Esta sección está abierta a todos aquellos profesores que realizan trabajos de innovación en el aula, unidades didácticas, proyectos interdisciplinares o que pongan en marcha nuevos métodos de aprendizaje en clase. Los textos, de una extensión máxima de tres folios, deben llegar en disquete a COMUNIDAD ESCOLAR (Alcalá, 34. 6ª planta. 28071 Madrid), o a nuestra dirección de correo electrónico.

Un periódico intercultural para mejorar la convivencia en el aula

Un colegio de Valladolid elabora una publicación en soporte informático en la que confluyen las distintas culturas de procedencia de su alumnado

En esta experiencia se muestra una actividad de aula, desarrollada en el CEIP “Cristóbal Colón” de Valladolid, que tiene como finalidad promover y desarrollar la competencia intercultural del alumnado mediante la elaboración de un periódico a lo largo del curso académico.
Foto: Rafael Martínez

Dada la realidad social de nuestras aulas, cada vez se hace más necesario incluir el desarrollo de la competencia intercultural en nuestro programa curricular. Sólo así, conseguiremos que las distintas culturas que confluyen en nuestros centros convivan y se enriquezcan mutuamente de las peculiaridades de cada persona.
Así, propusimos la elaboración de un Periódico Intercultural en el que tuvieran cabida todos aquellos acontecimientos que fueran ocurriendo a lo largo del curso académico.
Esta actividad ha sido llevada a cabo en un colegio público de Valladolid, el “Cristóbal Colón”, que en estos años está experimentando una incorporación progresiva y de forma intermitente de alumnado extranjeros de muy diversos lugares. En este momento, conviven alumnos de muy variadas nacionalidades: búlgaros, rumanos, marroquíes, ... De todos ellos, especialmente los procedentes de Europa del Este llegan con desconocimiento de la lengua vehicular.
Ante esta realidad, se considera necesario articular acciones educativas que respondan a la diversidad existente en nuestras aulas. Dichas acciones se caracterizan por un marcado carácter intercultural, puesto que estamos ante múltiples culturas que tienen que aprender a convivir en un espacio común que es nuestro colegio, el barrio, la sociedad, ...
Para ello, desde el programa de Educación Compensatoria se intentan desarrollar acciones que respondan a estos intereses y fomenten el conocimiento, enriquecimiento y la aceptación de los otros en el día a día de nuestras aulas.
A modo de ejemplo, a continuación vamos a mostrar una actividad tipo que desarrollamos a lo largo del curso pasado en nuestro centro y que puede ser perfectamente aplicable a cualquier otro ámbito educativo.

Formato informático

Esta experiencia se llevo a cabo a lo largo del curso pasado (2004-05) con los alumnos que reciben apoyo de compensatoria. Dentro de este grupo existen alumnos de muy diversas nacionalidades y otros pertenecientes a minorías socio-culturales (etnia gitana). A pesar de que cada uno de ellos trae consigo una lengua y cultura concreta que lo caracteriza y lo hace individual, hemos de decir que en todos ellos existen razones muy poderosas que los llevan a compartir y convivir con sus compañeros.
La actividad realizada consistió en la elaboración por parte del grupo de un periódico intercultural donde se fueron plasmando distintos momentos que tenían como protagonistas a cada uno de nuestros alumnos. El nombre que el grupo eligió para este documento fue “Un año de convivencia en el Cristóbal”. El formato seleccionado para su elaboración fue informático mediante la utilización de un simple procesador de textos donde se iban incluyendo los distintos escritos y las fotos o dibujos que fueran precisas. Para su realización, se fueron aprovechando pequeños períodos de tiempo de cada una de las sesiones de apoyo que los alumnos tienen establecidas. Los apartados de los que constó este trabajo fueron: Una primera sección denominada “Quienes somos...” (en la que cada uno hacía una breve presentación de sí mismo); una segunda sección denominada “Algunos acontecimientos ocurridos...” (en la que aparecían anécdotas ocurridas a los protagonistas a lo largo del curso. E.g.: participamos en el Concurso Jeromín); una tercera sección denominada “Algunas fotos de nuestra aula” (en la que se incluían fotos que plasmaban la decoración de nuestra clase); una cuarta sección denominada “Vamos a presentar nuestros trabajos” (en la que exponíamos fotos representativas de los distintos murales elaborados a lo largo del curso). Y una última sección denominada “Vamos a divertirnos con estos pasatiempos...” (en la que se incluía una sopa de letras en la que había que buscar el nombre de todos los compañeros y profesores).
Una vez elaborado todo el periódico se entregó un ejemplar a cada alumno al finalizar el curso como forma de reconocimiento por todo el trabajo en equipo realizado.
Así pues, con experiencias como ésta, observamos que la convivencia y el enriquecimiento mutuo entre las distintas culturas es perfectamente posible.

Beatriz Gallego López
Profesora de Educación Compensatoria en el CEIP Cristóbal Colón y el CEIP Miguel de Cervantes de Valladolid

 

arriba