Mercedes Cabrera, en un momento de su intervención. (Foto: Rafael Martínez)
Vuelta a clase

Entran en vigor las nuevas enseñanzas de 1º y 2º de Primaria y 1º y 3º de Secundaria, el estudio de idiomas se adelanta a los seis años y se generaliza la gratuidad en la segunda etapa infantil

La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, ha dado a conocer las principales novedades del nuevo curso escolar, en el que más de siete millones de alumnos vuelven a las aulas. La entrada en vigor de las nuevas enseñanzas de 1º y 2º de Primaria y 1º y 3º de Secundaria, la posibilidad
de estudiar idiomas a partir de los seis años, la gratuidad en la segunda etapa infantil o el notable aumento del alumnado inmigrante -8,4% del total-, son algunos de los aspectos destacados del nuevo año académico,
en el que también se pone en marcha la asignatura de Educación para la Ciudadanía y la política de becas recibe un fuerte respaldo.

Madrid. D.P.S.
La titular del MEC ha comparecido en la Comisión de Educación y Ciencia del Congreso de los Diputados para informar sobre las novedades del nuevo curso 2007-08. Previamente, en rueda de prensa, se ha referido a algunas de los aspectos más destacados de la Ley Orgánica de Educación (LOE) que entran en funcionamiento con el nuevo año académico, como las nuevas enseñanzas de 1º y 2º de Primaria y 1º y 3º de Secundaria, que afectarán a más de 1.800.000 escolares.

Previsión del número de alumnos en Enseñanzas
de Régimen General

En concreto, de acuerdo con el documento Datos y Cifras que elabora anualmente el MEC, en este curso seguirán estudios en nuestro país un total de 8.587.639 alumnos desde la escuela infantil hasta la Universidad. De ellos, 7.205.890 cursarán enseñanzas no universitarias.
La ministra señaló que gracias a la LOE, todos los niños tendrán acceso gratuito a la educación de 3 a 5 años, medida que va a beneficiar a 1.300.000 niños. El MEC, en colaboración con las Comunidades Autónomas, ha aportado 286 millones de euros este año, que se suman a los 175 de 2006 y a los 447 previstos para 2008, como parte de los compromisos adquiridos en la Memoria Económica de la LOE, que asciende a 7.000 millones de euros. También destacó que la tasa de escolaridad a los 3 años es del 94,6%, una cifra muy por encima de la media europea que es del 72,3%.

Idiomas a los 6 años

Otra novedad dada a conocer por Cabrera es que también por primera vez este curso, los escolares españoles comenzarán a aprender inglés desde los 6 años, en primero de Primaria. “La enseñanzas de idiomas -dijo la ministra- sigue siendo un objetivo prioritario”. Según las previsiones serán unos 900.000 alumnos este curso, incluyendo también los alumnos de 7 años. A ello hay que añadir que a partir de los 10 años las CC.AA. podrán incorporar una segunda lengua extranjera. Las cifras oficiales indican que en el curso 2005-06 el porcentaje de alumnos de Primaria que estudiaban un idioma extranjero se situaba en el 92,4%. El número de los que siguen una segunda lengua extranjera en el mismo nivel educativo desciende a un 4,6% y se sitúa en un 42% en la ESO.
Respecto a la cifra de escolares que entran en el sistema, Mercedes Cabrera destacó que hay matriculados 100.000 más que el curso anterior, “con lo que se invierte la tendencia de épocas pasadas, cuando el crecimiento de la población escolar era muy inferior”. En el curso 2006-07 el incremento de matrícula fue de 90.000 alumnos.

La población inmigrante

Uno de los aspectos relevantes del nuevo curso es que la cifra de escolares de nacionalidad extranjera en las aulas de los niveles no universitarios supone un 8,4% del total, según cifras del curso 2006-07, lo que se traduce en 608.040 alumnos. Según la ministra, dicha cifra contrasta con la de hace una década, cuando los escolares de otras nacionalidades suponían el 0,7% del total, unos 63.000. Solo en Primaria estos alumnos han pasado de 35.560 en el curso 1996-97 a 261.583 en el 2006-07.

Evolución del alumnado extranjero

La titular del MEC también hizo hincapié en el número de docentes para este curso en la enseñanza no universitaria, que es de 623.974; de ellos 455.130 trabajan en el sistema público y 168.000 de la enseñanza concertada y privada. Asimismo, el número de centros educativos que funcionan actualmente en nuestro país es de 23.678, 16.725 pertenecientes a la red pública y 6.953 a la concertada y privada. Según la última ratio del curso 2005-06, el número de alumnos por clase en la enseñanza pública era de 19,3 alumnos por cada unidad en Primaria y de 23,8% en Secundaria. En la concertada la ratios es de 24,2 y 26,9 respectivamente, mientras que en la escuela privada la ratio se sitúa en 22,9 y 22,8 en Primaria y Secundaria respectivamente.

El incremento de las becas

En su intervención ante la Comisión de Educación del Congreso, la ministra destacó especialmente el incremento de las partidas destinadas al programa de becas y ayudas de cara al curso que comienza, “esfuerzo que permitirá que el 40% de las familias españolas con hijos en edad de estudiar tenga derecho a ayudas de diverso tipo, como libros, material o transporte y, en el caso de la educación universitaria, que cerca del 55% tengan derecho a la matrícula gratuita”.

