Cómo formar a los hijos en la responsabilidad y la autonomía
Un libro analiza las claves para reforzar
el papel educativo de las familias

Madrid. D.P.S.
“Los padres deben asumir su papel de adultos, tener unos criterios y distanciarse de las reacciones emocionales de los menores”. Esta es una de las ideas que utilizó la pedagoga María Jesús Comellas al presentar su libro Escuela para padres. Las claves para educar a nuestros hijos (Ariel), un texto donde desgrana  las  numerosas incertidumbres

que asaltan a las familias cuando se trata de aborda la educación del menor: ¿es necesaria la disciplina? ¿dónde está el límite entre la disciplina y el autoritarismo? ¿seremos unos dictadores con nuestros hijos? ¿no les estaremos exigiendo demasiado? ¿deberíamos ser más duros o más tolerantes...?
Ante estas y otras preguntas, Comellas, doctora en Psicología y profesora de la Facultad de Ciencias de la Educación en el Departamento de Pedagogía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona, se muestra contundente: “vivimos un momento de excesiva sobreprotección y de falta de exigencia, cuando lo que habría que fomentar en el niño y en el adolescente es la madurez y la autonomía. Lo contrario es alargar la adolescencia”.
Una de las máxima de Escuela para padres es el cómo aprender a decir no, que, según la autora de este trabajo, se podría resumir en tres aspectos: hay que explicar el porqué de las normas, para que, con el tiempo, se puedan llegar a respetar sin vigilancia o castigo; los padres deben cumplir sus criterios educativos con firmeza, manteniendo la tranquilidad; y educar significa muchas veces educar para el futuro. “Los críos no acaban de ver que el no de los adultos es por su bien”, dice esta especialista, que desde hace más de veinte años dinamiza grupos familiares de discusión educativa. También es asesora de la Diputación de Barcelona para la implementación en nueve municipios, del proyecto “Red de debate educativo con y para las familias” y participa en numerosos proyectos municipales y de los ICES de las universidades catalanas.

El “centro del mundo”.

Esta Escuela de padres no pretende ser una recopilación de recetas, sino más bien aportar algunas perspectivas “que permitan a los padres no ponerse a la defensiva” y que “ninguno dimita de su condición de padre”. Para María Jesús Comellas, “la educación supone también crear hijos responsables y autónomos”. Por eso cree que en casa es donde los hijos deben descubrir que no son el “centro del mundo”. “Es necesario que el niño poco a poco en casa se vaya introduciendo en la realidad, asumiendo responsabilidades, como hacer tareas domésticas, colaborar...”, señala esta pedagoga. Entre sus recomendaciones, Comellas destaca asimismo que “los padres deben recuperar la imagen de un adulto para poder transmitírsela a los hijos”, que educar “no es una negociación”, que la buena relación familia-escuela “es fundamental para el éxito educativo”, y que nuestros hijos “no están pidiendo autoridad, aunque protesten”.

 

arriba