El MEC pone en marcha un
curso sobre convivencia escolar

Esta actividad formativa se inicia con
60 docentes
y está previsto que alcance los 18.000 profesores en tres años

En el marco del Plan para la Promoción y Mejora de la Convivencia Escolar, el MEC ha organizado un curso de formación en el que participarán sesenta profesores, seleccionados por las comunidades autónomas, los sindicatos y FERE. Posteriormente, estos expertos formarán a 18.000 compañeros en sus comunidades autónomas.
Mercedes Cabrera inaugura el curso en Madrid. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Este curso forma parte de las actuaciones incluidas en el Plan para la promoción y mejora de la convivencia escolar firmado por los sindicatos docentes en marzo de 2006 y que posteriormente también suscribieron asociaciones de padres y madres y la patronal FERE-CECA. Según señaló Mercedes Cabrera en la inauguración del curso, su finalidad es “brindar recursos a quienes lidian con estas situaciones” y anunció una iniciativa similar que se pondrá en marcha próximamente, dirigida a los padres, porque “para educar a un niño hace falta toda la tribu”.
Una vez concluido este curso, los participantes desarrollarán actividades de formación en su territorio el año siguiente, por lo que medio plazo, los centros podrán disponer de un profesional con formación específica en este campo que, además, sirva de asesor y referencia para el resto de compañeros. El Ministerio de Educación estima que esta formación “en cascada” alcanzará a 18.000 profesores de centros públicos, concertados e institutos, en un plazo de tres años. Para la titular del Departamento, “se trata de un objetivo ambicioso, pero que está a la altura del problema”.

Colaboración institucional

Mientras que el MEC asume la organización del curso, su financiación, la selección de los ponentes y el seguimiento de las actividades no presenciales, las comunidades autónomas se ocuparán de la supervisión del programa de formación posterior.
Asimismo, Mercedes Cabrera reconoció que, en muchas ocasiones, la convivencia en las aulas se quiebra e impide el proceso normal de aprendizaje, llegando incluso a situaciones de violencia o acoso escolar, por lo que es necesaria “una respuesta inmediata y adecuada”. También, subrayó el papel fundamental del profesorado, que “muchas veces carece de medios”.

Programa

El curso consta de cinco sesiones presenciales de tres días cada una, además los participantes deberán realizar un trabajo individual, a través de la red. La sesión inaugural estuvo dedicada al planteamiento general de los problemas de convivencia escolar. “Los cambios sociales y su repercusión en los sistemas educativos” fue el tema de la primera conferencia, que corrió a cargo del profesor José Domínguez.
Durante la segunda jornada, Pedro Uruñuela, subdirector general de la Alta Inspección, abordó “La disrupción en el aula”, así como José Mª Avilés de la Universidad de Valladolid analizaba “El acoso entre iguales” y “Los últimos informes sobre convivencia escolar: Ararteko, Sindic des Greuges” fue el tema elegido por Elena Martín de la Universidad Autónoma de Madrid. En la última sesión, Nélida Zaitegu de Miguel, inspectora de educación del País Vasco, expuso “Pautas para el análisis de la convivencia en los centros”.
A principios de marzo se desarrollará la siguiente sesión presencial, que girará en torno a “El fomento y desarrollo de la convivencia”, y finales de ese mes tendrá lugar otra reunión, donde se plantearán “Las respuestas a los problemas de la convivencia”. Mientras que en mayo se examinarán las actuaciones de los centros y experiencias, en junio se celebrará la última sesión presencial dedicada a “Formación para la convivencia”.

Actuaciones

Con la puesta en marcha de este curso, el MEC pretende contribuir, en colaboración con las comunidades autónomas, a la prevención de conductas violentas y al desarrollo en positivo de los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para potenciar una buena convivencia en los centros. En esta línea, la formación del profesorado constituye uno de los elementos claves para conseguir la mejora del clima escolar y la prevención de la violencia.
Dentro del Plan para la Promoción y Mejora de la Convivencia Escolar, este curso se incorpora a otras actuaciones como los Premios Buenas Prácticas de Convivencia, fallados en diciembre, o la puesta en marcha de un portal específico de información sobre convivencia escolar.
Paralelamente a ello, el MEC prepara actuaciones específicas para padres y madres, en colaboración con las asociaciones CEAPA y CONCAPA, y realiza estudios sobre este fenómeno. Además, próximamente se aprobará el Observatorio de la Convivencia, en el que intervienen la Administración Central, las comunidades autónomas, las patronales educativas, los sindicatos y representantes de padres y de alumnos.

Campaña

Por otra parte, con motivo de la celebración el día 30 de enero del Día Mundial de la Paz y No violencia, la Federación de Enseñanza de CC.OO, emprende una campaña a favor de la convivencia en los centros. Bajo el lema “Ante la violencia escolar, tolerancia cero. Exige un plan de convivencia para tu centro”, esta iniciativa, dirigida al profesorado, representantes e instituciones educativas, agentes sociales, grupos políticos y medios de comunicación, se desarrollará en todas las comunidades autónomas.
Este sindicato pretende lograr un acuerdo social, que aporte soluciones eficaces y medidas efectivas, para responder a los nuevos desafíos del sistema educativo y a cualquier tipo de agresión física y moral hacia los profesionales de la enseñanza. Entre las actuaciones previstas figuran la difusión de un manifiesto, ruedas de prensa, paros testimoniales y actividades con los alumnos y las asociaciones de padres. Paralelamente a ello, CCOO distribuirá un material específico sobre convivencia escolar, que incluye 100.000 carteles, pegatinas y dípticos con propuestas reivindicativas. Además, exige a las administraciones educativas la financiación adecuada para acometer las medidas que atajen la conflictividad escolar.

Informe Cisneros X

En relación con la convivencia en las aulas, acaba de ser publicado el libro “Acoso y violencia escolar en España”, que recoge los resultados del Informe Cisneros X, dados a conocer el pasado mes septiembre pasado. Esos datos indican que la incidencia de este fenómeno es de un 23,3%. La muestra, que representa a 25.000 estudiantes de 1.150 aulas de Primaria, ESO y Bachillerato, constata que las principales acciones de acoso son los motes(13,9%), reírse del alumno cuando se equivoca (8,86%), no hablarle (8,54%), insultarle (8,07%) y atribuirle actuaciones que no ha hecho o dicho (6,94%). A este respecto, Alejandro Tiana, secretario general de Educación, ha precisado que, además de este estudio, existen otros informes, que presentan otras cifras y que la diferencia entre ellos surge de que algunos consideran acoso “todo” y otros sólo los casos más graves. En su opinión, se trata de un problema de “gradación” y señaló que hay que evitar “una guerra de cifras” y no tratar el asunto de forma “partidista”.

 

arriba