Más de la mitad de escolares de 10 a 12 años hacen los deberes con la TV encendida
Estudio de la Universidad de Alicante para diseñar un
modelo de contenidos audiovisuales dirigidos a la infancia

Madrid.
Más de la mitad de los escolares de entre 10 y 12 años admite que hace los deberes y otras actividades cotidianas, como jugar y comer, con la televisión encendida, según se desprende de un estudio del  grupo  de  investiga-

ción Comunicación e Infancia de la Universidad de Alicante (UA). Esta es una de las conclusiones de una encuesta realizada a 685 niños de entre 4 y 12 años de colegios públicos y concertados de Alicante, realizada entre enero y febrero de 2006. El cuestionario forma parte de un proyecto de las universidades públicas de Navarra, Sevilla y Alicante para diseñar un modelo que clasifique los contenidos audiovisuales que las cadenas generalistas dirigen a los niños y que, financiado por el Ministerio de Educación y los fondos FEDER con 70.000 euros, será validado con el fin de ser aplicado en España.
La psicóloga Victoria Tur ha explicado que la muestra es representativa desde el punto de vista cualitativo de los hábitos de los estudiantes de cualquier ciudad española y que constata que gran parte de los alumnos usan la televisión como una especie de “hilo musical”. Esa situación podría ser una de las causas del conocido como trastorno por déficit de atención (TDA), que se caracteriza por la hiperactividad y falta de concentración del alumno. “Es problemático porque provoca un trastorno de déficit de atención en clase que, a su vez, hace que los profesores se quejen del bajo rendimiento”, según esta especialista.
Según la investigación, las niñas son las que más estudian con la televisión encendida y esto puede deberse, sobre todo, a que ellas son capaces “de realizar con eficacia varias tareas simultáneamente” y son también las que tienden a escoger como lugar para los deberes las estancias de la vivienda donde haya otros familiares, como el salón o cocina, mientras que los chicos prefieren un mayor aislamiento.

Contenidos

El estudio revela también que el 52% de los varones de 10 a 12 años “no acaba de entender” lo que aparece en la TV. En opinión de los especialistas, esto podría deberse a que se han convertido en consumidores de contenidos no diseñados para ellos, por lo que son espectadores habituales de espacios emitidos en horario de máxima audiencia, donde a veces hay un exceso de escenas violentas. “Habría que reflexionar sobre por qué los niños son una de las audiencias de la noche, del llamado prime time, cuando se sabe que sus contenidos presentan dosis inadecuadas de aspectos como la violencia, sobre todo para edades tan tempranas”, ha señalado Tur.
Por término medio, los escolares de entre 4 y 12 años admite estar ante la televisión entre dos horas y media y tres horas al día, normalmente unos 75 minutos por la tarde, 60 por la noche, 30 antes del colegio y 20 más al mediodía.

 

arriba