Erradicar el analfabetismo y universalizar la educación básica en Iberoamérica
Presentación del Plan Iberoamericano de Alfabetización
de Personas Jóvenes y Adultas 2007-2015
El Príncipe de Asturias ha presidido la presenta- ción del Plan Iberoamericano de Alfabetización de Personas Jóvenes y Adultas, una iniciativa que nace del mandato recibido de la XV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno celebrada en Salamanca en 2005 y que promueve una estrategia compartida por todos los países iberoamericanos con el objetivo de la universalizar la alfabetización y la educación básica de personas jóvenes y adultas.
El Príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón, resaltó la “importancia incuestionable y capital de la educación básica”. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
La Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) presentaron en la Casa de América de Madrid, España, el “Plan Iberoamericano de Alfabetización y Educación Básica de Personas jóvenes y Adultas 2007-2015”, cuyo objetivo es conseguir la alfabetización plena de los más de 34 millones de analfabetos que viven en Latinoamérica.
El plan fue presentado en un acto presidido por los Príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, y al que asistieron, además, el Secretario General iberoamericano, Enrique Iglesias; el Secretario General de la OEI, Álvaro Marchesi; la ministra de Educación y Ciencia de España, Mercedes Cabrera, y las secretarias de Estado españolas de Cooperación Internacional, Leire Pajín, y para Iberoamérica, Trinidad Jiménez.
En el transcurso del acto, la nicaragüense Cruz del Carmen, alfabetizada por el programa PAEBANIC, ofreció su testimonio sobre cómo la alfabetización le cambió la vida.
El Plan Iberoamericano de Alfabetización y Educación Básica de Personas Jóvenes y Adultas 2007-2015 nace del mandato recibido de la XV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, celebrada en Salamanca en octubre de 2005. En cumplimiento del mismo, la XVI Conferencia Iberoamericana de Educación, en reunión celebrada en Montevideo (Uruguay) en julio de 2006, acordó elevar a la XVI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, para su consideración y respaldo, la propuesta del Plan, al objeto de que se pueda avanzar en su desarrollo y concreción mediante la formulación del Plan Operativo 2007.
Asimismo, y como respaldo al lanzamiento del Plan, se solicita a la XVI Cumbre Iberoamericana que 2007 sea declarado Año Iberoamericano de la Alfabetización, en el marco del Decenio de las Naciones Unidas para la Alfabetización 2003-2012.

Estrategia multilateral

El Plan promueve una estrategia multilateral compartida por todos los países iberoamericanos; un objetivo común de universalización de la alfabetización y la educación básica para las personas jóvenes y adultas que no tuvieron esa oportunidad; el respeto a las experiencias previas y a las políticas públicas educativas de cada país, contando con el apoyo de todos, y la solidaridad con los compromisos internacionales en materia de educación, pobreza y desarrollo.
En Iberoamérica existen, según datos ofrecidos en la reunión, más de 34 millones de adultos analfabetos y unos 110 millones de personas, alrededor del 40% de la población, no ha terminado los estudios de Primaria.
En su intervención, el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, tras incidir en el “ambicioso objetivo de lograr una Iberoamérica libre de analfabetismo, a más tardar en el año 2015” que alienta el Plan presentado, resaltó la “importancia incuestionable y capital de la educación básica, como derecho de toda persona y como motor de un mayor desarrollo en los países iberoamericanos”, y recordó que “por ello, nuestros países, junto con el resto de la comunidad internacional, asumieron en la Declaración firmada en el año 2000, la meta de superar la enseñanza primaria universal para todos los niños y niñas como uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio”.

Contribución al desarrollo

Por su parte, Enrique Iglesias, Secretario General Iberoamericano, enmarcó el Plan de Alfabetización en la situación que vive la región y “en los esfuerzos que la comunidad iberoamericana está llevando a cabo para contribuir al desarrollo de nuestras sociedades”. Iglesias afirmó que, “a pesar de estar sujeta a tensiones políticas, la región vive un momento económico especialmente positivo, con una tasa de crecimiento en el entorno del 4,5% en los últimos años, en el contexto de unas economías más estables y de unas finanzas más saneadas, que ha permitido generar nuevos empleos en buena parte de los países”, y resaltó la importancia de las políticas de Estado en la educación en general y en la alfabetización en particular, que tuvieron su concreción en la XV Cumbre de Salamanca, en cuya Declaración se encarga a la SEGIB “que presentara a los Estados miembros un Plan Iberoamericano de Alfabetización, con el objeto de poder declarar la región iberoamericana territorio libre de analfabetismo entre el año 2008 y el año 2015, que es el retador objetivo que tenemos entre manos”.
La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, significó en su intervención el “compromiso” de su Departamento con los ministerios de Educación de los distintos países iberoamericanos, articulado en diferentes acciones y programas a lo largo de los últimos años, y, tras resaltar que “la educación es el principal recurso de un país”, agregó que “este Plan hoy presentado ha de servir no sólo para enseñar a jóvenes y adultos a leer y a escribir, sino también a ser ciudadanos libres, y a aprender valores, respeto y autoestima”.
Por su parte, Álvaro Marchesi, secretario general de la OEI, destacó que el Plan de Alfabetización “repara una injusticia histórica”, y añadió respecto a la situación educativa de Iberoamérica que “todos somos, en cierto sentido, responsables de este desatino actual”.

 

arriba