Nueva Agencia Estatal de Evaluación, Financiación y Prospectiva de la Investigación científica y técnica

Madrid. La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, ha intervenido en la Comisión de Educación y Ciencia del Congreso de los Diputados para exponer las líneas de acción de su Departamento en materia de política científica. En este sentido, destacó que el nuevo plan nacional de investigación 2008-2011 en el que ya se trabaja, incluirá por primera vez líneas de financiación, no sólo para investigadores y proyectos de I+D, sino también para centros de I+D. También anunció que “dos hechos puntuales” en 2007 serán la elaboración de ese nuevo Plan Nacional de I+D y la aplicación de la nueva Ley de Agencias.
Según dijo la ministra, su intención es abrir la elaboración del plan a todos los actores del sistema de ciencia y tecnología, incluyendo los agentes del sistema público de I+D, la Administración del Estado, y sobre todo, a las CC.AA. “Nuestro objetivo es que el plan sea en sí mismo una herramienta de cooperación entre administraciones”, dijo.
Otro aspecto destacado para este año, declarado Año de la Ciencia, será la creación en los próximos meses de la Agencia Estatal de Evaluación, Financiación y Prospectiva de la Investigación científica y técnica, un organismo que “estará en pie antes del verano”. En él se integrará la experiencia de la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva en materia de evaluación y la de unidades del Ministerio de Educación y Ciencia como responsables de la Secretaría y de la gestión del Plan Nacional de I+D+i. Según la ministra, esta nueva Agencia mejorará la gestión de los distintos programas de I+D, permitiendo una mayor transparencia y una interlocución más fácil entre la comunidad investigadora y los gestores de los programas de apoyo a la investigación.
Cabrera considera que en inversiones en ciencia las Administraciones públicas “están cumpliendo mejor que las empresas”. En su opinión, el problema del sistema español de ciencia y tecnología no es tanto de recursos económicos, como de “mejor gestión y gasto eficaz”, y para ello la nueva Agencia Estatal.

Carrera investigadora. Asimismo, la titular del MEC dijo que en la reforma de la Ley Orgánica de Universidades (LOU) se pondrán las bases para definir la carrera investigadora en la universidad, impulsar la transferencia de conocimiento al conjunto de la sociedad. También refuerza los lazos con el entorno empresarial mediante la creación de institutos mixtos de investigación.
También indicó que el Gobierno prevé la conversión de los organismos públicos de investigación (OPIs) en agencias en dos años, siguiendo el cambio jurídico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), “Cada OPI deberá hacerlo a un ritmo distinto, pero nuestro objetivo es que converjan hacia una estructura homogénea, con una notable independencia en la gestión y con consejos rectores que faciliten la coordinación general con el Ministerio de Educación y Ciencia y con el resto de Ministerios con competencias en I+D+i”, aclaró la ministra.
Sobre el Año de la Ciencia, el MEC tiene previsto lanzar en breve una convocatoria para la financiación de las actividades en relación a esta celebración. Se destinarán a promoción de la cultura científica 7,5 millones de euros, frente a los 4 millones de 2006.

 
   

El MEC presenta la convocatoria del
Programa Ramón y Cajal 2007

Los centros de investigación deberán garantizar la creación de puestos de trabajo fijo con un perfil adecuado

Madrid. El Ministerio de Educación y Ciencia ha anunciado la próxima convocatoria del Programa Ramón y Cajal 2007, con la que el Departamento quiere cumplir su promesa de que todos los científicos del Programa que hayan sido evaluados con “criterios de excelencia” puedan incorporarse al sistema español de ciencia y tecnología. Por ello, los centros de investigación asumirán la creación de puestos de trabajo permanentes “con un perfil adecuado a los investigadores”. Se pretende así “facilitar la estabilización en el sistema de I+D español de científicos con un currículum brillante”.
Según el MEC, “la transparencia es otro aspecto en el que incide esta nueva convocatoria”. Así, en la formalización de las solicitudes por parte de los centros, éstos deberán incluir un informe sobre el desarrollo del Programa Ramón y Cajal de convocatorias previas y en el que deberá contemplarse el número de contratos que se han obtenido, la retribución otorgada así como “la estabilización, o previsión de estabilización en su caso, en el centro”. Esta información deberá estar publicada en la web para que pueda ser consultada por los interesados a la hora de elegir centro.

Mejorar la evaluación. Uno de los compromisos del Ministerio es mejorar los sistemas de evaluación. En consecuencia, en el segundo año de esta convocatoria se realizará una valoración por parte de la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva (ANEP), “que tendrá en cuenta no sólo el rendimiento científico sino también la integración del candidato en el centro”.
A partir de ahora, una evaluación “excelente” en el cuarto año concederá al investigador el acceso al Programa de Incorporación e Intensificación de la Actividad Investigadora (Programa I3). Si el centro contrata de forma estable a candidatos con dicha calificación, el MEC financiará los tres primeros años de dichos contratos, vía convenio I3 con las Comunidades Autónomas. Quienes sólo obtengan una evaluación de “aceptable” sin llegar a “excelente”, contarán con el quinto año de contrato para buscar otras salidas profesionales. Está previsto que esta convocatoria se publique en el “BOE” del próximo 19 de febrero, y el plazo para la presentación de solicitudes, tanto por parte de los centros como de los investigadores, empezará el 20 de dicho mes y concluirá el 21 de marzo del presente año.

