Homenaje-muestra de Juan Ramón Jiménez en el cincuentenario de la concesión del Premio Nobel

Ecuador. La Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior, SEACEX, en colaboración con la Biblioteca Nacional exponen en las salas de esta última una mirada global a la historia, el arte y la cultura de este país americano: Ecuador. Tradición y modernidad, un recorrido con más de 180 piezas, entre cerámicas, esculturas, pinturas, fotografías y documentos, procedentes de museos  y colecciones públicas, además de conventos de clausura o colecciones privadas nunca antes accedidas para su préstamo. Veintiún secciones difunden y analizan las creaciones artísticas generadas en Ecuador en sus cuatro  periodos fundamentales históricos de Ecuador (prehispánico, colonial, siglo XIX y siglo XX), acercando a nuestra sociedad el calidoscópico bagaje cultural de este pueblo. Hasta el 26 de agosto.

 
   

Oscar Niemeyer. En plena Avenida Conde de Guadalhorce de Avilés (Asturias) se despliega Oscar Niemeyer 100 por 100, una muestra retrospectiva que celebra los cien años del artista y que recuerda el significado y la trascendencia de uno de los grandes de la arquitectura y Premio Príncipe de Asturias de 1989. Fotografías, planos, bocetos, infografías de edificios y dibujos con frases e ideas que representan el pensamiento del autor, expuestos en cien paneles distribuidos en grandes estructuras de acero cortén, y que dan cuenta de las principales obras, desde sus primeros trabajos en los 30, pasando por la revolución arquitectónica de Pampulha (donde introduce la curva libre por vez primera) al edificio de la ONU en Nueva York, Brasilia, su obra en Europa, y terminando con el colofón del Centro Cultural que llevará su nombre en Avilés, y que el propio Niemeyer ha calificado como su obra “más querida e importante”. Hasta final de mayo.

 
   

Naturalezas muertas. El Museo Nacional de Arte de Cataluña exhibe, con la participación del Museo del Prado, 40 obras de la colección Naseiro, importantísimo conjunto especializado en naturalezas muertas españolas, adquirida recientemente por el Estado para el Museo del Prado, en el que se encuentran algunas obras maestras del género como el Bodegón con alcachofas, flores y recipientes de cristal, realizado en 1627 por Juan Van der Hamen. Además de estas piezas, se muestra una selección de las mejores naturalezas muertas contenidas en las colecciones propiedad de ambos museos, entre las que están obras de Juan Sánchez Cotán, Juan van der Hamen, Francisco y Juan de Zurbarán, Antoni Viladomat, Luis Paret y Alcázar, Luis Egidio y Francisco de Goya. Hasta el 24 de junio.

 
   

Fronteras. El Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona reflexiona sobre el específico mundo creado por el levantamiento de fronteras políticas a través de reportajes fotográficos y reflexiones de ocho simbólicos casos: Las fronteras de Europa y la cuestión de sus límites; Los retos de las migraciones en el mundo (el caso europeo); Las fronteras que permanecen cerradas: Corea del Norte y su “Paraíso”; Los contenciosos territoriales: Cachemira, región desgarrada; Una frontera en formación: Israel y Palestina; Los retos económicos de las fronteras resultantes de la globalización: entre México y los Estados Unidos; El mundo de los pueblos sin territorios compactos; los gitanos dispersos por Europa; y Las fronteras permeables y endurecidas: el exilio de los refugiados. Hasta el 30 de septiembre.

   
   

Arte cinético. El Centro de Arte Reina Sofía presenta en la muestra LO(S) CINÉTICO(S) la repercusión que esta tendencia de la pintura y escultura contemporáneas -que hace referencia a aquellas obras creadas para producir la impresión o ilusión de movimiento- ha tenido y tiene en el Arte. Más de 80 obras de 45 artistas españoles y extranjeros, realizadas desde finales del siglo XIX hasta 2006, que en algunos casos nunca antes habían sido expuestas en nuestro país y que proceden de grandes museos como el MOMA de Nueva York o el Pompidou de París, resumen y reflejan la vitalidad de su propuesta como una corriente que ha logrado expresar la pulsión de movimiento y cambio que forma parte de la naturaleza humana. Hasta el 20 de agosto.

