MEC e Interior suscriben un acuerdo
para mejorar la seguridad en la escuela
Contempla acciones para la prevención de casos de delincuencia juvenil, conflictos y situaciones de acoso escolar grave
La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, han suscrito un acuerdo marco de colaboración para la mejora de la Seguridad, que pretende, entre otros aspectos, mejorar el conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad
Mercedes Cabrera y Alfredo Pérez Rubalcaba suscriben el acuerdo entre sus respectivos departamentos. (Foto: Rafael Martínez)
del Estado por parte de los jóvenes; promover su compromiso con la seguridad pública como base de la libertad ciudadana, y colaborar en la prevención y erradicación de las conductas violentas que puedan producirse en el entorno escolar.

Madrid.
La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, han firmado un acuerdo marco de colaboración entre ambos departamentos para la mejora de la seguridad, en cuyo ámbito de aplicación se promoverán acciones educativas y se elaborarán materiales didácticos para mejorar la seguridad personal y ciudadana desde la Educación. Asimismo, se establecerán mecanismos de comunicación entre la comunidad educativa y los expertos policiales para la prevención de casos de delincuencia juvenil en el entorno escolar, conflictos y situaciones de acoso escolar grave.
Tras la firma del acuerdo, Mercedes Cabrera señaló que “debemos conseguir que la comunidad educativa, estudiantes incluidos, sepan qué son las Fuerzas de Seguridad del Estado y cómo hacer frente a determinadas situaciones que muchas veces forman parte de su vida en los centros escolares”, y explicó que el objetivo fundamental del convenio suscrito es “brindar los recursos necesarios para que la comunidad educativa tenga los argumentos y la capacidad de actuación en situaciones de este tipo”.
Por su parte, Pérez Rubalcaba significó que el citado acuerdo supone proporcionar un marco global a las actuaciones que se venían realizando con Educación y que permite incorporar otros aspectos, entre los que ha destacado la puesta en marcha de un plan específico para apoyar la convivencia y la mejora de la seguridad escolar, y precisó a este respecto que se trata de “un plan para mejorar la convivencia escolar que trata básicamente de colaborar con el Ministerio de Educación, acercar las Fuerzas de Seguridad a los centros escolares, prevenir los brotes de violencia escolar, de hacerlo siempre respetando los planes de convivencia de los centros escolares, bajo la tutela educativa, y de hacerlo con un carácter formativo y evidentemente preventivo”.
Entre los fines del acuerdo destaca el referido al diseño de estrategias comunes para mejorar la seguridad personal y ciudadana en el ámbito escolar, desde el convencimiento de que “la seguridad es la base para la que la ciudadanía ejerza libremente sus derechos”. En este sentido, el convenio busca desarrollar una cultura social preventiva y una colaboración ciudadana activa en materia de seguridad, facilitando que el alumnado se sienta parte protagonista de la misma y mejore su conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
Para ello, según se precisa en el texto del acuerdo, “se promoverán actividades educativas que permitan mejorar el conocimiento que los menores y jóvenes tienen sobre los recursos policiales para la prevención de la delincuencia y la protección de las víctimas”. Asimismo, se fomentarán actuaciones dirigidas a la formación y la información que recibe la ciudadanía en general desde la educación no reglada a fin de concienciar sobre la mejora de la calidad de vida en libertad, mejorando el compromiso con la seguridad pública.

Innovación educativa

El acuerdo suscrito entre los Ministerios de Interior y Educación busca “potenciar la innovación educativa, la investigación y el desarrollo sobre la mejora de la seguridad personal y ciudadana en la escuela, impulsando la elaboración y difusión de materiales didácticos aplicados a la formación y la educación para la mejora de la seguridad, mejorando los procesos de acreditación, reconocimiento y difusión de las escuelas cuyo trabajo pueda resultar ejemplar para otras en esta materia”.
El acuerdo dotará de criterios psicopedagógicos comunes a las actuaciones efectuadas por el Ministerio de Interior en los centros escolares y fomentará la colaboración interministerial en iniciativas o proyectos europeos de mejora de la seguridad.
A partir de la firma de este acuerdo, según se precisa en el mismo, se establecerán encuentros periódicos entre el profesorado y otros agentes sociales, personas o entidades implicadas en la mejora de la seguridad para el intercambio de conocimientos y experiencias y para la evaluación de las actuaciones llevadas a cabo en los centros educativos.
Otro de los fines incluidos en los términos del acuerdo es el de coordinar los esfuerzos de las administraciones implicadas y comprometer a los centros escolares en la incorporación a su proyecto educativo de centro y al currículo escolar de una visión integrada de la seguridad para generar una posición activa y colaboradora de la ciudadanía a lo largo de la etapa educativa obligatoria.

Prevención de conflictos

Por otra parte, el acuerdo recoge el establecimiento de mecanismos estables de comunicación entre la comunidad educativa y los expertos policiales en materia de menores para la prevención de casos de delincuencia juvenil en el entorno escolar, conflictos y situaciones de acoso escolar grave. Para conseguir estos fines se considera necesario llevar a cabo diferentes actuaciones como favorecer las vías de información y de participación de las familias que contribuyan a fomentar actitudes y hábitos de responsabilidad y de respeto a las normas. El convenio de colaboración entre Educación e Interior establece asimismo que se aportará información y actuaciones complementarias que generen en el alumnado destrezas, actitudes, hábitos y valores dirigidos a la prevención, detección y actuación rápida ante los hechos que generan inseguridad, y que se compilarán, analizarán y elaborarán estudios representativos a nivel nacional, con un diagnóstico previo sobre los problemas de seguridad en familias, centros escolares y zonas de ocio que afectan a la infancia y a la juventud: acoso escolar, bandas violentas de jóvenes, acceso a drogas y alcohol, xenofobia y racismo y la relación existente entre fracaso escolar, exclusión social y violencia juvenil.
Finalmente, los términos del acuerdo recogen otras actuaciones en su ámbito de aplicación, entre las que se encuentran la contribución a que los contenidos curriculares de las distintas etapas educativas incluyan los relativos a la educación para la mejora de la seguridad personal y ciudadana; la definición de criterios de calidad que orienten al profesorado en la selección de programas y materiales didácticos en materia de promoción y educación para la seguridad, y el análisis de las necesidades de formación del profesorado en esta materia, dedicando una especial atención a la formación para la mejora de la seguridad destinada a los equipos directivos, habida cuenta de su importante papel como dinamizadores y promotores de iniciativas en los centros educativos.

 

arriba