Representantes de PP abandonan
la Comisión de Educación
Los responsables autonómicos muestran su disconformidad ante proyecto de reforma del Bachillerato

Madrid.
Los representantes de las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular  abandonaron la Comisión General de Educación, donde se analizaba la propuesta del MEC sobre Bachillerato, porque consideran que este tema deberían debatirlo los consejeros de Educación en la Conferencia Sectorial.
Por su parte, Mercedes Cabrera lamenta esta reacción y puntualiza  que  “se  debe  estar  en  las

Foto: Rafael Martínez

instituciones donde se debaten los temas. Hubo una política en el siglo XIX en España que practicaba esto, que entonces se llamaba el retraimiento, que era simplemente no jugar”.
La propuesta ministerial se ha elaborado a partir del documento de líneas generales del Bachillerato que había sido analizado en esta Comisión el pasado mes de diciembre y de las propuestas presentadas por las comunidades autónomas.
La Comisión General de Educación ha examinado los Reales Decretos de desarrollo de la Ley Orgánica de Educación (LOE) aprobados hasta el momento, que regulan la Educación Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria.

Respeto

La ministra indicó que “apelaría al sentido de la responsabilidad, porque estamos hablando de cosas muy serias como es una propuesta de modificación y del nuevo Bachillerato y esto tiene unas instituciones en las cuales se discute y yo espero que eso se respete”. También anticipó que se va a mantener la propuesta porque “nos sentimos respaldados por muchas de las opiniones que ya se han dado y esperamos conseguir sumar a aquellos que ahora mismo no ven clara o están poniendo objeciones a esta reforma”.
En opinión de Ana Pastor, secretaria de Política Social y Bienestar del PP, el MEC consigue crear “un caldo de cultivo favorecedor de la mediocridad y de lo fácil”, en lugar de “fomentar el esfuerzo, el mérito, el premio y la búsqueda de la excelencia”. Además, anunció que las comunidades regidas por su partido presentarán sus propios informes sobre la reforma del Bachillerato al Consejo de Estado. Pastor ha pedido a la ministra que convoque la Conferencia Sectorial para analizar estas medidas que, a su juicio, “degradan, no sólo la educación secundaria, sino también el Bachillerato” a costa de “rebajar el esfuerzo y los conocimientos”.

 

arriba