Andalucía, a la vanguardia en evaluación
188.000 alumnos de 5º de Primaria y 3º de ESO realizan pruebas
de diagnóstico
en matemáticas y comprensión lingüística
La Consejería de Educación de Andalucía ha llevado a cabo el pasado octubre pruebas de evaluación en matemáticas y comprensión lingüística a 188.000 escolares de 5º de Primaria y de 3º de ESO de esta CC.AA., una iniciativa pionera en nuestro país. Según los primeros resultados los alumnos de ambos niveles tienen que aumentar sus competencias comunicativas y escritas mientras que
La consejera Cándida Martínez durante la presentación del informe.
comprensión oral debe constituir un “claro elemento de mejora” en Secundaria. En matemáticas, es necesario trabajar más los contenidos matemáticos en situaciones cotidianas, así como la resolución de problemas.

Madrid. D. PEREZ SANZ
Con dichas pruebas la Administración educativa andaluza quiere conocer de primera mano no sólo el rendimiento escolar de sus alumnos sino también la eficacia del sistema educativo. Para la consejera de Educación, Cándida Martínez, “el proyecto de evaluación andaluz parte de una idea básica: que los recursos humanos dependen de la educación”. Según sus palabras, “la cultura de la evaluación debe impregnar todo el sistema, tiene que ser formativa y facilitar la mayor transparencia, y por tanto la rendición de cuentas a la sociedad  sobre como esta funcionando la enseñanza.
Por la población escolar afectada esta es una de las evaluaciones de mayor alcance realizadas en España, ya que ha implicado a 187.182 alumnos de 5º de Primaria y 3º de ESO, además de a otros 10.000 escolares de los mismos niveles que participaron en otra evaluación muestral para contrastar la “objetividad” y el “rigor” de los resultados. Los ejercicios se han desarrollado en todos los centros el mismo día y a la misma ahora; los escolares de 5º de Primaria los realizaron entre el 6 y el 9 de octubre y los de ESO los días 10 y 11. El proceso ha afectado a 2.397 centros de Primaria y a 1.270 centros de Secundaria.

Competencias

“Lo que pretendemos con este programa es ayudar a colegios e institutos a mejorar sus prácticas docentes”, dice Cándida Martínez, quien sostiene que el fin último de la pruebas es disponer información sobre las competencias que tienen los alumnos en dos materias instrumentales básicas, es decir, “que saben hacer con lo que saben”. En comunicación lingüística se buscaba evaluar aspectos como la comprensión de textos orales, escritos o la expresión por escrito. En cuanto a matemáticas se trataba se disponer de datos sobre como los escolares organizan, comprenden e interpretan la información, cuál es su expresión matemática y cómo plantean y resuelven problemas. Más que lo aprendido, lo que se quiere determinar es la aplicación de los conocimientos, por tanto, lo que ha primado en dichas pruebas son más las destrezas, capacidades, actitudes y aptitudes que demuestran los escolares que sus conocimientos o la capacidad para memorizar.
Según Cándida Martínez, “el hecho de que las pruebas se hayan realizado a comienzos de curso, nos va a permitir disponer de información sobre las competencias ya adquiridas por el alumnos en cursos anteriores. Y eso va a servir a los centros de orientación sobre lo que tiene que hacer en este curso y en los posteriores”. Otro aspecto destacado por la consejera andaluza es la utilización del programa informático Séneca, que ha posibilitado que el proceso se haya podido desarrollar con rapidez y eficacia en cuanto a grabación y transmisión de datos.

Elementos para la mejora

Según el informe preliminar de resultados presentado por la Consejería de Educación de Andalucía, los alumnos de Primaria y ESO tienen que aumentar sus competencias comunicativas y escritas mientras que comprensión oral debe constituir un “claro elemento de mejora” en Secundaria. Por lo que respecta a Matemáticas, los resultados indican que es necesario trabajar más los contenidos matemáticos en situaciones cotidianas, así como la resolución de problemas, aprovechando todos los medios tecnológicos apara que el alumno “centre la atención en los procesos de razonamiento”.
Con una puntación de 1 a 6, los datos globales reflejan un “nivel moderado” -entre 3 y 4- en el dominio global de las competencias evaluadas tanto en matemáticas como en comprensión lectora. En general y especialmente en Primaria, el dominio alcanzado en comunicación lingüística es ligeramente superior al de matemáticas. Destaca sobre todo el dato de que el dominio de la comunicación lingüística descienda 1.5 puntos en la ESO, a pesar de que las destrezas en matemáticas aumenten ligeramente en este nivel. Por sexos, la mujeres obtienen mejores resultados en lengua en ambos niveles, pero peores que los varones en matemáticas.
Al analizar las competencias en comunicación lingüística en Primaria los resultados revelan que el alumno desempeña “aceptablemente” habilidades como comprender el sentido global de los textos, comentar textos sencillos o extraer información de los mismos, aunque tiene dificultades con el vocabulario básico o cuando tienen que identificar las partes de un texto escrito. En matemática, al aspectos menos favorables es la “expresión matemática”, lo que parece indicar, según el informe, “ciertas dificultades para la expresión correcta de resultados”, así como que el alumnado “aborda con mayor facilidad la organización de información matemática presentada en distintos formatos que la estrategia de resolución de conflictos”.
En Secundaria, el dato más negativo lo constituye la comprensión oral que, a juicio de los responsable del informe, “debe constituir claramente una dimensión de mejora en la ESO”. En matemáticas los resultados señalan un grado de competencia aceptable, “aunque presenta dificultades para la aplicación de las operaciones aritméticas a la resolución de problemas”. En este sentido, el informe dice que es necesario insistir sobre la comprensión del significado de dichas operaciones y centrar la atención en los procesos de razonamiento.

Elemento formativo

“La evaluación ha pasado a ser un elemento formativo, de análisis, reflexión y compromiso de todos los sectores implicados en la educación, y los primeros los centros”, indica Cándida Mártinez. “Los órganos correspondientes de cada centros ya han podido valorar los resultados obtenidos y así analizar que medidas de mejorar se pueden poner en práctica, medidas que deben incorporarse al plan anual del centro”.
En la elaboración del programa ha participado un amplio grupo de especialistas, entre ellos, psicólogos, pedagogos, profesorado universitario, inspectores e inspectoras de educación, profesorado de Educación Primaria y Educación Secundaria o licenciados en derecho. Desde el punto de vista normativo, las pruebas parten de una orden de la Junta de 28 de junio de 2006, por la que se regula el proceso de Evaluación de Diagnóstico y su procedimiento de aplicación en los centros docentes andaluces sostenidos con fondos públicos, y de la Resolución de 22 de agosto, de la Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa, que desarrolla determinados aspectos de la citada normativa.
El punto de referencia de esta iniciativa es el anteproyecto de Ley de Educación de Andalucía (LEA), que aún debe ser tramitado por el Parlamento andaluz. Dicha norma contempla en su articulado que la “evaluación del sistema educativo andaluz se orienta a la mejora permanente del mismo y persigue el aprendizaje satisfactorio y relevante del alumnado, que contribuya al éxito escolar”.
La realización de este tipo de pruebas de Diagnóstico es una de las principales novedades contempladas en la Ley Orgánica de Educación (LOE), que comenzará su aplicación el próximo curso. La norma prevé que se lleven a cabo en 4º de Primaria (10 años) y en 2º de la ESO (14 años). Su objetivo es medir el rendimiento en competencias básicas como lectura, escritura o cálculo y recabar datos sobre la evolución y funcionamiento global del sistema educativo.

 

arriba