Edición del primer “Atlas Digital
de la España Universitaria”

El estudio, realizado por la Universidad de Cantabria,
sienta las bases para la planificación estratégica
de la enseñanza superior en nuestro país

La Universidad de Cantabria, con la colaboración del Grupo Santander, la CRUE y el Ministerio de Educación y Ciencia, ha elaborado el primer “Atlas Digital de la España universitaria”, un innovador proyecto cuyo objetivo es proporcionar las bases informativas para contribuir a la planificación estratégica de la enseñanza superior en nuestro país.
Mercedes Cabrera, Juan Vázquez, Emilio Botín, Federico Gutiérrez-Solana y Pedro Reques, director del “Atlas Digital de la España universitaria”, durante la presentación del estudio. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
El trabajo fue presentado el pasado día 10 de enero, en la Casa de América de Madrid, en el transcurso de un acto presidido por la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, en el que intervinieron asimismo el presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) y rector de la Universidad de Oviedo, Juan Vázquez; el rector de la Universidad de Cantabria, Federico Gutiérrez-Solana; Emilio Botín, presidente del Santander, y el profesor Pedro Reques Velasco, director del equipo de geógrafos de la Universidad de Cantabria que ha realizado el estudio.
El Atlas Digital de la España universitaria aborda la situación de la educación superior en nuestro país desde una perspectiva geográfica y la relaciona con tres elementos clave: la oferta, la demanda y los recursos, tanto educativos –docentes, personal de administración y servicios, equipamientos e infraestructuras universitarias- como económicos.
Partiendo de la creciente importancia de la dimensión territorial en el ámbito universitario, la investigación ofrece una proyección de futuro de la educación superior que reflejará, entre otros fenómenos, la actual disminución de la demanda universitaria de estudios de grado –consecuencia de la bajas tasas de natalidad de la década de los 80 y primera mitad de los 90-; la competitividad, en lo que se refiere a la oferta, entre instituciones académicas cuyo contexto territorial cada vez será más amplio y desarrollado, y la plena participación en el Espacio Europeo de Educación Superior.
La publicación analiza además otros temas de relevancia, como las relaciones históricas entre universidad, sociedad y territorio; los factores socio-territoriales, que en la actualidad condicionan la demanda universitaria a escala municipal; la movilidad de los estudiantes; y la futura demanda de formación académica en el ámbito de los “distritos” universitarios.

Base de datos de gran interés

Mercedes Cabrera resaltó en su intervención que el resultado de este estudio, disponible en la web www.universia.es , “es de enorme interés, ya que no sólo proporciona una rica y diversa información sobre nuestro sistema universitario sino que ha establecido una magnífica base de datos y, sin duda, abrirá importantes líneas de investigación”, y agregó que “constituye una relevante aportación para todos los que trabajamos en la mejora de la calidad de nuestro sistema universitario, y su consulta proporcionará a los responsables de las universidades, de las Comunidades Autónomas y del Gobierno información muy necesaria a la hora de definir estrategias y adoptar líneas de actuación”.
Por su parte, Juan Vázquez, presidente de la CRUE, afirmó que “plantearse cuestiones como las que se abordan en este estudio es verdaderamente importante, además y seguramente por encima de todo, para contar con diagnósticos certeros desde los que encarar el futuro, para acertar a responder a los estímulos de la demanda y proceder a una cierta racionalización y coordinación de la oferta en un mercado universitario cada vez más abierto y competitivo, y para disponer de referencias adecuadas que permitan adaptarse a nuevas realidades, como la creciente movilidad estudiantil y de todo tipo de recursos, el distrito único universitario o la inserción en el Espacio Europeo de Educación Superior”.
Emilio Botín, en su intervención, significó que “este Atlas será muy útil para todos aquellos universitarios, estudiosos y gestores públicos comprometidos e interesados por el futuro de la Universidad”, y destacó especialmente “el análisis que hacen de la oferta, la demanda y los recursos disponibles, tanto educativos como económico financieros”. A este respecto, Botín, tras recalcar que “he dicho en más de una ocasión que la escasez de financiación no lo es todo”, afirmó que “en mi opinión, se trata también de un tema de redistribución de recursos; por ello, este Atlas es una herramienta importante para hacer un análisis objetivo de lo que tiene y de lo que carece nuestra Universidad y su entorno para afrontar con éxito los retos para los próximos años, y precisamente uno de sus principales retos es el Espacio Europeo de Educación Superior, que va a suponer una mayor competencia entre las universidades y los recursos que están a su disposición, y por tanto requiere que éstas inviertan en búsqueda de la excelencia y calidad en la docencia y en la investigación”.

Desarrollo y ampliación de la iniciativa

El Consejo de Coordinación Universitaria y la Universidad de Cantabria continuarán su colaboración en esta iniciativa impulsando diversos foros de análisis y debate que, partiendo del estudio, permitirán identificar estrategias y actuaciones que contribuyan a una mejor respuesta de las universidades a las demandas de la sociedad.
El proyecto del atlas se enmarca en la línea de cooperación que la Universidad de Cantabria y el Santander mantienen de forma constante y continuada desde 1996. A través de su programa Santander Universidades, el banco participa en distintas iniciativas de la institución académica, como las actividades de la Fundación de la Universidad de Cantabria para el Estudio y la Investigación del Sector Financiero (UCEIF), la Cátedra PYMES, la puesta en marcha de programas de doctorado en cooperación con instituciones educativas iberoamericanas y las investigaciones del Observatorio Tecnológico de la Tarjeta Universitaria Inteligente, entre otras.

 

arriba