Narraciones de siempre
Nueva edición de los cuentos de la Media Lunita con motivo de su veinte aniversario

Madrid.
Personajes como Blancaflor, Juan Soldado, Periquín, la bruja Curuja o el gallo Kirico aparecen recogidos en la colección Mis favoritos, del  escritor  Antonio  Ro-

dríguez Almodóvar, que ha editado Algaida con motivo del 20 aniversario de la primera edición de los cuentos de la Media Lunita. Repartida en tres volúmenes, Cuentos de animales, Cuentos de costumbres y Cuentos maravillosos, la obra “toca el fondo de la cultural tradicional a través de narraciones ancestrales que en algunos casos tienen más de 2.000 años”, señala Rodríguez Almodóvar, que en 2005 recibió el premio nacional de Literatura Infantil y Juvenil por su libro El bosque de los sueños.
El autor ha mostrado su agradecimiento a Francisco Prior, el editor que en 1987 “tuvo el olfato y la valentía” de emprender esta aventura por la que no apostaba ninguna de las grandes editoriales, y que sin embargo durante estos veinte años ha debido de vender “cerca de cinco millones de ejemplares”.
Con estas obras de la Media Lunita Almodóvar se ha adentrado en la investigación del cuento popular. Grabadora en mano, hace ya años que recorrió diversas regiones españolas, sobre todo Andalucía y Castilla La Mancha, para recoger los cuentos de la tradición oral local y ponerlos por escrito. “La tradición oral ha corrido al margen de la cultural oficial. Yo me he limitado a descifrar esa tradición y ponerla negro sobre blanco”, dice. También ha aclarado que estos cuentos no pertenecen en exclusiva a la tradición oral andaluza. “Son historias que se repiten en muchos países y que en algunos casos se remontan a 2.000 o 3.000 años de antigüedad”.
Los doce relatos que componen la colección se dividen en los tres volúmenes citados, de animales, de costumbres y cuentos maravillosos, se acompañan de numerosas ilustraciones y presentan un cuerpo de letra enorme, “para facilitar la lectura no sólo de los niños sino también de sus abuelos”.

Lecturas obligadas

Antonio Rodríguez Almodóvar considera necesario mantener el cuento tradicional entre las lecturas obligadas de la infancia, frente a los cuentos “hiperproteccionistas actuales”, ya que, en su opinión, estas narraciones de la tradición popular, “preparan poco a poco a los niños para el mundo cruel que les está espera en la preadolescencia”. El autor, que califica la infancia como “un periodo cada vez más corto”, cree también que la cultura tradicional “prepara para el gran choque de la salida de la infancia, del abandono del paraíso”.

 

arriba