 5.000 euros cada uno, han recaído en los alemanes Florian Ostermaier y Henrike Wilms, por su investigación sobre las gotas de agua brillantes en estalactitas; en el húngaro Márton Spohn, por su trabajo sobre el sistema de autodefensa de las plantas sobre las plagas; y en el irlandés Abdusalam Abubakar, que ha diseñado un sistema matemático de descifrado rápido, cuya aplicación práctica es la protección de datos en el uso de tarjetas de crédito. También se ha concedido tres segundos y terceros premios, dotados con 3.000 y 1.500 euros cada uno, a investigaciones sobre cómo obtener energía a partir de la paja de maíz; la identificación y caracterización molecular de bacterias de fitoplasma en vides; la velocidad a la que un ser humano “podría caminar sobre el agua”; el desarrollo de una cámara universal en tres dimensiones; la generalización del método de embaldosado en ciudades con trazado triangular y hexagonal; y la utilización de cristales de sal como nueva tecnología de almacenamiento de energía.

El CSIC tendrá la primera biblioteca de investigación con sistema de seguridad por radiofrecuencia

Madrid. El próximo mes de diciembre se inaugurará la biblioteca “Tomás Navarro Tomás” del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que será la primera en utilizar como sistema de identificación de colecciones y usuarios la tecnología RFID de identificación por radiofrecuencia. Esta técnica es la misma que se aplica ya en el telepeaje de las autopistas, en la identificación de piezas dentro de una fábrica, o en el control de acceso de objetos y personas a multitud de organismos. Y según la directora de la Unidad de Coordinación de Bibliotecas del CSIC, Agnès Ponsati, permitirá “aumentar el control de uso y la seguridad de los fondos de libre acceso, y automatizar procesos tan habituales como los préstamos”.
Gracias a este sistema, los investigadores podrán dirigirse directamente a una estación de autopréstamo conectada al sistema de gestión de la biblioteca que, sin necesidad de pasar previamente por un mostrador tradicional, identificará tanto al usuario como a los ejemplares que haya seleccionado. Cada ejemplar llevará incorporado una etiqueta o “tag” RFID que puede ser detectado por el lector sin necesidad de acercarlo, y también tendrá incorporado un chip que podrá desactivarse en el caso de los préstamos, para que no salte la alarma del arco de seguridad. Además, esta tecnología también permite realizar inventarios más rápidamente sin necesidad de mover los libros y documentos de las estanterías, gracias al uso de unas antenas portátiles que detectan la ausencia de un ejemplar o su mala colocación.

 
arriba