Una solución para los conflictos escolares

El equipo de mediación del IES Antonio Machado pretende
dar una respuesta a los problemas de convivencia

La intervención de una tercera persona imparcial en un conflicto para solucionarlo constituye el origen del equipo de mediación. Padres, alumnos y profesores del IES Antonio Machado pretenden dar respuesta a los problemas de convivencia que no se resuelven con la aplicación de las sanciones correctoras.
Tras escuchar a ambas partes, los mediadores intentan ordenar los hechos para llegar a la solución del problema. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Profesores, padres y alumnos del instituto “Antonio Machado” de la localidad madrileña de Alcalá de Henares han aunado esfuerzos para solucionar los problemas de convivencia que se produzcan en el centro, con la puesta en marcha del equipo de mediación. No obstante, para que ésta obtenga un resultado aceptable se tienen que reunir unas características, como que las partes implicadas que lo soliciten deben hacerlo de forma voluntaria; mientras que la mediación garantiza la confidencialidad, también procura el acercamiento entre los alumnos, a través de las pautas para la búsqueda de soluciones que proponen los mediadores.
Ante un problema de convivencia, el alumno puede comunicárselo a uno de los profesores o al tutor, al equipo responsable, a la jefatura de estudios o al departamento de orientación.
El equipo de mediación de este centro madrileño está formado por profesores de FP, Bachillerato y Secundaria, además de una orientadora. “Antes de la puesta en marcha de este proyecto, el conflicto no se resolvía, sólo se sancionaba y este modelo sancionador soluciona el conflicto, pero de forma superficial. Además no se dedicaba el tiempo suficiente para que las partes puedan entender la forma de actuar del otro, sus sentimientos y emociones”, afirma Pilar López Lechuga, jefa de estudios del centro, quien subraya que “hay que atender a los sentimientos y emociones, que siempre están debajo de los hechos”.

Confidencialidad

El equipo de mediación estudia el caso que le proponen, pero no excluye la sanción, si fuera necesaria. El mediador escucha al alumno, permitiéndole que se desahogue, pero ni juzga, ni opina, se limita a atenderle. “Esta información es confidencial y su contenido no se comunica ni siquiera a los padres”, señala esta profesora.
En este sentido, Silvia Jiménez, profesora de Filosofía y coordinadora del equipo de mediación, reitera que no se trata de juzgar, sino de proponer las soluciones a los alumnos. A su juicio, “los chicos suelen acceder a la mediación, porque están sufriendo con el conflicto”. Los mediadores no deben ser ni miembros del equipo directivo ni profesores de los chicos, de modo que no tengan un relación directa con ellos, ya que se busca la imparcialidad.
“El conflicto no es algo negativo en sí, sólo es una circunstancia que debemos aprovechar para aprender y mejorar nuestra forma de relacionarnos”, especifica esta coordinadora, quien asegura que “tan importante como la resolución es la forma de resolverlo, pues con ello aprenderemos a convivir”.
Compromiso, respeto, solidaridad son algunos de los valores que deben asumir los miembros del equipo de mediación. De igual modo, los alumnos ayudantes deben ser buenos observadores, para detectar si un alumno está pasándolo mal y ofrecerle su ayuda. También deben acercarse a los chicos solitarios que pueden estar atravesando un problema y acoger a los alumnos recién llegados al instituto.
Durante el proceso de la mediación, se trata de profundizar en el origen del problema, además el mediador intenta que los alumnos en conflicto empaticen, al conocer la versión contraria.

Amplia oferta educativa

El IES Antonio Machado comenzó su actividad docente en el curso 1966-67 con la denominación de Universidad Laboral de Alcalá de Henares. En la actualidad es un centro público dependiente de la Consejería de Educación y Cultura de la Comunidad de Madrid y cofinanciado por el Fondo Social de la Unión Europea. Este instituto cuenta con 2.200 alumnos de edades comprendidas entre los 12 y los 20 años. Con una superficie de 155.000 metros cuadrados, su horario es de 8,00 h. hasta las 22 h. Además de 48 empleados que se ocupan de la administración, la plantilla docente está formada por 210 profesores, distribuidos en 20 departamentos didácticos y 6 familias profesionales.
Los jóvenes que acceden al centro, pueden iniciar sus estudios en 1º de la ESO y concluir con el título de Técnico Superior. El alumnado que llega a este instituto procede de 6 colegios públicos de esta localidad madrileña y de otros de pueblos cercanos. La población inmigrante que se escolariza en este centro supone un 20% de los estudiantes de la ESO y, de ellos, aproximadamente un 60% no conoce el idioma. No obstante, disponen de un aula de enlace para atender a los alumnos extranjeros.
La sección bilingüe francés-español es un proyecto que se enmarca en las directrices europeas que recomiendan que los ciudadanos de la UE aprendan 2 lenguas de la Unión, además de la nacional. Estas secciones bilingües siguen el modelo de las secciones bilingües europeas, en las que el francés se utiliza como lengua de aprendizaje, además de que constituyen una respuesta a la diversificación lingüística y cultural de Europa, la intensificación de los intercambios escolares, la participación en los programas educativos europeos y la movilidad profesional.
Por otra parte, este centro desarrolla el Portofolio europeo de las Lenguas, un documento personal, promovido por el Consejo de Europa, en el que los alumnos que aprenden una lengua pueden registrar sus experiencias de aprendizaje de lenguas o culturas y reflexionar sobre ellas. Este documento consta de pasaporte de lenguas, bibliografía lingüística y dossier. Además, sirve para animar a los alumnos a aprender más lenguas, facilitar la movilidad europea y a favorecer el entendimiento y la tolerancia entre los ciudadanos europeos. Este proyecto, seleccionado como uno de los ocho centros de la CAM que implanta el Portfolio Europeo de las Lenguas de forma experimental, se aplicará en 1º de la ESO y 3º de la ESO.
Paralelamente a ello, el proyecto de Aulas Técnicas Europeas pretende dar respuesta a los alumnos de FP que pretenden una cualificación lingüístico profesional de cara a sus necesidades laborales futuras. Clases extracurriculares, voluntarias y gratuitas, un currículo específico de la lengua extranjera inglés encaminado al mercado laboral configuran características de esta formación.
En el curso 2003-04 se inicia la implantación de un modelo EFQM de Calidad que permite conocer la realidad del centro. En el curso siguiente, desarrollan materiales, como encuestas, diagramas causa-efecto, procedimientos escritos... que facilitan la implantación del Modelo EFQM y el año académico siguiente se desarrolla este proyecto. En este curso 2006-07 continua la cuarta fase del programa con el fin de desarrollar el plan de mejora continua.

 

arriba