 
   

Joyas helenísticas. El Museo Arqueológico Nacional reúne, en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y el British Museum, un conjunto 80 piezas de orfebrería helenística, procedentes de 57 hallazgos y depositadas en diversos museos españoles, alrededor de la Fíbula Braganza, una extraordinaria pieza de oro del siglo III a. C. perteneciente a la antigua colección de la casa real de Braganza, nunca antes expuesta en nuestro país. El héroe y el monstruo, título de la muestra y que hace referencia a la escena grabada en la Fíbula Braganza, recuerda cómo el diseño de estas joyas es una forma absoluta de arte, comparable al reconocido en las grandes obras de la antigüedad. Hasta el 29 de julio.    

 
   

Ron Mueck. El Centro de Arte Contemporáneo de Málaga presenta la primera exposición individual de este escultor hiperrealista australiano en España: una monumental escultura de un bebé de cinco metros realizada con resina de poliéster. Su maestría en el uso de la escala, su dominio de la expresión humana y el bagaje que sus años de trabajo en el cine como especialista en efectos especiales son puestos de manifiesto en esta niña recién nacida, con el cordón umbilical aún no desprendido y restos de sangre en la pelusa de su pelo: una experiencia sensual que colapsa cualquier previsión que el espectador tuviera. Un documental sobre este artista y maquetas, vídeos y pruebas sobre el proceso de creación de la pieza completan el espectáculo creativo. Hasta el 17 de junio.

Neoimpresionismo. La Fundación Mapfre  en colaboración con el Musée d’Orsay de París exponen en Madrid la primera exposición temática sobre el neoimpresionismo que se ha realizado en nuestro país y la primera en que se reúnen seis obras juntas de Georges Seurat. El neoimpresionismo. La eclosión de la modernidad propone una revisión a fondo de un movimiento que nació de la preocupación científica de un grupo de artistas por controlar las propiedades físicas del color y del espacio y que tras su inicio por Seurat consiguió adeptos y continuadores en toda Europa. La selección de 80 óleos permite revisar la totalidad y complejidad del movimiento al exponer obras de Seurat, Paul Signac, Camille Pisarro, Henri-Edmond Cross, Maximilien Luce, Henry Van de Velde, Theo Van Rysselberghe, Jan Toorop, Darío de Regoyos... además de presentar el influjo del neoimpresionismo en otros movimientos artísticos contemporáneos por medio de la obra de artistas como Paul Klee, Kandinsky o Bridget Riley. Hasta 10 de junio.

Tamara de Lempicka. La Fundación Caixa Galicia presenta en la Casa das Artes de Vigo la primera retrospectiva dedicada en España a esta artista polaca que dejó su impronta en las culturas europea y americana del siglo XX. Con un montaje que recrea el cosmopolitismo y la sofisticación del París de entre guerras, con una escenografía que reconstruye su famoso estudio de la parisiense de Méchain, se muestran 43 óleos y 15 dibujos junto a 21 fotografías, un audiovisual biográfico y diversos objetos personales de la artista. Hasta el 15 de julio.   

Lee Friedlander. CaixaForum Barcelona presenta una retrospectiva de la obra de este fotógrafo norteamericano, una de las grandes figuras de la imagen actual. Organizada por el MOMA (The Museum of Modern Art) de Nueva York y con el interés de reflejar la compleja evolución que ha experimentado su arte a lo largo de más de medio siglo, las 477 fotografías en blanco y negro y 6 en color que se reúnen van desde sus pioneros reportajes documentales, en los que se reflejan la rutina de la ciudad y del quehacer cotidiano, los anuncios publicitarios, las fachadas de las tiendas, la televisión, la vida urbana en general; las imágenes creadas bajo la influencia del Pop; sus burlones autorretratos; el lirismo y el humor de sus obras de la década de los 80 y los paisajes del Oeste americano a los que se dedicó en la última etapa del Siglo XX. Hasta el 24 de junio.

