La Educación para la Ciudadanía es compatible con el ideario de un centro
FERE-CECA organiza un seminario sobre las leyes educativas aprobadas en la democracia y los medios de comunicación

Madrid. G. A.
La Federación Española de Religiosos de Enseñanza-Titulares de Centros Católicos (FERE- CECA) ha organizado en Madrid un seminario sobre educación y medios de comunicación, que ha reunido a más de cincuenta periodistas especializados en esta área y a representantes de sindicatos, patronales, instituciones educativas,   editoriales  y  universi-

El secretario general de Educación, Alejandro Tiana, ha reconocido la falta de estabilidad que hay en el sistema educativo, y ha dicho que las organiza- ciones también son responsables de la falta de consenso. (Foto: Rafael Martínez)

dades. Todos ellos han debatido sobre cómo se han elaborado las distintas leyes educativas aprobadas durante la democracia, desde la LOECE a la LOE, y cómo los medios de comunicación han ido formando parte de ellas en cada etapa.
Este seminario se enmarca en los actos conmemorativos del 50 aniversario de la Fundación de FERE-CECA, cuyo secretario general, Manuel de Castro, ha explicado que la principal finalidad de este encuentro ha sido ofrecer un marco de reflexión sobre la relación entre educación y medios de comunicación, “en un momento en el que algunos aspectos de la aplicación de la LOE están provocando un fuerte debate”. En este sentido, Manuel de Castro ha mostrado su deseo que se pueda reconducir el diálogo tras la confirmación por escrito que ha recibido del MEC, determinando que tanto la nueva materia de “Educación para la ciudadanía, como cualquier otra, es perfectamente posible impartirla conforme al carácter propio, confesional o no, de los centros”.

Asignatura obligatoria

Según ha informado, FERE-CECA había elevado una “pregunta formal” al Ministerio para preguntar si dicha organización tenía “realmente capacidad” para adecuar el currículo de esa materia al ideario católico, y “hemos recibido una contestación escrita en la que se nos da una respuesta positiva”. Pero dicho escrito advierte asimismo de la apertura de expediente en caso de que algún centro decidiera no implantar la citada asignatura, la cual pertenece al grupo de materias que tienen “carácter obligatorio” en la Educación Primaria y en la ESO.
También ha participado en el Seminario el secretario general de Educación, Alejandro Tiana, quien ha reconocido la “falta de estabilidad” que hay en el sistema educativo, con dos leyes por década desde el inicio de la democracia. Pero ha lamentado igualmente que sólo se responsabilice a los partidos políticos de la falta de acuerdo en materia de educación cuando las organizaciones sociales vinculadas al mundo educativo tampoco han sido capaces de alcanzar un pacto. Y ha dicho sentirse “satisfecho” con la Ley Orgánica de Educación (LOE), que “no tiene ni un solo recurso de anticonstitucionalidad, no es partidista y no lleva en su nombre ningún calificativo, porque no se quiere mostrar como continuidad ni de la LOGSE ni de la LOCE”.

Espacio central

Por último, el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Fernando González Urbaneja, se ha referido a la influencia recíproca entre los medios de comunicación y la educación, ha defendido la función “exclusivamente informativa” del periodista, y se ha mostrado contrario a “achacarle funciones como las de entretener o formar”. También ha considerado “un error de concepto” por parte de los actuales medios informativos que “ejes tan centrales” como la educación y la salud “terminen en el cajón de sastre” de la sección de Sociedad, pues “la educación debería ocupar un espacio central en los medios, ya que es el problema más grande que tenemos en nuestra sociedad”.
Estos postulados están presentes en las conclusiones del Seminario, en las que se afirma que no se puede olvidar el papel de la prensa como “instrumento de formación”, porque “el periodista no es educador, pero educa”. Se insiste en que “los medios de comunicación deberían reflejar la importancia de la educación en la sociedad dedicándole un espacio propio y específico, y respetando la cabida que por derecho propio deberían tener las noticias educativas”. Y se advierte que “aunque ni la sociedad ni los políticos estén maduros para alcanzar un pacto educativo, no podemos resignarnos a no lograr un cambio en ese horizonte y conseguir una educación con calidad, equidad y libertad”.

 

arriba