“Cambia tu percepción. Piensa”, nueva campaña de la FAD
Su objetivo es sensibilizar sobre el cambio que se ha producido en los problemas derivados del consumo de drogas y cómo éstos pueden pasar desapercibidos

Madrid.
“Cambia tu percepción. Piensa” es el eslogan de la nueva campaña de sensibilización social de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), presentada en rueda de

prensa por el director general de esta institución, Ignacio Calderón.
El concepto creativo de la nueva campaña, la trigésimo primera de la FAD desde 1989, se apoya sobre la siguiente afirmación: “Los problemas de drogas hoy en día no tienen el aspecto que imaginas, tal vez por eso no los ves”. Su finalidad es sensibilizar a la sociedad sobre el cambio que se esta produciendo en los problemas derivados del consumo de drogas y como éstos pasan desapercibidos para la sociedad.
Según la FAD, en el imaginario colectivo persiste el estereotipo de que los únicos problemas que puede causar un consumo abusivo de drogas se enmarcan dentro del ámbito sociosanitario o dentro de los problemas de orden público. También persisten determinados clichés estéticos sobre las personas con problemas de drogas que no son necesariamente ciertos en muchos casos. Este es un estereotipo heredado de la década de los 80 y se corresponde con la situación de consumo extensivo de heroína que España atravesó a finales de esos años. Sin embargo, desde entonces, los perfiles de los consumidores, las sustancias y las pautas de consumo han cambiado radicalmente, advierta esta institución. La última investigación de la FAD y Obra Social de Caja Madrid “Jóvenes, valores, drogas” señala que los consumos de drogas en los jóvenes tienen progresivamente a un carácter más transversal y que el perfil de los consumidores cada vez se aproxima más a la media poblacional. Es decir, cuestiones como el hábitat, la clase social o el género tienen cada vez menos influencia en el consumo de drogas.

Nuevo perfil

Las últimas investigaciones de la FAD, demuestran que el perfil del consumidor de hoy se correspondería con una persona joven, completamente integrada, que puede no sufrir a corto plazo consecuencias médicas visibles, pero que está expuesto a sufrir otra serie de problemas íntimamente relacionados con el consumo de drogas como, por ejemplo, fracaso escolar, violencia entre iguales, dificultades de inserción laboral, de socialización o problemas en el ámbito familiar.
Siempre según la FAD, se está produciendo un proceso “invisible” del fenómeno y una desmovilización social frente a él. Si las drogas ocupaban en 1995 el quinto lugar en la escala de preocupaciones de los españoles actualmente han pasado el puesto undécimo, por detrás del paro, la inmigración, el terrorismo, la vivienda, o la inseguridad ciudadana, según el barómetro del CIS.
A pesar de todo, ahora es cuando más drogas ilegales -excepto heroína- se consumen, sobre todo entre jóvenes y adolescentes. Según datos de la última Encuesta Estatal sobre el Uso de Drogas en Enseñanzas Medias (año 2004), en 1994 un 20,9% de los estudiantes españoles de 14 a 18 años afirmaba haber consumido cannabis alguna vez, mientras que en 2004 el porcentaje se eleva al 42,7%. En cuanto al consumo de cocaína, un 2,5% de los estudiantes aseguraba en 1994 haber consumido cocaína en alguna ocasión. En 2004 el porcentaje se situaba en un 9%. Si atendemos al consumo de éxtasis y drogas de síntesis, un 5% de los estudiantes  afirmaba haber consumido estas sustancias en alguna ocasión en el año 2004. En cambio, en 1994 el porcentaje de estudiantes que realizaba esta afirmación era de un 3,6%.
La campaña consta de dos spot de televisión, una cuña de radio y una parte gráfica para su inserción en prensa y publicidad exterior. En los dos spots de televisión se utiliza la imagen de una persona adicta a la heroína como visualización del estereotipo que la sociedad española tiene de los problemas que atraviesa cualquier consumidor abusivo de drogas. Se muestra al protagonista del spot en una situación muy normalizada en la cual su entorno no percibe su estado. Es decir, “no ve” el problema. Por este motivo la locución en off concluye con la frase “Los problemas de drogas hoy en día no tienen el aspecto que imaginas, tal vez por eso no los ves”.
La campaña cuenta también con una cuña de radio en la que, de forma muy clara y directa, se especifica cómo ha cambiado la realidad en los últimos 20 años, pero cómo los estereotipos sobre los problemas derivados de los consumos de drogas siguen siendo los mismos.

 

arriba