 
 
 

El ITER instalará en Tenerife la mayor planta fotovoltaica de Europa

Madrid. El Instituto Tecnológico de Energías Renovables (ITER) ubicado en la localidad tinerfeña de Granadilla, albergará la mayor plataforma solar fotovoltaica de Europa para producir energía eléctrica, que estará conectada a la red gestionada por la compañía Unelco-Endesa. Esta infraestructura forma parte del proyecto SOLTEN y tendrá capacidad para producir 15 megavatios, provenientes de 150 grandes placas de paneles fotovoltaicos con 100 kilovatios cada uno, que conforman la plataforma en su totalidad.
El Departamento de Energía Solar Fotovoltaica del ITER realiza actualmente, entre otras actividades, el mantenimiento de la estación meteorológica del Instituto y ha iniciado recientemente una nueva línea de investigación en el campo de la utilización del hidrógeno como combustible. También lleva a cabo investigaciones en sistemas híbridos y tratamiento de aguas.
Dadas las especiales características que tiene el sur de Tenerife para el tratamiento e investigación de energías limpias, el Cabildo y el ITER están estudiando conjuntamente la posibilidad de ubicar el los terrenos del Complejo de Tratamiento de Residuos de Arico una plataforma similar, con una potencia total instalada de 25 megavatios distribuida también en plantas de 100 kilovatios. El principal objetivo de estas instalaciones, según se establece en el propio Plan Energético de Canarias (PECAN), es aumentar la participación de las energías renovables (eólica y solar fundamentalmente) en el balance de energía primaria en esta Comunidad, y servir de complemento al carbón y el gas natural, para minimizar así el gasto energético y la contaminación.

 

Una variante de un gen común reduce levemente el riesgo de contraer cáncer de mama

Madrid. Un equipo de profesores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), junto con otras entidades científicas internacionales, han confirmado que una variante del gen “Caspasa 8”, bastante frecuente en la población, protege ligeramente del riesgo de contraer cáncer de mama. Los resultados de este trabajo se publican en el último número de la revista Nature Genetics y, según el español Javier Benítez, evidencian “por primera vez una relación firme” entre dicha enfermedad y una variante de uno de los genes considerados como de “baja penetrancia” o susceptibilidad para conferir ese cáncer.
Según el científico español, el éxito de este trabajo ha sido posible gracias al esfuerzo del Breast Cancer Association Consortium, una entidad que integra a una veintena de grupos de investigadores de varios países, y que ha permitido trabajar con una muestra muy amplia, al recoger los datos de unas 20.000 mujeres enfermas de cáncer y de otras tantas libres de esa enfermedad. Así, y por lo que respecta a nuestro país, se ha contado con el apoyo de varios grupos clínicos de los hospitales La Paz, Fundación Jiménez Díaz y el Instituto Palacios de la Mujer en Madrid, y del Hospital Monte Naranco de Asturias, que han aportado las muestras y la información clínica correspondiente. Parte de la financiación ha corrido a cargo de la Fundación Genoma España.
El trabajo ha consistido en el análisis de variantes de nueve genes (mutaciones del gen con capacidad para hacer que la proteína deje de funcionar) de los denominados de “baja penetrancia”, y que debido a estudios anteriores se sospechaba que podían tener relación con el riesgo de conferir cáncer de mama. Esta investigación ha permitido comprobar que sólo en el caso de la variante de un gen, el “Caspasa 8”, hay una vinculación “significativa” con el cáncer, en el sentido de reducir el riesgo de contraerlo.

 

Recorrido histórico por más de 300 meteoritos en el Museo de Ciencias Naturales

Madrid. El Museo Nacional de Ciencias Naturales exhibe por primera vez su colección completa de más de 300 meteoritos, que comprende desde rocas que superan los 4,500 millones de años (la misma edad de la Tierra) hasta una treintena de “joyas” correspondientes a las “caídas” más importantes documentadas en España. La exposición de las piezas, todas ellas originales, se completa con módulos informativos en los que se explican de forma general sus características.
Según ha explicado el comisario de esta muestra, Miguel de las Doblas, su reciente apertura al público coincide con el 111 aniversario del último meteorito caído en Madrid del que se tiene constancia, y del que se conserva un pequeño fragmento. Este fenómeno causó una gran conmoción entre los testigos de su caída, en cuyos testimonios recogidos por el periódico “El Liberal” hablaban de “una luz vivísima, un horroroso estruendo, un sacudimiento terrible y un temblor de tierra”, que sembraron “la alarma y el espanto”.
Las “joyas” españolas de la colección incluyen al meteorito más antiguo, caído en Sena (Huesca) el 17 de noviembre de 1773; al último del que se tiene constancia, que cayó en Villabeto de la Peña (Palencia) en enero de 2004; y al más grande, de 140 kilos, que rozó la torre de la catedral de Molina de Segura (Murcia) en la Nochebuena de 1855. En otro apartado se exponen fragmentos de los 100 meteoritos más importantes de la colección, como el que formó un impresionante cráter en Arizona (Estados Unidos), el de Allende (México), que tiene inclusiones de calcio y aluminio anteriores a la formación del sistema solar, o la “pallasita” caída en Rusia en 1749.

 
arriba