El Congreso aprueba el proyecto de reforma
de la LOU

El programa Erasmus cumple 20 años
y supera el millón y medio de beneficiarios

España, por quinto año consecutivo, es el país participante que recibe mayor número de alumnos

El programa europeo Erasmus de movilidad de estudiantes universitarios cumple 20 años y pasa a formar parte del Programa de Aprendizaje Permanente 2007-2013, que pone en marcha la Unión Europea en el presente año. Tras promover y facilitar la movilidad de más de un millón y medio de universitarios, el programa Erasmus  asume también, desde el próximo curso, la movilidad de los alumnos de Formación Profesional de Grado Superior.
El programa Erasmus se integrará, a partir del próximo curso, en el nuevo Programa de Aprendizaje Permanente de la UE, y ampliará sus acciones a los alumnos de Formación Profesional de Grado Superior. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
España es, por quinto año consecutivo, el país que recibe un mayor número de estudiantes Erasmus en toda la Unión Europea, según los últimos datos recabados por la Agencia Nacional Erasmus. Un total de 26.597 alumnos extranjeros cursaron una parte de sus estudios en universidades españolas con el programa Erasmus durante el pasado curso académico, 2005-2006. El segundo lugar en recepción de alumnos lo ocupa Francia, seguida de Alemania, Reino Unido, Italia y Suecia. En cuanto a alumnos españoles participantes en el programa, nuestro país se sitúa en el segundo lugar por número de beneficiarios, con 22.891 alumnos, por detrás de Alemania y seguida de Francia, Italia y Polonia. 
Respecto a la movilidad del profesorado, España ocupa la segunda posición, detrás de Alemania, con un total de 2.351 profesores desplazados a distintas universidades europeas durante el curso 2005-2006; y un cuarto puesto, por detrás de Alemania, Francia e Italia, en número de profesores extranjeros recibidos en sus universidades (2.030).
En el presente año 2007 se cumplen veinte años de existencia del programa Erasmus de movilidad europea, en el que han participado desde sus comienzos más de un millón y medio de jóvenes de todo el continente. Y se avecinan importantes cambios, tanto en su funcionamiento como en su estructura y organización. Así, se pone en marcha el nuevo Programa de Aprendizaje Permanente 2007-2013, dependiente de la Unión Europea, que será presentado en Berlín el próximo 6 de mayo, y que cuenta con un presupuesto de 7.000 millones de euros para este periodo.

Programa de Aprendizaje Permanente

El Programa de Aprendizaje Permanente que será presentado en Berlín se sustenta sobre cuatro subprogramas :
a) Comenius, que atenderá a las necesidades de enseñanza y aprendizaje de todos los participantes en la educación preescolar y escolar, hasta el final del segundo ciclo de educación secundaria, así como de los centros y organizaciones que imparten esa educación.
b) Erasmus, centrado en las necesidades de enseñanza y aprendizaje de todos los participantes en la educación superior formal y en la educación y formación profesional de nivel terciario, cualquiera que sea la duración de la carrera o cualificación e incluidos los estudios de doctorado, así como de los centros y organizaciones que imparten o facilitan esa educación y formación.
c) Leonardo da Vinci, enfocado a la educación y formación profesional, excluida la de nivel terciario, así como de los centros y organizaciones que imparten o facilitan esa educación y formación.
d) Grundtvig, que atenderá a las necesidades de enseñanza y aprendizaje de los participantes en todas las formas de educación de adultos, así como de los centros y organizaciones que imparten o facilitan esa educación.
Estos cuatro pilares se conectan entre sí mediante un programa transversal en cuatro vertientes: cooperación e innovación, lenguas, tecnologías de la información y de la comunicación y divulgación y explotación de los resultados. La estructura se completa con el programa Jean Monnet, que prestará apoyo a centros y actividades en el ámbito de la integración europea.

Cambios en España

En España, la gestión financiera de todos los subprogramas incluidos en el Programa de Aprendizaje Permanente se atribuye al nuevo organismo autónomo Programas Educativos Europeos (OAPEE).
Por otra parte, Erasmus asumirá también en esta nueva etapa la movilidad en el ámbito de la Formación Profesional de grado superior y las prácticas en empresas. De hecho, la actual Agencia Nacional Erasmus está procesando los datos de todas las solicitudes realizadas por parte de las instituciones de enseñanza superior, para obtener la denominada Carta Universitaria Erasmus, que es requisito necesario para poder participar en el programa.
En esta primera convocatoria, de las alrededor de 2.500 instituciones que imparten Formación Profesional de grado superior en España, han presentado su solicitud unas 500. El tipo de acciones comprende la movilidad de estudiantes con fines de estudio o para el desarrollo de prácticas en empresas fuera de sus países de origen; y la movilidad del personal docente de las instituciones de enseñanza superior, ya sea para impartir enseñanza, ya sea con fines de formación.
Por último, para el curso 2007-2008, se prevé un incremento de los alumnos Erasmus españoles ante el reforzamiento del programa a través de un aumento superior al 800% en la dotación presupuestaria del Ministerio de Educación y Ciencia destinada a tal fin. De esta forma, se incrementará la dotación de las aportaciones que realiza el MEC y que complementan la ayuda comunitaria. Asimismo, los estudiantes que disfruten de una beca MEC podrán recibir hasta 6.000 euros al participar en el programa Erasmus. Su pago se realizará antes de la salida del estudiante al país de destino y no a su regreso, como se había hecho hasta ahora.

Veinte años de movilidad

En el programa han participado más de un millón y medio de estudiantes desde su nacimiento hace veinte años, y la Comisión Europea espera que se alcancen los tres millones de alumnos en el año 2012.
Erasmus acogió a 3.244 alumnos en su primer curso, en 1987, y el alumnado beneficiado del programa ha aumentado hasta los 23.000 participantes del año pasado. Actualmente hay 2.199 centros universitarios adscritos a esta iniciativa en 31 países, los 27 miembros de la Unión Europea más Liechtenstein, Noruega, Turquía e Islandia, y son los franceses, alemanes y españoles, en este orden, los que más se han beneficiado del programa.
En los primeros veinte años de aplicación de este programa educativo europeo, casi 220.000 franceses, los más “erasmus” de la UE, han estudiado en otro país, y más de 190.000 españoles han optado a una beca de movilidad europea.
España es el tercer país de la Unión Europea en el que más alumnos participan en este proyecto, y por quinto año consecutivo es el primer país en la acogida de estudiantes extranjeros, 70.000 entre 2002 y 2005.
Los estudiantes, según informa Efe, creen que el éxito del programa radica en que “conoces a mucha gente” y “haces amigos”, y, además “se conoce otra cultura y otro país” y tiene el valor añadido de “aprender un idioma y estudiar en otra Universidad”.
El programa Erasmus también ofrece la posibilidad de visitar otros países del entorno europeo a los docentes universitarios, pero éstos son mucho menos que los alumnos. Desde 1997 a 2005 han participado en el Erasmus algo menos de 12.000 profesores frente a más de 800.000 estudiantes.
El programa es el primero centrado en la educación universitaria y sus objetivos son los de promover la movilidad de los alumnos y de los docentes, crear una red de cooperación universitaria y hacer posible que los estudios en el ámbito europeo sean homologados y reconocidos en todos los países miembros.
Actualmente, es una herramienta más del proceso de Bolonia, cuyo objetivo es la creación de un espacio educativo superior común en la Unión Europea para el año 2010.

 

arriba