Elías Canetti.  La sede de Círculo de Lectores de Madrid acoge la muestra Elías Canetti: Poder y supervivencia, con ocasión de la publicación del primer tomo –Masa y poder- de las Obras Completas del escritor búlgaro en esta editorial. Fotos, manuscritos, primeras ediciones de sus obras y varios vídeos en los que el Premio Nobel de Literatura habla con personajes del pensamiento y la cultura europea, como Adorno, dan cuenta de su infancia en Rutschuk, su paso por distintas ciudades europeas, las mujeres que han influenciado sus escritos y sus grandes referentes intelectuales. Hasta el 9 de junio. 

Palabra imaginada.  El Museo de Arte Esteban Vicente (Segovia) reflexiona en La palabra imaginada. Diálogos entre plástica y literatura en el arte español  sobre la singular interacción que estos lenguajes expresivos han mantenido a lo largo del siglo XX. Cuarenta y cinco autores se encargan de recordarnos que la palabra es motivo y, a veces, protagonista del arte: desde los vanguardistas del primer tercio del siglo Rafael Alberti, Federico García Lorca, Jiménez Caballero o José Moreno Villa  a los contemporáneos Miquel Barceló, Joan Fontcuberta, Pepe Buitrago o, entre otros muchos, Antoni Muntadas despliegan sus propuestas en un recorrido que hace sus paradas en Antecedentes; El texto en la imagen, la palabra plana; Orografías de la palabra; La palabra eléctrica y Poesía visual. Hasta el 17 de junio.

Alfonso Reyes. El Instituto Cervantes celebra en su sede central de Madrid un homenaje al escritor, traductor, académico, periodista y diplomático mexicano Alfonso Reyes (1889-1959) en el marco del 30 aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre España y México. Con el título Alfonso Reyes. El sendero entre la vida y la ficción  y con el apoyo de documentos, cartas, manuscritos, libros y numerosas fotografías además de bustos, óleos, dibujos y grabados que regalaron o el propio escritor adquirió, se recrea una personalidad que hizo enormes aportaciones a su época. Su cosmopolita existencia artística y su compromiso social y político son dos centrales apartados de esta primera exposición dedicada a uno de los más grandes prohombres de nuestra lengua. Hasta el 20 de mayo.

De Fortuny a Barceló. La Fundació Francisco Godia(Barcelona) presenta en la muestra De Fortuny a Barceló. Coleccionismo generación Francisco Godia un recorrido por el arte español del siglo XX a través de quince colecciones privadas entre las que están Várez-Fisa, Arango, Artur Ramon, Daza-Aristi, Salvador Riera, Art Hispania, Fundació Puig, Alorda-Derksen, Paco Rebes o Barbié-Nogaret. Casi cincuenta obras de pintura y escultura, firmadas por artistas como Sorolla, Sunyer, Picasso, Gargallo, Juan Gris, Tàpies, Oteiza o Barceló, muy poco conocidas y en algún caso inéditas, seleccionadas por el historiador Fontbona para ejemplificar la trascendencia pública del coleccionismo artístico. Hasta el 24 de junio.

Picasso y los libros. El Conde Duque (Madrid) divulga en Picasso y los libros la faceta del pintor malagueño como ilustrador a través de las obras reunidas por la colección Bancaja. Veinticuatro libros de Picasso con grandes autores como André Breton, Tristán Tzara, Petrarca, Góngora, Balzac, Merimée o Artaud, entre los que se encuentran uno de los 68 ejemplares que existen en el mundo de A haute flamme (Paris 1955) de Tristán Tzara o la serie satírica “Picasso, sueño y mentira de Franco”, presentada como ilustración de la carpeta que con el mismo nombre se vendió para conseguir fondos de socorro de la República.  Hasta el 13 de mayo.

Anselm Kiefer. El Museo Guggenheim de Bilbao celebra su primera década de historia con una macroexposición de uno de los creadores que siempre ha sido consustancial al ideario estético de esta institución: el artista alemán Anselm Kiefer, quizás el creador que mejor ha sabido testimoniar la desolación humana tras el Holocausto. Retrospectiva de casi cien obras, organizada temáticamente y con un interés especial en las intervenciones monumentales de Kiefer, una vertiente de su carrera en la que establece una fuerte interacción con la arquitectura y en las que dialoga simbólicamente con la historia, la cultura y la religión. Hasta el 3 de septiembre.

