El Bachillerato introduce una asignatura científica común a todos los estudiantes

En este ciclo, que tendrá tres modalidades, los alumnos que aprueben más de la mitad de las asignaturas sólo deberán recuperar las suspensas

El proyecto de Real Decreto de enseñanzas mínimas de Bachillerato establece las modalidades de Humanidades y Ciencias Sociales, Ciencias y Tecnología y Artes, e introduce una asignatura de ciencias, común para todos los alumnos. Los estudiantes que aprueben más de la mitad de las materias de primero, repetirán sólo las suspensas.
Alejandro Tiana explicó, en rueda de prensa, la nueva estructura de este nivel educativo. (Fotos: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
La incorporación de una nueva materia “Ciencias para el mundo contemporáneo” y la fusión de las cuatro modalidades actuales en tres, son algunas de las novedades que introduce el proyecto de Real Decreto de enseñanzas mínimas de Bachillerato, presentado por Alejandro Tiana, secretario general de Educación, ante los medios de comunicación. En su intervención, explicó que los alumnos que no  estén en condiciones de promo-

cionar a segundo curso, pero que hayan superado más de la mitad de las materias de primero, puedan consolidar estos resultados y no tengan que repetir el curso completo.
Este texto especifica que “los alumnos promocionarán al segundo curso cuando hayan superado todas las materias cursadas o tengan evaluación negativa en dos materias como máximo”. Además, “quienes promocionen al segundo curso sin haber superado todas materias, deberán matricularse de las materias pendientes del curso anterior. Los centros organizarán las actividades de recuperación y la evaluación de las materias pendientes”.

Flexibilidad

Asimismo, señala que “quienes no promocionen deberán permanecer un año más en el primer curso, que deberán cursar de nuevo en su totalidad si el número de materias con evaluación negativa es superior al 45% de las que integren el curso. En caso contrario, deberán matricularse de las materias de primero con evaluación negativa y completar dicha matrícula con materias de segundo en los términos que determinen las administraciones educativas”. La finalidad de esta medida es permitir al alumno terminar primero y, al mismo tiempo, avanzar en segundo. Este Real Decreto establece que “para obtener el título de Bachiller será necesaria la evaluación positiva en todas las materias de los dos cursos de Bachillerato”.
Durante su intervención, Alejandro Tiana reveló que el Bachillerato de Artes tendrá dos posibles vías: Imagen, Artes Plásticas y Diseño y una nueva, Música, Danza y Artes Escénicas. En el diseño de esta modalidad se recogen aspectos relacionados con las artes escénicas, la historia, el análisis y la estética musical, así como el estudio del campo audiovisual y los fundamentos científicos del movimiento y la danza.

Asignatura científica

Entre las materias comunes, “Ciencias para el mundo contemporáneo” permitirá a los estudiantes conocer los fundamentos de cuestiones científicas relevantes de mundo actual. El secretario general de Educación hizo un repaso a los bloques temáticos, entre los que figuran uno de contenidos comunes que aborda “Nuestro lugar en el universo”, “Vivir más, vivir mejor”, “Hacia una gestión sostenible del planeta”, “Nuevas necesidades, nuevos materiales” y “La aldea global. De la sociedad de la información a la sociedad del conocimiento”. Según sus propias palabras, se trata de “grandes campos científicos muy cercanos a la vida cotidiana, donde damos las componentes de cultura científica necesarias para entender cuales son sus fundamentos y modos de funcionamiento”.
Como novedad, anticipó que, en uno de los dos cursos de Bachillerato, se impartirá una asignatura “Filosofía y Ciudadanía”, que “tiene contenidos de distintos ámbitos de la filosofía” y, además, “tiene algo más de contenidos de filosofía moral y política”. Educación Física, Historia de la Filosofía, Historia de España, Lengua castellana y Literatura, Lengua extranjera, Lengua cooficial y su literatura y Religión configuran el resto de las materias comunes.

Materias y horario

Mientras que el Bachillerato se organiza en materias comunes, de modalidad y optativas, los alumnos tendrán que estudiar seis materias de modalidad en los dos cursos. Otra de las novedades es que se flexibiliza la estructura ya que permite que un alumno de una modalidad pueda contabilizar entre las seis materias de modalidad requeridas una que corresponda a una modalidad diferente. Además, se posibilita que el estudiante que lo desee pueda reforzar la formación cursando como materia optativa una séptima asignatura de la misma modalidad.
Este proyecto regula el aumento de las horas destinadas a contenidos mínimos para las materias de modalidad, 520 horas frente a las 420 que fijaba la LOGSE y el Real Decreto de Humanidades y las 450 de la LOCE. Para el secretario general de Educación, “con este avance se asegura que haya un mínimo de 90 horas semanales de modalidad”.

Reacciones

La Federación de Enseñanza de CC.OO ha valorado positivamente el proyecto de Real Decreto del MEC, ya que  “favorece la atención a la diversidad e individualizada del alumnado, dando prioridad a los diferentes ritmos de aprendizaje”. En similares términos, se ha expresado la Federación de Enseñanza de UGT (FETE-UGT). En un comunicado puntualiza que este proyecto “se aproxima a la propuesta de este sindicato de posibilitar a los estudiantes cursar el Bachillerato en tres años en régimen ordinario”.
Por su parte, la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) ha manifestado que el modelo de Bachillerato que ha diseñado el MEC “da más oportunidades a los jóvenes para terminar esta etapa y lograr un mayor permanencia en el sistema educativo”. Mientras que la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos(CONCAPA) reprueba este proyecto ministerial, “al reducir de nuevo la exigencia a los alumnos, permitiéndoles pasar prácticamente de curso con la mitad de las asignaturas suspendidas y que sería más coherente aumentar un curso en esta etapa para mejorar la formación de los alumnos”.
De igual modo, la Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada (ACADE) apuesta por un Bachillerato de tres años, ya que es una etapa de preparación para la Universidad y, a su juicio, está demostrado que dos cursos son insuficientes para desarrollar toda la carga lectiva del currículo.

 

arriba