El Rey pide a las administraciones y empresas un mayor compromiso con la ciencia
Don Juan Carlos preside la entrega de los Premios Nacionales
de Investigación
correspondientes a 2006
Las administraciones y las empresas deben intensificar su compromiso económico con la ciencia, según ha manifestado el Rey don Juan Carlos durante la entrega de los Premios Nacionales de Investigación 2006. Por su parte, la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, ha afirmado que hay que mejorar la cultura científica de los ciudadanos, y ha anunciado que este año se va a elaborar un Plan Nacional de I+D+i para el período 2008 2011.
Los Reyes y la ministra Mercedes
Cabrera con los ganadores de los
Premios Nacionales de Investigación. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. A.
El Rey don Juan Carlos ha presidido la entrega de los Premios Nacionales de Investigación 2006, concedidos por el Ministerio de Educación y Ciencia para reconocer “el mérito de aquellos investigadores españoles que estén realizando un trabajo desatacado en campos de relevancia internacional”. Y, a la vez, que contribuyan “al avance de la ciencia, al mejor conocimiento del hombre y su convivencia, a la transferencia de tecnología y al progreso de la humanidad”.
Don Juan Carlos ha aprovechado el acto para pedir a las administraciones públicas que mantengan e, incluso, intensifiquen su compromiso económico con la investigación, el desarrollo científico y la innovación, para situar a España, “como se merece”, en “primera línea” a nivel internacional. Y ha añadido que dicho esfuerzo “ha de venir acompañado por una creciente implicación de las empresas” para rentabilizar “el esfuerzo global” de nuestro país en I+D+i, porque su papel es “indiscutible” en la construcción de un futuro “de creciente bienestar para todos los españoles”.

Más recursos

Ha insistido en que “debemos incrementar recursos y programas, elevar la calidad de nuestros centros de investigación, la disponibilidad de infraestructuras de investigación de primer nivel y la presencia española en los centros e instalaciones internacionales de vanguardia”. Y ha afirmado que se debe “agilizar la gestión de recursos y actividades, y lograr que nuestros jóvenes, desde la infancia y a través de la formación inicial, lleguen a apreciar la importancia de la ciencia y a sentirse atraídos por los múltiples objetivos y horizontes que se les abre”.
Estos son, precisamente, los objetivos que el Gobierno se ha fijado con la celebración del Año de la Ciencia en 2007, para “acercar la ciencia a la sociedad y mejorar la cultura científica de los ciudadanos”, según ha afirmado la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera. También ha recordado que durante este ejercicio el CSIC se convertirá en una agencia, y se elaborará el Plan Nacional de I+D+i para el período 2008-2011, que será “un marco más efectivo y coherente con las necesidades del sistema”.

Los galardonados

El Premio Nacional de Investigación “Gregorio Marañón”, en Medicina, ha sido para Joan Rodés Teixidor, “en consideración a sus conocimientos como investigador en el campo de la hepatología, que han modificado sustancialmente la práctica clínica”. Y el Premio “Santiago Ramón y Cajal”, en Biología, ha recaído en Joan Modolell Mainou, un “pionero en el análisis molecular de los genes que controlan el desarrollo del sistema nervioso en distintos organismos”, cuyos descubrimientos figuran ya en los libros de texto y han contribuido “significativamente a crear en España una tradición científica de excelencia en el área de Biología del Desarrollo”.
A la hora de conceder el Premio “Leonardo Torres Quevedo”, en Ingeniería, a Mateo Valero Cortés, el jurado ha apreciado su “liderazgo internacional por sus trabajos en la ingeniería de la arquitectura de los ordenadores, a través de aportaciones fundamentales en el campo de los computadores vectoriales” que han servido de base para el supercomputador SX1, el más rápido del mundo actualmente. Su trabajo ha atraído a España a industrias de primera fila, que han establecido aquí centros de investigación.
Se ha otorgado el Premio “Pascual Madoz”, en Derecho y Ciencias Económicas y Sociales”, a Andreu Más Colell, por “sus contribuciones a la investigación económica en los campos de la teoría de la demanda, del equilibrio general, y de la teoría de juegos cooperativos y no cooperativos, así como de las relaciones entre ellos”. Por  último, el profesor Juan Antonio Pascual ha conseguido el Premio “Ramón Menéndez Pidal”, en Humanidades, por “la solidez de su trabajo basado en la tradición filológica hispánica utilizada con el máximo rigor, unido a una gran capacidad de innovación y a una muy destacada finura intelectual”.

Acordado el mapa de Infraestructuras Científicas y Tecnológicas Singulares

Madrid. El Ministerio de Educación y Ciencia ha presentado el documento que recoge las 24 nuevas Instalaciones Científicas y Tecnológicas Singulares (ICTS), aprobadas por la Conferencia de Presidentes a propuesta de las Comunidades Autónomas. Estas nuevas infraestructuras se suman a las 22 que ya están en funcionamiento, así como a otras cuatro que se encuentran en un “grado importante de desarrollo”.
El mapa de ICTS es un programa del MEC dentro de la iniciativa “INGENIO 2000”, un compromiso que pretende involucrar al Estado, las empresas, las universidades y otros organismos públicos de investigación, para mejorar la competitividad de la Ciencia y la Tecnología y salvar la “brecha” que existe entre España y los países de su entorno. Y todo ello para cumplir el compromiso  de acercar la inversión en I+D+i al 3% del PIB, marcado por la Unión Europea con la estrategia de Lisboa.
Las ITCS son instalaciones “únicas en su género”, por sus características diferenciadas tanto en su diseño y construcción como en su uso y aplicaciones, que requieren una inversión relativamente elevada. Prestan servicios a la comunidad nacional de científicos y tecnólogos, son “herramientas esenciales para el desarrollo de una investigación científica y tecnológica competitiva y de calidad”, y también constituyen “un elemento relevante para el progreso de la ciencia experimental y el desarrollo tecnológico”. Además son un “elemento dinamizador” de la economía, durante su desarrollo y construcción por la implicación que tienen las empresas, y en su fase de explotación por la dinámica económica que crean en sus entornos.

Arranca oficialmente el “Año de la Ciencia” 2007

Madrid. El Consejo de Ministros ha aprobado recientemente un Real Decreto por el que sea declara el año 2007 como “Año de la Ciencia”, y diversas medidas para facilitar y conceder deducciones fiscales a las empresas por actividades de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i). Según ha afirmado en rueda de prensa la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, el objetivo de esta conmemoración es “concienciar a toda la sociedad, pero muy especialmente a los jóvenes, de la importancia de apoyar y participar en los avances de cualquier rama de la ciencia y la tecnología”.
La vicepresidenta también ha recordado que el pasado 11 de enero se cumplieron 100 años de la creación de la Junta de Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, “una institución que fue la gran dinamizadora de la ciencia española durante la primeras décadas del siglo XX”, y es el origen del actual CSIC. Y ha afirmado que “la economía española crece y avanza, pero para que siga haciéndolo es necesario que mejore nuestra competitividad y nuestra productividad, y es esencial dar un impulso a la formación y apoyar a nuestros científicos y a nuestros investigadores”.
El citado decreto contempla la creación de una Comisión para la celebración de Año de la Ciencia, en la que estarán representados los ministerios con competencias en investigación y desarrollo, los organismos públicos de investigación, las comunidades autónomas, los ayuntamientos y las universidades. Estará presidida por la vicepresidenta, y se encargará de organizar congresos, exposiciones y otro tipo de actividades divulgativas, e impulsar un Plan Integral de Comunicación y Divulgación de la Ciencia y la Tecnología en España.