Darío Villalba. El Museo Centro de Arte Reina Sofía exhibe Darío Villalba. Una visión antológica. 1957-2007 , una mirada completa a la producción de uno de los más grandes e influyentes artistas españoles de las últimas décadas y una referencia obligada en el desarrollo del arte posterior a la abstracción informalista que se desarrolló en nuestro país a finales de los años cincuenta, con el grupo El Paso como referente. Setenta piezas representativas de sus distintas etapas artísticas y con un énfasis especial en aquellos “Documentos Básicos” que han determinado el proceso y la evolución de su trabajo. Hasta el 14 de mayo.

Recópolis. El Museo Provincial de Guadalajara  expone en Recópolis. Un paseo por la ciudad visigoda más de 200 piezas procedentes de diferentes museos e instituciones que sirven de aproximación a las formas de vida que se sucedieron en Recópolis, uno de los centros urbanos más importantes de la Europa occidental durante el alto medievo, ubicado junto a la actual localidad de Zorita de los Canes, a orillas del río Tajo, en Guadalajara. Los procesos constructivos, la artesanía, e incluso la circulación monetaria, se muestran con imágenes reproducidas a través de interactivos, paneles animados e ilustraciones. Hasta el 30 de junio.

Pablo Palazuelo. El Museo Guggenheim Bilbao acoge en su tercera planta una retrospectiva de la obra de Pablo Palazuelo, figura clave del arte español de la segunda mitad del siglo XX, en la que se ahonda en los aspectos más ignorados de su obra por medio de una convivencia entre sus guaches, pinturas y esculturas, y los bocetos y dibujos, que actúan como decálogo personal y revelan los procesos creativos del artista, que él consideraba más importantes que el propio resultado. Organizada por el MACBA y co-producida con el Museo Guggenheim Bilbao reúne unas 350 obras que en muchos casos no habían sido expuestas con anterioridad. Hasta el 3 de junio.

Juan Ramón Jiménez. El Convento de Santa Clara de Moguer, en Huelva, acoge la muestra que conmemora el 50 aniversario de la concesión del Premio Novel de Literatura a Juan Ramón Jiménez, un recorrido por la vida y la obra del escritor que especifica el gran significado de su presencia en la cultura del siglo XX español. Primeras ediciones de sus principales obras; libros de otros autores en los que el poeta participó, prologó o cuidó de su edición; revistas que promovió o en las que colaboró; cartas, manuscritos y documentos; obra plástica que representa a él o a sus allegados y fotografías que documentan las diversas etapas de su vida...procedentes de colecciones particulares e institucionales, de los archivos del escritor depositados en la Fundación Juan Ramón Jiménez de Moguer y del Archivo Histórico Nacional de Madrid. Hasta principios de junio.

Libros de Chillida. La Biblioteca Nacional reúne en “Los libros de artista de Chillida: una constelación estética” la casi totalidad de las ediciones originales realizadas por este escultor vasco: 24 libros, con más de 120 obras expuestas cronológicamente, que recorren desde sus trabajos de colaboración a partir de 1956 en la serie Derrière le miroir de Maegth; su primera colaboración con el poeta André Frénaud con nueve aguafuertes y otros tantos poemas; y su Aromas, editado en el año 2000, con cinco aguafuertes, tres xilografías y dos serigrafías con relieve y textos de Rafael Alberti, Cervantes, Einstein, Paul Éluard, Goethe, Nietzsche, Leonardo da Vinci, Oscar Wilde y María Zambrano. Hasta el 20 de mayo.

