El Pleno del Congreso
respalda la reforma de la LOU

El MEC presenta
el documento para la elaboración de
los títulos de Grado y Máster

Tras su aprobación por la Cámara Baja, con la inclusión de varias enmiendas, el proyecto pasa ahora al Senado para completar su tramitación

El Congreso de los Diputados ha aprobado el proyecto de modificación parcial de la
Ley Orgánica de Universidades (LOU), incluida una enmienda para que se tengan en cuenta las “condiciones socioeconómicas” en el acceso a las becas y ayudas al estudio, con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, salvo el Partido Popular.
La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, durante su intervención ante el Pleno del Congreso de los Diputados. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
La Cámara Baja respaldó y dio su aprobación al conjunto del dictamen de la Comisión de Educación sobre el proyecto de reforma de la LOU, por 189 votos afirmativos, 132 negativos y una abstención. Tras esta aprobación por el Congreso de los Diputados, el proyecto pasa al Senado para su preceptiva tramitación.
En su intervención ante el Pleno del Congreso, la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, destacó la voluntad de llegar a acuerdos con los distintos grupos políticos, “que se ha plasmado en las enmiendas introducidas para mejorar y enriquecer la Ley, profundizando en los principios que la inspiran”, y afirmó que “este proyecto fortalece la apertura de nuestras universidades hacia la sociedad, mejora la calidad de nuestras universidades, impulsa de un modo más firme la cooperación entre las administraciones, refuerza los derechos de estudiantes y profesores y mejora las condiciones laborales del Personal de administración y servicios”. La ministra añadió que no va a desistir en su empeño de “buscar el mayor consenso posible”.
El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó una decena de enmiendas vivas después del trámite en comisión y cuatro enmiendas transaccionales. Entre éstas últimas, prosperó una propuesta por IU-ICV (con el rechazo del PP) para que el Gobierno determine, entre otros requisitos, “las condiciones socioeconómicas u otros factores precisos para la igualdad en el acceso a las becas y ayudas en todo el territorio nacional”.
En una nota posterior al debate, ERC anunció, según información de agencias, que votaría a favor del dictamen después de obtener un “compromiso firme” de la ministra de Educación respecto al Real Decreto de becas y ayudas al estudio que se publique “en enero”. El Decreto recogerá, según ERC, “parte” de la sentencia 188 del Tribunal Constitucional de 2001, “permitiendo la incorporación de criterios territoriales y socioeconómicos en la adjudicación de becas y ayudas”, condición que este grupo había expresado en el debate para apoyar la reforma.
Antes de conocerse el comunicado de ERC, Cabrera había declarado en el transcurso de una rueda de prensa que “son los individuos los que disfrutan las becas, no territorios concretos”, y, por tanto, “la prioridad es atender las necesidades individuales de cada uno de los ciudadanos que aspiran a ellas”. Ante la pregunta de si cabría la posibilidad de establecer una ratio distinta de condiciones para acceder a becas y ayudas al estudio según cada Comunidad Autónoma, la ministra Mercedes Cabrera afirmó que “es voluntad nuestra tener en cuenta las opiniones de los distintos grupos parlamentarios; la política de becas, que es una competencia del Estado, tiene que ser una política que garantice la igualdad de acceso de todos los estudiantes de cualquier Comunidad”.