Evolución de las Becas y Ayudas al estudio del MEC,
por tipo de ayuda
(1)

La titular de Educación y Ciencia hizo hincapié en que desde el curso 2004-05 al 2007-08 los presupuestos destinados a estos programas se han incrementado en 279 millones de euros y que el número de becarios en la presente legislatura ha aumentado en 89.000. Según el documento Datos y cifras, las partidas para becas y ayudas correspondientes al periodo 2000-04 crecieron 45 millones, casi seis veces menos (de 593 millones a 638 millones), mientras que la relación al número de becarios, en la anterior legislatura descendió en 32.000 (de 468.000 a 436.000).

Sociedad del conocimiento

Respecto a la Ley Orgánica de Educación Cabrera señaló que si las reformas educativas de los años ochenta y noventa permitieron la universalización del derecho a la educación, ahora, con la LOE “necesitábamos una nueva reforma que respondiera a los retos de la sociedad del conocimiento, a los objetivos que los países europeos nos marcamos en la Estrategia de Lisboa”, al objeto de “conseguir una economía más competitiva y una sociedad más cohesionada, lo que exige mejorar la calidad de nuestro sistema educativo, y más altos niveles de preparación y capacitación para nuestros jóvenes”.
Asimismo, indicó que en la LOE “no solo hemos puesto todo nuestro empeño, sino los recursos necesarios para hacerla posible, por eso viene acompañada de una memoria económica de 7.033 millones de euros", cuya inversión está prevista a lo largo del quinquenio 2006-10 que aportan el Estado y las CCAA.
Respecto de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que este curso comenzarán a estudiar más de 200.000 alumnos de siete Comunidades Autónomas, la titular del MEC insistió una vez más en que los contenidos de dicha materia “son respetuosos con los principios constitucionales” y que el debate que ha generado la materia “se está utilizando para lo que no es”. En la misma línea afirmó que el Gobierno va a hacer “todo lo posible” para que la ley se cumpla y confió en que las CC.AA. también hagan respetar la ley, ya que, “de no ser así, le harán un flaco favor al sistema democrático”.

Permanencia en el sistema educativo

También planteó como objetivo prioritario de su Departamento la lucha contra el abandono escolar y por lo mismo, el aumentar la permanencia de los alumnos en el sistema educativo. La ministra señaló por un lado que la extensión de la enseñanza obligatoria y gratuita hasta los 16 años era un hecho muy reciente, y por otro dijo que se ha logrado una inversión en la tendencia de las tasas de fracaso y abandono escolar, pasando del 31,7% en 2004 al 29,9 actual. “Tenemos que cumplir con los objetivos de Lisboa respecto a la continuad de nuestros jóvenes en el sistema más allá de la etapa obligatoria”, desarrollando el concepto de “aprendizaje a lo largo de toda la vida”. Como medidas para la prevención del fracaso escolar se refirió al incremento del Plan PROA –programas de Refuerzo, Orientación y Apoyo-, que se viene desarrollando desde hace varios cursos en colaboración con diversas CC.AA., y otras acciones como los programas de diversificación curricular.

El nuevo Bachillerato

En el mismo sentido, citó las medidas previstas para el nuevo bachillerato, cuyo decreto regulador ya está elaborado, y que entrará en funcionamiento el próximo curso. Según dijo Cabrera, “si queremos que los estudiantes se queden” en una etapa que no es obligatoria debemos hacer esta enseñanza “más atractiva, menos rígida, más flexible y ajustada a sus necesidades”. Eso sí, “más flexibilidad no significa menos exigencia, pero tampoco podemos confundir la exigencia con el castigo. Si un alumno consigue superar varias asignaturas de un curso, aunque no lo laya terminad ¿es lógico penalizarle obligándole a repetirlo completo? Creo que esa es una invitación al abandono”, precisó Cabrera.
La ministra anunció que los alumnos que suspendan más de cuatro materias repetirán el curso en su totalidad, pero aquellos que suspendan cuatro o menos de cuatro podrán optar por repetir el curso completo o por matricularles de las materias suspendidas, y ampliar esta matricula con materias de segundo. “Esto hará posible que concentren sus esfuerzos en las materias no superadas y sigan avanzando con materias nuevas”. Además de ello, Mercedes Cabrera, anunció que en este curso entrarán en vigor los programas de Mejora del Éxito Escolar, dotados con 25 millones de euros, y los programas dirigidos a disminuir las bolsas de abandono temprano de la escolarización, financiados con 11,2 millones de euros, coordinador por el Gobierno central y las CC.AA.

Autonomía y formación docente

Otros aspectos abordados por la titular del MEC en su intervención parlamentaria fueron la autonomía de los centros y la formación del profesorado. En el primer caso dijo que la mayor autonomía de los centros docentes “es uno de los principales activos de nuestra reforma. La eficacia del sistema educativo está estrechamente relacionada con su flexibilidad, con su capacidad para adecuarse a las necesidades especificas de cada alumno o de cada grupo de alumnos”. Respecto de la formación permanente de los profesionales de la enseñanza, Cabrera dijo que este capítulo constituye un “compromiso de este Ministerio”. De esta forma el plan previsto para el presente curso pretende “reforzar la formación disciplinar, pedagógica y didáctica en las nuevas materias de la LOE y en aquellos aspectos que favorecen la equidad, la calidad y el éxito escolar”, con un presupuesto de 5,7 millones de euros, lo que permitirá impartir 868 cursos.

Evolución del profesorado

Asimismo, adelantó que en breve se darán a conocer la organización y contenidos del futuro master de formación del profesorado. “Este –dijo- será también un instrumento básico para lograr esa preparación que nuestro sistema necesita, y para contribuir sin duda al reconocimiento y prestigio social que todo el profesorado merece”.

 

arriba