Arte Pop. El Instituto Valenciano de Arte Moderno acoge en “El Pop en la Colección Gráfica del MBA” un recorrido por la trayectoria de la vanguardia artística del pop, que rompió con todos los cánones establecidos en el mundo del arte y que se caracterizó por las constantes referencias a la publicidad, al cartelismo, la sociedad de consumo y a la producción en serie de personajes artísticos. Cincuenta y tres obras que recogen todas las variantes del movimiento, desde su comienzo y desarrollo con Rauchenberg , Roy Lichtenstein, Pietro Psaier, Mel Ramos, Robert Indiana, Andy Warhol o sus más tardías manifestaciones en los ochenta con creadores como Keith Haring.  Hasta el 20 de mayo.

Los mayas. La Fundación BBK, en colaboración con el Museo de Arqueología y Etnografía y el Museo de Popol Vuh, de Guatemala, presenta en Bilbao Los mayas, cultura milenaria, un acercamiento a través del arte y piezas cotidianas a la forma de vida de este pueblo precolombino, una de las civilizaciones más antiguas que se conocen. Ochenta piezas originales –vasijas, figuras, cuencos de cerámica, platos incensarios, vasos policromados- realizadas en jade, pedernal o piedra volcánica, que hablan de esta rica y compleja cultura reducida recientemente por el cine de Mel Gibson a pura violencia. Hasta el 14 de mayo. 

Música en el Tercer Reich. La Pedrera de Barcelona rememora en “La música y el III Reich: de Bayreuth a Terezin” la importancia que el hecho musical tuvo en el seno de los conflictos ideológicos y estéticos alimentados por el Tercer Reich. Casi 300 obras, entre pinturas, grabados, dibujos, carteles, partituras, publicaciones, documentos gráficos, sonoros y audiovisuales muestran los esfuerzos del régimen nazi para imponer un cierto ideal de tradición y creación musical germánicas a la vez que, de forma brutal, silenciaba la voz de la denominada “música degenerada” (fundamentalmente, el jazz y la música de vanguardia), que era considerada ajena al alma nacional. Procedente de la Cité de la Musique de Paris, la Fundación Caixa Catalunya ha ampliado el contenido inicial con una dedicación especial a la música del exilio y a la de los campos de concentración, con un capítulo dedicado específicamente a la música en el campo de concentración de Terezin, claro paradigma de la capacidad de creación del ser humano bajo las condiciones más extremas y adversas. Hasta el 27 de mayo.    

Salzillo. El Museo Salzillo, la Iglesia de Jesús y la Iglesia de San Andrés son las tres sedes murcianas de la exposición “Salzillo, testigo de un siglo” en la que se recorre la obra, la época y el entorno del más representativo imaginero del siglo XVIII y uno de los más grandes del Barroco. Enmarcada dentro de los actos conmemorativos del III Centenario del nacimiento del escultor, su recorrido está estructurado en tres grandes secciones: De castillos y leones ceñida; La sabia imitadora de los dioses y Belleza del cuerpo, “deleyte” del alma, que reúnen más de 300 obras de arte, entre pinturas, esculturas, platería, mobiliario, bocetos, tejidos, objetos de culto, libros, documentos y grabados llegados de toda España, de Portugal, Italia, Alemania y Austria. Por primera vez en la historia una exposición reúne un centenar de obras de Francisco Salzillo, algunas nunca mostradas hasta ahora y otras, tan sólo en contadas ocasiones. Los trabajos de Bernini, Zurbarán, Juan Carreño de Miranda, Paolo de Matteis, Luis Meléndez, Molinaretto, Pedro Duque Cornejo, Durero, Luisa Roldán, Luis Salvador Carmona, Nicolás de Bussy, José Risueño o Luis Paret reunidos junto al escultor completan este homenaje. Hasta el 31 de julio. 

Retratos. El Museo Thyssen-Bornemisza y la Fundación Caja Madrid presentan de forma conjunta en Madrid la muestra El espejo y la máscara. El retrato en el siglo de Picasso, una mirada a la supervivencia y las transformaciones del género del retrato a lo largo de la mayor parte del siglo pasado, sobre todo en los años de actividad del que está considerado el gran retratista del periodo: Pablo Picasso. En doce apartados: Ante el espejo, Gesto y expresión, Colores modernos, Máscaras de lo primitivo, El espejo roto, Retrato de la sociedad, Sueño y pesadilla, Identidades metafóricas, Arcilla humana, Gestos, Instantáneas y Sombras, se reparten 145 retratos de 60 artistas diferentes entre los que se encuentran todos los grandes nombres del arte moderno: Cézanne, Picasso, Van Gogh, Gauguin, Matisse, Freud, Warhol, Miró, Dalí, Giacometti, Modigliani, Kirchner, Munich, Nolde, Kokoschka, Balthus, De Chirico, Bacon, Gras, Hockney, Malevich, Rousseau... Hasta el 20 de mayo. 

