Expertos debaten sobre
los centros educativos de éxito
Un informe presentado en la XXI Semana Monográfica de la Fundación Santillana constata el desánimo de profesores y alumnos
El reparto de recursos según las necesidades, la autonomía y el apoyo de las administraciones al profesorado son algunas de las claves de los centros de éxito, según expertos internacionales reunidos en Madrid.
Mercedes Cabrera presidió la inauguración de este encuentro. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. R.C.
En el transcurso de la XXI Semana Monográfica de la Educación, que organiza la Fundación Santillana, expertos internacionales debatieron el éxito de los centros educativos, a partir de un documento que recogía datos del Informe PISA 2003. La moral de los estudiantes y los profesores en los centros españoles ocupa los puestos más bajos de la OCDE, es una de las conclusiones del documento realizado por Alvaro Marchesi y Rosario Martínez, catedráticos de la Universidad Complutense de Madrid.
Esta investigación constata el desánimo y la falta de expectativas del los profesores, así como la percepción de los directores sobre la falta de compromiso de los alumnos en el aprendizaje. Por otra parte, los estudiantes creen mayoritariamente que los docentes no les ayudan los suficiente. “En este resultado se encuentra tal vez uno de los principales problemas de la educación española”, según se desprende de este documento, donde se comparan los centros con mejores y peores resultados en el Informe PISA.

Estatuto docente

En el acto de inauguración, Mercedes Cabrera, ministra de Educación y Ciencia, subrayó que la reforma de la formación inicial del profesorado y el futuro Estatuto del docente mejorarán esta situación de desánimo. No obstante, reveló que la percepción media del ambiente escolar en España es similar a otros países de la OCDE. “Tanto alumnos como profesores ven, mayoritariamente, como positivas las relaciones en los colegios e institutos”, afirmó.
Asimismo, el presidente del Grupo Santillana, Emiliano Martínez, señaló la necesidad de colaboración de todos los actores educativos, con el respaldo de la sociedad, para lograr la mejor educación posible. Por su parte, Francisco Piñón, secretario general saliente de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), afirmó que los datos de desánimo y falta de confianza deberían hacer reflexionar a las autoridades sobre la necesidad de tomar medidas para recuperar la confianza.
Según este informe, el clima del aula condiciona los resultados de los alumnos, ya que los mejores van unidos a un ambiente disciplinario correcto. “El clima del centro es un factor diferenciador entre las escuelas con mejores y peores resultados. La mejora de la moral y del comportamiento de alumnos y profesores se constituye, en consecuencia, como uno de los objetivos importantes para la mejora de la calidad”.

Contexto

El contexto sociocultural de las familias de los alumnos y las expectativas de éstos también son un factor importante que marca los resultados. Sólo el 35% de los estudiantes de colegios con peores resultados esperan alcanzar los estudios universitarios, frente al 66,2% de alumnos de los otros centros.
Para Enrique Roca, director del Instituto de Evaluación, la escasa capacidad de decisión de los responsables de los centros españoles refleja que su grado de autonomía es “bajo”, aunque asegura que la Ley Orgánica de Educación (LOE) “abre puertas”, que habrá que explorar en los futuros desarrollos legislativos, por parte del Estado y de las comunidades autónomas, para corregir esta situación.
En el transcurso de este encuentro, los expertos coincidieron en que reducir las diferencias de resultados entre los alumnos y entre los centros, es decir, la equidad del sistema, no sólo es compatible con mejorar la calidad del conjunto educativo, sino que es una buena herramienta para hacerlo. La fórmula de la equidad, “igualando por arriba”, es la que ha usado Finlandia.

Calidad y equidad

Alvaro Marchesi, nuevo secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), indicó que el reto es aumentar la calidad sin perder la equidad. Por su parte, David Hopkins, ex asesor del Gobierno de Tony Blair, señaló que Estados Unidos es uno de los países que registra menos equidad, pero presenta un alto nivel de excelencia en los resultados de los alumnos. Mientras el nivel de excelencia en España es menor, pero la equidad de su sistema es muy alta, por lo que Alejandro Tiana, secretario general de Educación, afirmó que si es posible mejorar sin mermar la igualdad, ese reto es irrenunciable.
Durante la jornada de clausura de este encuentro, Robert Slavin, catedrático de la Universidad John Hopkins, presentó el programa “Éxito para todos”, que han desarrollado escuelas de zonas desfavorecidas norteamericanas y que establece un sistema específico de aprendizaje de la lectura en edades muy tempranas. Para Alvaro Marchesi, los resultados de este proyecto y otros realizados en Miami demuestran que, a pesar de la enorme influencia del contexto sociocultural de los alumnos en sus resultados académicos, la escuela puede influir hasta eliminar estos condicionantes. 

 

arriba