Erradicación del analfabetismo y universalización de la educación básica, objetivos de Iberoamérica para 2015
La XVII Conferencia Iberoamericana de Ministros de Educación suscribe la Declaración
de Valparaíso
, que aboga por la cohesión social y las políticas inclusivas
Erradicar el analfabetismo y universalizar la educación básica de calidad y para todos en Iberoamérica de aquí a 2015, así como el impulso del Espacio Iberoamericano del Conocimiento a través de programas de movilidad académica, son los puntos más importantes de la Declaración de Valparaíso, en la que se han recogido las conclusiones de la XVII Conferencia Iberoamericana de Ministros de Educación celebrada en la citada ciudad.
Las ministras de Educación de Chile y España, Yasna Provoste y Mercedes Cabrera, junto al secretario general de la OEI, el español Álvaro Marchesi.
(Foto: EFE)

Madrid.
La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, asistió, el pasado lunes 23 de julio, en Valparaíso, (Chile), a la XVII Conferencia Iberoamericana de Ministros de Educación, reunión sectorial previa a la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado que se celebrará en el próximo mes de noviembre en Santiago de Chile.
La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, ha firmado junto a los ministros de Educación de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), la Declaración de Valparaíso, que apuesta por una educación para todos y de calidad y renueva el compromiso de erradicar el analfabetismo y universalizar la educación básica en la región de aquí a 2015.
Uno de los puntos centrales de la reunión ha sido el impulso del Espacio Iberoamericano del Conocimiento, y en su desarrollo se dedicaron distintas sesiones de trabajo sobre temas como el Plan Iberoamericano de Alfabetización, la Red Latinoamericana de Portales Educativos (RELPE) y el panel “Cohesión social y políticas educativas inclusivas en Iberoamérica”, en cuyo ámbito se ha planteado la posibilidad de establecer importantes espacios de cooperación, intercambio y transferencia de experiencias.
En la conferencia han estado presentes, además de los ministros de Educación de los países iberoamericanos, el secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), Álvaro Marchesi, representantes de este organismo en Chile e invitados especiales de organismos internacionales vinculados a la educación o que cooperan con programas o proyectos regionales.

Mesas de trabajo

Entre los temas que se trataron en la Conferencia destacan materias como la alfabetización; redes de portales educativos; fortalecimiento de la educación en Iberoamérica; cooperación orientada al desarrollo y metas del milenio; preservación y difusión de la identidad y cultura de los pueblos indígenas; financiamiento de la educación y canje de deuda externa por inversión social.
Respecto a los contenidos de la Conferencia, la ministra Provoste recalcó que “los temas que nos convocan son aquellos que forman parte de la agenda principal de nuestro gobierno: la educación como un factor importante en la cohesión social y la necesidad de hacer de nuestras sociedades un espacio más inclusivo”.
Esta nueva versión de la Conferencia Iberoamericana de Educación sucede a la efectuada el año pasado en Montevideo, Uruguay, oportunidad en que los secretarios de Estado de los 22 países suscribieron una serie de compromisos para todos los países integrantes, entre ellos la declaración de 2007 como Año Iberoamericano de la Alfabetización y la aprobación del Plan Iberoamericano de Alfabetización y Educación Básica de Personas Jóvenes y Adultas 2007–2015, cuyo objetivo es “universalizar, en el menor tiempo posible, la alfabetización en la región y ofrecer a la población joven y adulta que no ha completado su escolarización, la posibilidad de continuidad educativa, al menos hasta la finalización de la educación básica”.
 
Reforzar la inclusión social

El documento de conclusiones de la Conferencia destaca el compromiso por “revertir y corregir en los sistemas de educación cualquier forma de discriminación a través del reconocimiento a la equidad de género, la diversidad y la multiculturalidad”. Los delegados asistentes a la reunión reiteraron también la necesidad de erradicar el analfabetismo y de universalizar la educación básica, y acordaron respaldar la realización del Congreso Iberoamericano de Alfabetización, que se celebrará en la ciudad de la Habana el próximo año.
La ministra de Educación de Chile, Yasna Provoste, anfitriona de la reunión, afirmó que la Declaración de Valparaíso “refuerza los caminos diversos que ya se han adoptado por parte de cada uno de los países en materia de alfabetización”. Los representantes de diferentes países asistentes a la Conferencia acordaron, asimismo, “mantener el apoyo a las iniciativas destinadas al canje de deuda por educación”.
La Declaración también pone énfasis en “la importancia de seguir avanzando en la estructuración del Espacio Iberoamericano del Conocimiento (EIC), y en promover el acceso universal a las tecnologías de la información y comunicación (TIC)”. “Las TIC han revolucionado el sistema escolar; nuestros jóvenes han nacido en un sistema de información distinto y el sistema educativo no puede abstraerse de esta realidad”, aseguró Provoste.
Las conclusiones a las que llegaron los ministros y otros responsables de educación reunidos en Valparaíso serán elevadas, para su consideración y ratificación, a la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se celebrará en Santiago de Chile el próximo noviembre.

Reunión del Consejo Directivo de la OEI

Por otra parte, la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, participó mañana martes 24 de julio, en Valparaíso, Chile, en la 70 Reunión Ordinaria del Consejo Directivo de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), en cuyo desarrollo se presentó el informe de gestión y propuesta del programa-presupuesto para el bienio 2007-2008.
Mercedes Cabrera ha subrayado el hecho de que en la Conferencia de Valparaíso “se ha ido más allá del debate sobre la mera incapacidad para leer y escribir, y se ha hablado mucho de la manera de superar el analfabetismo funcional”. A este respecto, la ministra ha puesto en común con sus colegas iberoamericanos la experiencia española de reducción del analfabetismo, “un logro alcanzado –según indicó- con el impulso al sistema de educación para todos a través de las reformas legislativas, del refuerzo presupuestario y con la apuesta decidida por la calidad”.
El texto firmado en Valparaíso reconoce los logros alcanzados por el Plan de Alfabetización de Adultos (PAEBA) y reafirma el compromiso de corregir a través de la educación cualquier forma de discriminación, especialmente a través del reconocimiento de la igualdad de género, la diversidad étnica y la multiculturalidad.
Mercedes Cabrera ha destacado asimismo que “la Declaración de Valparaíso hace hincapié en la educación como elemento clave para la cohesión, la inclusión social y el avance hacia sociedades más justas con mejores oportunidades para todos”.

Espacio Iberoamericano del Conocimiento

Otro de los aspectos más importantes de la reunión ha sido el impulso al Espacio Iberoamericano del Conocimiento, con especial énfasis en la movilidad académica, en particular en el ámbito del posgrado. Para ello se ha acordado el diseño de planes de movilidad similares a los que ya funcionan en Europa y que estarán enfocados especialmente a la formación de jóvenes investigadores. Se trata de una estructura similar al Espacio Europeo de Educación Superior que permitirá el reconocimiento común de títulos universitarios en la región Iberoamericana, al tiempo que se favorece el intercambio y formación de estudiantes. Asimismo, este espacio se concibe como una herramienta eficaz para construir una conciencia de ciudadanía iberoamericana.
Además, la Declaración de Valparaíso ha instado a seguir profundizando en los logros de la Red Latinoamericana de Portales Educativos (RELPE) y a promover el acceso universal a las tecnologías de información y comunicación (TIC), así como a mantener el apoyo a las iniciativas de canje de deuda por educación.

 

arriba