Más de la mitad de los españoles cree que el Estado “gasta demasiado poco” en educación
Según los resultados de una encuesta del CIS, un 27% de la población estima como “buena” la calidad de la enseñanza en colegios e institutos
Un 56,7% de la población española cree que el Estado “gasta demasiado poco” en enseñanza, mientras que un 43,8% opina lo mismo respecto a la educación universitaria en concreto. Únicamente el 31,6% de los españoles piensa que el Estado invierte “lo justo” en educación, porcentaje que se reduce al 30,9% en relación con la enseñanza superior, según datos proporcionados recientemente por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).
Si se diera el caso, los españoles, según la encuesta del CIS, preferirían el incremento de la inversión en Sanidad y Pensiones
antes que en Educación. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
Según los resultados del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas del mes de noviembre, dado a conocer recientemente y que incluye preguntas concretas sobre enseñanza superior, un 21,3% de la población española considera que la situación de la educación española, en términos generales, es “buena”, mientras que un 18,6% la califica de “mala” y un 51,9% estima y opina que es “regular”.
Los ciudadanos españoles, según los resultados del barómetro del CIS tras la aplicación de una encuesta a casi 2.500 personas, preferirían que el Gobierno invirtiera más en Sanidad o en Pensiones que en Educación si tuvieran que elegir entre aquellas o ésta.
Una de las preguntas de la encuesta empareja la Educación con otros tantos servicios públicos (Sanidad, Obras Públicas, Justicia y Pensiones). En el primer bloque, emparejada con Sanidad, la Educación obtiene un 35,8% de respuestas favorables, frente al 56,3% de encuestados que optan por que se gastase más en Sanidad.
En el segundo, la Educación es preferida mayoritariamente, concretamente por el 77,1% de los ciudadanos, frente al 18,1% que respaldaría una inversión prioritaria en Obras Públicas.
En el tercero, el 50,6% considera que sería más oportuno invertir más en Educación que en Justicia (43,4% por ciento), y, por último, el 56,2% de la población antepondría el gasto en Pensiones al de Educación, que es apoyada por el 38,2%.
En cuanto a la calidad de la enseñanza, el 27,9% de los encuestados cree que es “buena” en colegios e institutos; un 17,7% la considera “mala” y un 44,3% opina que es “regular”.

Enseñanza universitaria

Respecto a la enseñanza universitaria, un 30,8% de la población, según el barómetro del CIS, manifiesta que es “buena”, únicamente un 8,7% la califica de “mala” y el 33,4% considera que es “regular”. La mayoría de los 2.475 entrevistados es favorable a que la financiación de las universidades públicas sea por criterios de calidad de enseñanza. En este punto concreto, el 29,4% de los encuestados está “bastante de acuerdo” y un 11,5% “muy de acuerdo” con que la administración asigne más financiación a las universidades que demuestren mejor calidad, y menos al resto, mientras que el 18,2% se muestra “poco de acuerdo” y el 16,4% “nada de acuerdo”.
Un 85,1% de los encuestados se pronuncia a favor de garantizar los estudios universitarios a todo quien los solicite (el 52,7% está “muy de acuerdo” con este planteamiento y el 32,4% se muestra “bastante de acuerdo”.
Por otra parte, el 37,1% responde que las universidades privadas ofrecen una enseñanza de mayor calidad que las públicas (30,5%). Sin embargo, la cualificación del profesorado es mayor en las públicas, según el 30,6% de los encuestados, que en las privadas (26,3%).
La mayoría de los encuestados opina que las universidades privadas cuentan con mayor dotación de medios que las públicas (49,1%), imparten enseñanzas más adaptadas al mundo de hoy (34,7%) y títulos más prestigiosos (39,1%).
Preguntados concretamente por las universidades públicas, un 35,9% de los encuestados piensa que su calidad es buena, el 7% dice que es mala y el 34,3% la considera regular.
El 44,5% de los encuestados, cree que la educación mejoraría si las universidades públicas compitiesen entre sí con diferentes tipos de enseñanza y seleccionando a estudiantes y docentes por su rendimiento, mientras que un 23,8% precisa que mejoraría “pero sólo para unos pocos”. La adecuación de los estudios de las universidades públicas a las necesidades actuales es buena según el 19%, mala según el 14,1% y regular en opinión del 33,1%, mientras que el nivel de su profesorado es bueno para el 43,6% de los encuestados, malo para el 4,4% y regular para el 25,8%.
Por otra parte, el 40,3% de los encuestados opina que es bastante difícil acabar una carrera en España, mientras que el 9,8% que es muy difícil, el 20,3% cree que es bastante fácil y sólo el 1,9% asegura que es muy fácil. A la vista de las respuestas, en una escala de 0 a 10, la carrera ideal tendría una formación que fuese ligeramente más práctica que teórica (6,34 puntos), más especializada que general (6,51), principalmente en universidades públicas (2,62) y con un nivel medio de dificultad (4,62).

 

arriba