Roy Lichtenstein. La Fundación Juan March presenta en Madrid una selección de 97 obras de este artista norteamericano, máximo exponente del Pop norteamericano junto a Andy Warhol, realizadas entre 1966 y 1997, en la que se recoge una visión completa e inédita de las diferentes etapas del proceso de su trabajo. Bajo el título De principio al fin, y procedentes de colecciones privadas y de instituciones como la Roy Lichtenstein Foundation, Nueva York o la colección Eli y Edythe L. Broad, de Los Ángeles, muestran escenarios interiores y exteriores que revelan sus fuentes culturales: personajes populares del mundo del cómic, como Dagwood, Tintín o el Pato Donald; protagonistas de tebeos para chicas como Girls’ Romances, Herat Throbs, Young Romance o Secret Hearts; iconos artísticos, como el Laocoonte helenístico, los paisajes de Van Gogh o de Cezanne, los bañistas y retratos de Picasso; los desnudos de Matisse; los nenúfares de Monet o la columna sin fin de Brancusi. Hasta el 20 de mayo.

Hispana Gothorum. El Museo de Santa Cruz (Toledo) muestra en  Hispania Gothorum. San Idelfonso y el reino visigodo de Toledo  los aspectos más relevantes del contexto histórico y cultural en el que vivió San Idelfonso, una época de gran trascendencia para la historia global de España. Casi 700 obras – se expone casi íntegramente  el Tesoro del Guarrazar, el Tesoro de Torredonjimeno, piezas de orfebrería visigoda o lienzos de El Greco, Zurbarán, Juan de Borgoña, Eugenio Cajés, Luis de Carvajal, Blas de Prado, Antonio de Pereda o Antonio del Castillo- van dando noticias de cómo se estructuraba socialmente el Toledo en el que vivía San Idelfonso: la economía, la moneda, el Derecho, el papel de la iglesia visigoda o el papel de las minorías... Hasta el 30 de junio. 

Tintoretto. El Museo del Prado propone un riguroso recorrido por la dilatada carrera de Tintoretto a través de cuarenta y nueva pinturas, trece dibujos y tres esculturas procedentes de los principales museos e instituciones europeas y norteamericanas, en la que es la única exposición monográfica dedicada a este pintor desde la presentada en Venecia hace setenta años. Todos sus registros y el amplio abanico de géneros que cultivó están representados en un recorrido que hace especial hincapié en su dimensión de pintor religioso, donde alcanzó sus mayores logros. La muestra permite volver a contemplar juntas por primera vez en 400 años dos de sus obras maestras de temática religiosa, pintadas para la Iglesia de San Marcuola: La última cena y El Lavatorio. Hasta el 13 de mayo.

Joaquín Sorolla. El Museo Sorolla de Madrid en plena conmemoración de su 75 aniversario muestra aspectos menos conocidos y más personales del autor en la muestra “Sorolla y la otra imagen”, donde se reúnen una colección de imágenes seleccionadas de entre las 5.650  que el Museo ha reunido acerca de Joaquín Sorolla y su mundo. Algunos cuadros de Sorolla relacionados con el tema, álbumes fotográficos, tres miniaturas fotográficas y una selección de 129 fotografías tomadas, entre otros por Manuel Compaña, Charles Clifford, Franzen, Kaulak, Jean Laurent y Antonio García Peris, suegro del pintor valenciano que fue uno de los pioneros de la fotografía en Valencia y al que se le deben esas visiones cálidas de cómo era su relación con el mundo familiar. Hasta el 27 de mayo.

 

arriba