La integración de inmigrantes,
prioridad para la UE

Los ministros de Educación comunitarios se reúnen en Bruselas

La integración de los inmigrantes a través de la escuela constituye una de las mayores prioridades de los miembros de la UE para la próxima década, según acordaron los ministros europeos de Educación reunidos en Bruselas.

Madrid.
Durante la  celebración del Consejo, los responsables del área revisaron los progresos logrados con el actual programa educativo, que finalizará en 2010, y abordaron por primera vez los principales retos que deberán afrontar los sistemas educativos a partir de esa fecha. Además de la inte-

gración de los inmigrantes, analizaron la violencia en las aulas, según información de agencias.
De igual modo, plantearon la urgencia de fomentar los programas de formación permanente, de mejorar la calidad de la enseñanza, empezando por preescolar y de elaborar nuevos programas para hacer más atractiva la Formación Profesional.
Por su parte, Jan Figel, comisario europeo de Educación, señaló que los países deben estar preparados para afrontar un número cada vez mayor de alumnos inmigrantes en sus aulas, para lo que han de prever, entre otras medidas, la puesta en marcha de cursos de idiomas especialmente diseñados para estos niños. Los países que más incidieron en esta iniciativa fueron España, Portugal, Irlanda o Francia que llegó a considerar la integración de los inmigrantes como “el mayor desafío” al que los sistemas europeos deberá afrontar en el futuro próximo.
En esta línea, se expresó Mercedes Cabrera afirmando que la educación debe ser una herramienta fundamental para la integración “en una sociedad cada vez más heterogénea y compleja”.

Violencia escolar

Asimismo, Polonia y Grecia presentaron una declaración conjunta para abrir un debate a nivel europeo sobre la violencia en las aulas, un problema al que hicieron referencia muchas otras delegaciones y que los ministros incorporarán a sus discusiones en próximas reuniones. La titular del MEC manifestó que esta cuestión se observa con preocupación en todos los estados miembros y se mostró “muy de acuerdo” con el punto de vista de Portugal, señalando que frente a la violencia escolar “indudablemente hay que adoptar todas las medidas necesarias para la tolerancia cero”, mientras que para hacer frente a la indisciplina hace falta un tratamiento “fundamentalmente de prevención y educación”.
No obstante, el comisario Figel llamó la atención a “la mayoría” de los países por no haber puesto en marcha o completado sus programas para fomentar la formación permanente, un área “fundamental”, teniendo en cuenta los cambios demográficos y la necesidad de contar con trabajadores cada vez más especializados. Así como, incidió en la exigencia, de cara al futuro, de mejorar la calidad de la enseñanza desde Preescolar, que contó con el apoyo de España y Francia, entre otros países.
Por su parte, la delegación británica recordó que la UE está aún lejos de lograr que la tasa de abandono escolar temprano sea inferior al 10% en 2010, objetivo fijado en el actual programa educativo, por lo que solicitó que esa meta se mantenga en el futuro programa.

Observatorio

Al término de la reunión del Consejo de Educación, Mercedes Cabrera afirmó que la representación de los distintos sectores en el Observatorio Estatal de la Convivencia Escolar es “lo más amplia y consensuada posible”, ya que incluirá “representación institucional, de las comunidad autónomas, de asociaciones de padres y madres y organizaciones sindicales”. También puntualizó que el texto que regula este organismo está “perfectamente cerrado” a falta de aprobación definitiva y reiteró que “hemos tratado de dar la mayor representatividad posible”, aunque matizó que “en ocasiones el aumento de la representatividad dificulta la eficacia” y “esperamos que esa representación tan amplia no juegue en contra de la eficacia del Observatorio”.

 

Mercedes Cabrera, junto a su homóloga portuguesa Maria Lurdes Rodríguez. En la otra imagen, en primer término, el comisario europeo de Educación, Jan Figel.
(Fotos: EFE)
arriba