Críticas sindicales al último
borrador de Estatuto docente
Los sindicatos acusan al MEC de incumplir los
compromisos contraídos
en la Mesa Sectorial de Educación
Los sindicatos han mostrado su decepción y rechazo ante el nuevo borrador de Estatuto docente presentado por el MEC en la mesa sectorial el pasado 16 de mayo, que había sido remitido previamente a las Comunidades Autónomas. Creen que ese texto no incluye los compromisos verbales adquiridos por el subsecretario en la reunión del 18 de abril, y mientras los STES-i están dispuestos a convocar movilizaciones, CC.OO ha hecho un llamamiento a la unidad sindical y también amenaza con medidas de presión.
Los sindicatos quieren que el Estatuto incluya la prórroga indefinida del sistema de jubilaciones anticipadas establecido en la LOE. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. A.
El Ministerio de Educación y Ciencia ha presentado a las Comunidades Autónomas y a la Mesa Sectorial un nuevo borrador de Estatuto docente, que según la mayoría de los sindicatos es un retroceso con respecto a los compromisos verbales adquiridos por el subsecretario en la reunión precedente. Así, la Federación de Enseñanza de CC.OO ha calificado este texto de “inconcreto, incompleto e insuficiente”. Y cree que no recoge promesas contraídas por los representantes ministeriales, como la eliminación del tope temporal para las jubilaciones anticipadas, la puesta en marcha del complemento derivado del Acuerdo de 20 de octubre de 2005, la adopción de medidas concretas y articuladas para la promoción profesional, y una memoria económica para cumplir todas estas medidas.
CC.OO está realizando durante los últimos meses “una campaña de información, participación y movilización” sobre la negociación del Estatuto, que incluye envío de material impreso a los centros, recogida de firmas, y consultas al profesorado. Ahora ha hecho un llamamiento a las demás organizaciones sindicales para adoptar medidas conjuntas e intensificar las movilizaciones contra el MEC durante el mes de junio. Cree que “es el momento de actuar todos juntos en esta reivindicación histórica”. Y no descarta la convocatoria de huelga si el Ministerio “persiste en su actual actitud de no cumplir lo acordado en la Mesa Sectorial del 18 de abril”.

Regresivo y jerarquizante

La Confederación de STES-i afirma que el nuevo texto presentado por el MEC “no supone ninguna novedad”, y considera que el objetivo del Estatuto sigue siendo “introducir mecanismos de gestión de personal de la empresa privada en la enseñanza pública”. También advierte que es “un proyecto regresivo y jerarquizante”, que no recoge las propuestas de los sindicatos ni los compromisos verbales contraídos por el subsecretario el 18 de abril. Y dice que la carrera docente se fundamenta en la competencia entre el profesorado en la evaluación voluntaria, que las jubilaciones LOE se garantizan sólo hasta 2011, y que se mantienen los actuales sistemas de promoción y movilidad de los profesores.
Esta organización cree que “estamos como el 20 de junio de 2006, cuando el MEC presentó el anterior borrador”. Insiste en reclamar un “cuerpo único de enseñantes”, un aumento del complemento específico en 250 euros durante el período de aplicación de la LOE, y una memoria económica que acompañe al futuro Estatuto. Quiere que la regulación de las jubilaciones LOE forme parte del articulado, “de forma que tenga carácter indefinido”, que se asegure el modelo actual de concurso para los traslados, que el acceso del actual grupo B al A sea por concurso, que se reconozcan las enfermedades profesionales, y que se garantice la estabilidad de los interinos hasta su “acceso definitivo a la función docente”. Y advierte que si continúan los trámites para aprobar el Estatuto sin “modificar sustancialmente” el texto actual, “serán necesarias movilizaciones para impedirlo”.

Escasos avances

Para el sindicato ANPE en el nuevo borrador hay “escasos avances” con respecto a los planteamientos iniciales del MEC, y “después de tanto tiempo y tantas reuniones seguimos sin ver reflejadas las propuestas sindicales que el profesorado demanda, y que constan ya en todas las actas de las reuniones de la Mesa Sectorial”. Aunque reconoce algunas mejoras, critica que se mantenga la transitoriedad de la prórroga de las jubilaciones anticipadas, que no se incluyan las reivindicaciones relacionadas con el paso de cuerpos de grupo B al A, y que incluso hayan desaparecido “aspectos positivos, como la posibilidad de compatibilizar el puesto como profesor interino a tiempo parcial con otro trabajo”.
ANPE cree que se trata “una vez más, de un documento mucho menos ambicioso y comprometido con el profesorado de lo que esperábamos, y de la que fue una de las promesas electorales más publicitadas por el Gobierno”. Advierte que su apoyo al Estatuto “está condicionado a que se contemplen auténticas medidas en beneficio del profesorado, y a las cuantías que se expongan en la memoria económica”. Y recuerda que “sin un amplio consenso esta norma básica no podrá desarrollar la función para la que está destinada”.

Propuesta escrita

Por su parte, la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT (FETE-UGT) recuerda que tras la citada reunión del 18 de abril exigió “una propuesta escrita que concretase el principio de acuerdo que parecía haberse alcanzado sobre temas como jubilación anticipada indefinida, acreditación y no evaluación como mecanismo fundamental para la promoción horizontal, mantenimiento de los requisitos actuales de los sexenios para la obtención del grado, y promoción vertical por concurso de méritos”. Y rechaza que los representantes ministeriales hablen de acuerdos mientras no se registren estos avances en un texto formal.
FETE quiere un Estatuto docente, “pero no a cualquier precio”. Denuncia la existencia de “notables diferencias” entre las distintas comunidades autónomas sobre el complemento que percibe el profesorado en concepto de formación permanente (los denominados sexenios). Y junto al mantenimiento de dichos sexenios como requisitos para consolidar el sistema de grados previsto en el Estatuto, pide “que se reflejen también a efectos de promoción “todas y cada una de las actividades que se realicen en los centros”. Además, quiere que se garantice la formación continua y su actualización didáctica en horario lectivo mediante licencias por estudios retribuidos, y que se promueva la formación en los centros “en función de sus propias necesidades”.

Protestas conjuntas

En cualquier caso, los sindicatos ANPE, CC.OO, CSI-CSIF y FETE-UGT se han reunido el 23 de mayo y han emitido un comunicado conjunto, en el que recuerdan que en su día valoraron positivamente los compromisos adquiridos por el subsecretario del MEC, aunque también reclamaron “su concreción en un texto escrito”. Ahora expresan conjuntamente su malestar porque el último borrador no contiene dichas promesas, y exigen un nuevo texto “que recoja clara y nítidamente los compromisos adquiridos en el marco legalmente establecido para la negociación colectiva”.
Estas cuatro organizaciones consideran inadmisible “el incumplimiento de los acuerdos alcanzados con la Administración educativa en el marco institucional de la Mesa Sectorial de negociación, y el desprecio que esto supondría para los representantes del profesorado y, por ende, para todo el colectivo docente”. En consecuencia, advierten que harán “todo lo necesario” para que el MEC cumpla sus compromisos.

 

arriba