Valoraciones

Las minorías entendieron que el proyecto había mejorado con las modificaciones incorporadas, particularmente en aspectos competenciales, pero mantuvieron discrepancias que esperan enmendar en el Senado.
Así, por IU-ICV, Carme García comentó que la reforma debió ser más ambiciosa y echó en falta un modelo de financiación acordado por el Estado y las CC.AA., y reclamó la “revisión” de los criterios de concesión de becas para “tratar de forma diferente lo que es diferente, ya que el coste de la vida no es igual en todos los sitios”.
La portavoz de CIU, Mercé Pigem, valoró que el Ejecutivo haya decidido retirar el recurso de inconstitucionalidad interpuesto cuando gobernaba el PP contra puntos de la Ley de Universidades de Cataluña. “En principio es nuestra intención –precisó Pigem- dar nuestro voto afirmativo, especialmente si se recogen las enmiendas transaccionales presentadas por los otros grupos, poniendo de especial relieve la que alude a las becas”.
Por su parte, el diputado del PNV Aitor Esteban admitió la “importancia” que había tenido en el apoyo de este grupo el “gesto” del Gobierno al anunciar que también va a retirar el recurso de inconstitucionalidad que interpuso en 2004 contra preceptos de la ley vasca universitaria.
El portavoz del PP, Eugenio Nasarre, afirmó que la reforma conduce a una “muerte dulce” de los cuerpos docentes universitarios, ya que, señaló, “ningún cargo o autoridad académica quedará reservado a sus miembros, salvo la figura del rector”.
La diputada socialista Montserrat Palma indicó que la política de becas debe ser “más acorde con la realidad social, institucional y administrativa del país”, y justificó la retirada de los recursos de inconstitucionalidad citados anteriormente porque la modificación de la LOU “abre un nuevo marco de cooperación, coordinación y concertación”.

Mayor autonomía

El proyecto de ley orgánica por la que se modifica la LOU busca dotar a las universidades de mayores márgenes de autonomía en la toma de decisiones, en su administración y en su funcionamiento interno, reforzando al mismo tiempo la evaluación que se realiza de su calidad, así como los mecanismos para rendir cuentas ante la sociedad.
Entre las líneas maestras de la reforma destaca el impulso que se da a la investigación hecha en las universidades y sobre todo a la interrelación  de éstas con el sector productivo en el ámbito de la transferencia de conocimiento.
El proyecto plantea que las universidades fomentarán la cooperación con el sector productivo, promoviendo la movilidad del personal docente e investigador, las excedencias para impulsar empresas innovadoras, así como el desarrollo conjunto de programas y proyectos de investigación y desarrollo tecnológico, creación de centros o la participación en plataformas tecnológicas.
En cuanto al profesorado, la reforma permite un nuevo sistema de acreditación que sustituye a la habilitación. El nuevo sistema valora el currículum individual de los aspirantes, sin competir por un número cerrado de acreditaciones, y que se basa en los principios de igualdad, mérito, capacidad y transparencia. Las Universidades podrán seleccionar, mediante concurso oposición público y transparente, el mejor profesorado posible, el que más se ajuste al perfil de cada universidad.

Estudiantes

En lo referente a los estudiantes, la reforma de la Ley contempla la elaboración de un Estatuto del estudiante universitario, que deberá prever la constitución, funciones, organización y funcionamiento de un Consejo de los estudiantes universitarios como vía para garantizar la necesaria participación de los estudiantes en el sistema universitario.
Además, entre las novedades incorporadas gracias a las enmiendas aprobadas, se incluye que podrán ver reconocida su experiencia laboral a efectos académicos, y que podrán recibir una atención académica que permita compatibilizar sus estudios con la actividad laboral.
Otro de los aspectos novedosos introducidos gracias a las enmiendas transaccionales es que se han explicitado en el texto aspectos relacionados con el Espacio Europeo de Educación Superior, como la estructuración de los estudios universitarios en tres ciclos: Grado, Máster y Doctorado. En este sentido, la Ley también impulsa la creación de programas dirigidos a la renovación metodológica de la enseñanza universitaria, en línea con el denominado Proceso de Bolonia.
Asimismo, se proponen medidas para fomentar la movilidad internacional de los estudiantes, del profesorado y del personal de Administración y Servicios, así como para permitir la movilidad de alumnos y profesores de otros países europeos hacia España. En este sentido, se ha introducido la creación de una fundación del sector público estatal, que potenciará la proyección exterior del sistema universitario, prestando una atención especial al EEES y al Espacio Iberoamericano de Conocimiento.

 

arriba