Comprender y disfrutar de la literatura
Publicados seis nuevos títulos de Castalia Prima, colección que pretende “recuperar el prestigio de lo clásico”

Madrid.
Recuperar el prestigio de “lo clásico” y ofrecer a los jóvenes la mejor literatura para dentro y fuera del aula, son los objetivos de la colección Castalia Prima, de Editorial Castalia, que acaba de presentar seis nuevos títulos, entre los que hay libros  de  caballerías  y

obras de Poe o Casona. “Nuestro objetivo es hacer compatible con el ámbito escolar la lectura de literatura indispensable en la biblioteca personal de cualquier joven, libros que descubran valores recreativos, artísticos y formativos”, ha señalado el profesor Fernando Carratalá, catedrático de Lengua y Literatura del IES "Rey Pastor", de Madrid, y director de la colección. “La idea es educar a los jóvenes a través de la lectura para que vayan adquiriendo el hábito de la lectura reflexiva, desarrollando su capacidad crítica y descubriendo los múltiples valores que la literatura encierra”, dice Carratalá.
Para sus impulsores, los libros de Castalia Prima son “indispensables en la biblioteca personal de cualquier joven”, compatibles con el ámbito escolar, y que, por las características de su edición, “les permite comprenderlos y disfrutarlos”. Según Carratalá, el proyecto “nació de la necesidad de crear una colección con unos parámetros diferentes a los que estaban en el mercado y que no fuera solamente para el ámbito escolar”.Por ello cada volumen, ilustrado, incluye una presentación y notas -con apoyo léxico y referencias contextuales- además del apartado 'Para saber más', con actividades complementarias, glosario y bibliografía.
Para el director de Editorial Castalia, Federico Ibáñez, esta es una colección que lleva funcionando desde hace ocho años, tiene en el mercado medio centenar de títulos más otros 42 títulos que ya están en preparación, y que desde sus inicios ha pretendido “ofrecer a los jóvenes una manera atractiva de acercarse a la literatura, a través de libros manejables, ilustrados, con información que ayuda a entender los textos y además con precios muy razonables”. A juicio de Ibáñez, el objetivo de esta colección es contribuir a la “formación integral como personas” de los jóvenes, situándolos como lectores ante “las mejores obras de escritores clásicos y actuales” y “recuperar el prestigio de lo clásico”.
Los seis nuevos títulos que salen al mercado son: Nuestra Natacha, de Alejandro Casona; La historia de Arthur Gordon Pym, de Edgar Allan Poe; El trovador, de Antonio García Gutiérrez; Sátiras y burlas, siglos XIV-XVI, con edición y traducción de Juan Varela- Portas de Orduña; Relatos legendarios. Historia y magia de España, de Matilde Moreno; y Libros de caballerías castellanos, (los textos que pudo leer Don Quijote de la Mancha), una antología seleccionada por José Manuel Lucía Megías y Emilio Sales Dasí.
Según Fernando Carratalá, en la colección tienen cabida las grandes obras de autores consagrados de la “literatura intemporal con obras propias de la literatura para jóvenes, tanto clásica como actual, capaces, por su temática y lenguaje, de intensificar el placer de leer y de implicar al lector en dichas obras”.

 

arriba